SE COMBINA CON EL SISTEMA DE APARCAMIENTO INTELIGENTE DE TOYOTA QUE INDICA LA POSICIÓN IDÓNEA PARA REALIZAR LA CARGA

Toyota desarrolla un sistema de carga inalámbrica para vehículos eléctricos

El futuro de la movilidad, sobre todo en grandes ciudades, pasa por la propulsión eléctrica, cuyo principal escollo se encuentra en la propia gestión de la recarga. Toyota, tiene ya muy avanzado un sistema que permitirá recargar las baterías sin conexión física con la red.

Toyota ha sido una de las marcas que más firmemente ha apostado por los sistemas de propulsión eléctrica en sus vehículos, líder sin duda entre los denominados híbridos gracias al Prius en sus diferentes versiones, la última de ellas ya con tecnología Plug-In que permite recargar sus baterías directamente en la red convencional. Un sistema que requiere una infraestructura no precisamente sencilla sobre todo en las grandes ciudades, donde los habituales bloques de viviendas no están preparados para este servicio.

Por ello, y ante el inminente avance de la propulsión eléctrica, sobre todo en áreas urbanas, Toyota busca soluciones que favorezcan el crecimiento de este tipo de modelos, desarrollando un sistema de recarga inalámbrica que permitirá recuperar la carga de las baterías de una forma cómoda y sencilla para el usuario.

Con el sistema ya muy avanzado, la marca iniciará a finales de febrero en Japón las pruebas de verificación del nuevo sistema inalámbrico de carga de baterías para turismos con motor puramente eléctrico o híbridos enchufables. Están previstas pruebas similares en Estados Unidos y Europa más adelante.

El sistema de carga funciona mediante una tecnología de resonancia magnética que transmite electricidad a través de la resonancia magnética resultante de los cambios de intensidad del campo magnético entre una bobina sobre el suelo del aparcamiento, que transmite, y otra en el vehículo, que recibe. El sistema está preparado para reducir los descensos de la eficiencia que puede provocar una mala alineación entre el vehículo y la superficie de carga o las diferencias de altura entre la bobina transmisora y la bobina receptora.

Creado pensando en una futura comercialización, el sistema de carga está diseñado para reducir al mínimo las interferencias magnéticas de equipos cercanos y la bobina transmisora montada en el suelo tiene un estructura lo bastante resistente como para soportar el peso de un vehículo al pasarle por encima en las maniobras para estacionar. Está diseñada para aparcar tanto en batería como en línea y permitirá recargar las baterías en aproximadamente 90 minutos.

Para que el conductor pueda estacionar en una posición de carga óptima, Toyota ha desarrollado una nueva función de asistencia al aparcamiento que indica la posición de la bobina transmisora en la plaza de aparcamiento. La nueva función se combina con el Sistema Inteligente de Aparcamiento de la marca. Las pruebas de verificación se realizarán con tres vehículos híbridos enchufables utilizados en domicilios y, en principio, está previsto que duren un año. Las pruebas permitirán evaluar la satisfacción de los usuarios, la facilidad de uso del sistema, la frecuencia con que se producen errores de alineación y la frecuencia de carga y el uso de la carga con temporizador. Los resultados de las pruebas se utilizarán para seguir desarrollando la tecnología, con vistas a un futuro lanzamiento al mercado. Toyota cree que la comercialización ayudará a promover el uso de híbridos enchufables y vehículos eléctricos, además de a fomentar una movilidad más inteligente, más fácil de utilizar y más respetuosa con el medioambiente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba