El próximo 2013 Jaguar estrenará el F-Type, un modelo que inaugura de paso una nueva familia dentro de la marca, bautizada por la denominación F. Por dimensiones, se sitúa por debajo del XK con 4,47 metros de largo -32 centímetros menos-. Para su desarrollo, Jaguar no ha recurrido a la base de alguno de sus modelos actuales, sino que lo ha desarrollado sobre un nuevo bastidor realizado en aluminio, extremadamente ligero con apenas 261 kilos de peso. Según la marca, a pesar de esa ligereza, la rigidez es superior en un 10 por ciento a la del XKR-S, la variante más deportiva de la gama XK.

El diseño exterior mantiene los trazos básicos que le identifican como un Jaguar, con una parrilla de amplias proporciones y un largo y afilado capó. Detrás, destaca una línea muy baja que ha sido posible gracias al empleo de un alerón trasero activo que, a velocidades elevadas, se despliega para reducir el efecto ascensional y mantener pegado el F-Type al asfalto. 

Con casi 500 CV de potencia, el F-Type será uno de los cabrios más rápidos del mundo, alcanzando 300 km/h de velocidad máxima

El puesto de conducción está situado algo más cerca del suelo que en el XK, y cuenta con un diseño en el que destaca por encima de todo una brillante calidad de acabados y un máximo cuidado por el detalle. Se pondrá a la venta con tres versiones F-Type, F-Type S y F-Type V8 –todas dotadas de turbocompresor-, las dos primeras con motor 3 litros V6 de 340 y 380 CV respectivamente y, la última, con mecánica V8 de 5 litros de cilindrada y 495 CV de potencia, en todos los casos con caja de cambios automática de 8 velocidades, pero estrenando un nuevo selector del cambio diferente al resto de la gama Jaguar, una pequeña palanca en lugar de un mando giratorio.

El más potente de la gama, el F-Type V8, alcanza los 300 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de cuatro segundos. Todas las versiones llevan de serie sistema de parada y arranque automático, una medida necesaria para homologar ajustados consumos que, en menos potente de la gama, el F-Type de 340 CV, se quedan en 9 l/100 km. Mediante un mando situado en la consola central es posile variar diversos parámetros como la sensibilidad de la respuesta del acelerador, las leyes de actuación de la asistencia de la dirección o la velocidad a la que efectua los cambios de marcha la caja de cambios. Además, las versiones S y V8 S cuentan con un sistema denominado «Adaptive Dynamics» que modifica constantemente la dureza de la suspensión en función del tipo de conducción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba