Sociedad

El Gobierno evita el copago sanitario subiendo el pago por medicamentos de pensionistas y trabajadores

Los jubilados pagarán entre 8 y 18 euros al mes mientras que los trabajadores de rentas altas podrían pagar unos 60 euros. "Los que más renta tienen pagarán más", ha confirmado la ministra de Sanidad Ana Mato, que ha anunciado el fin del turismo sanitario y asegura que ahorrará 1.000 M. al año.

La ministra de Sanidad Ana Mato junto a consejeros de Sanidad autonómicos
La ministra de Sanidad Ana Mato junto a consejeros de Sanidad autonómicos EFE

El miedo a que alguien considerara que la sanidad pública dejaría de ser gratuíta ha sobrevolado toda la comparecencia de la ministra de Sanidad, Ana Mato, junto a varios consejeros autonómicos (la mayoría de su partido) en el Ministerio de Sanidad. Pese al intento de negar que se hable de copago sanitario, lo cierto es que se apuesta por endurecer el pago por medicamentos, por el que los jubilados pagarán entre 8 y 18 euros al mes por los medicamentos que reciban. Los 8 euros serán para los pensionistas con rentas de hasta 18.000 euros. Las pensiones no contributivas, rentas de reinserción y parados no pagarán nada.

Respecto a los empleados, los ciudadanos activos con una renta inferior a 18.000 euros seguirán pagando el 40 % del medicamento, como hasta ahora, mientras que los que tengan un sueldo superior a esa cantidad abonarán el 50% de los fármacos, un porcentaje que se eleva al 60% para aquellos con rentas superiores a los 100.000 euros anuales.

También ha incidido Mato en el derroche de medicamentos que hay ahora. "En el punto Sigre se han tirado 1.700 millones de euros en medicamentos que no hemos llegado a utilizar", ha asegurado la ministra. "No estamos más enfermos que en otros países y sin embargo tenemos un gasto farmacéutico absolutamente disparado".

"Hemos acabado con los abusos por parte de extranjeros que vienen a nuestro país a usar la sanidad española"

Mato también se ha referido al turismo sanitario: "hemos acabado con el turismo sanitario y con los abusos por parte de extranjeros que vienen a nuestro país a usar la asistencia sanitaria española". La ministra ha asegurado que hay evidencias de que se usa mal la asistencia sanitaria "y en base a eso lo primero que vamos a hacer es incorporar al derecho español un artículo de una directiva que prohíbe de forma explícita desplazarse para asistencia sanitaria. Hasta el punto de que hay europeos que tienen más derechos que los propios españoles, que vienen aquí, se empadronan, vuelven a su país de origen y allí si se asisten y lo pagamos los españoles". El ahorro que se prevé es de 1.000 millones de euros al año.

Compras conjuntas

Se implantará una central de compras "para todo", que se busca que ahorre 1.500 millones de euros "para muchas más cosas que medicamentos". Mato ha asegurado que se ahorrará en "tecnología, servicios nuevos y todo tipo de prestaciones de servicios".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba