Sociedad

Uno de los exresponsables del Madrid Arena reconoce que el dispositivo de seguridad era menor a otros eventos

Rafael Pastor Martín, exencargado de seguridad de Madrid Espacios y Congresos, asegura que la supervisión de la fiesta de Halloween era de otros dos jefes de su empresa. El juez que investiga el caso se queja de la falta de medios.

Abdón Núñez, abogado de la familia de Belén Langdon, una de las víctimas del caso Madrid Arena.
Abdón Núñez, abogado de la familia de Belén Langdon, una de las víctimas del caso Madrid Arena. EFE

Rafael Pastor Martín, el exresponsable de seguridad de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), ha declarado este martes ante el juez que la supervisión de la fiesta del Madrid Arena era competencia de otros dos jefes de su empresa y que el despliegue policial era "diferente" y "menor" que en otras ocasiones, informa Efe. Pastor ha declarado como imputado durante cinco horas ante el juez Eduardo López Palop, encargado de investigar la avalancha ocurrida en el Madrid Arena la noche de Halloween que causó la muerte a cinco jóvenes.

López Palop se ha quejado de la falta de medios y ha dicho que no puede trabajar así, ya que ha tenido que aplazar doce citaciones de otros procedimientos que tiene abiertos. Los periodistas que esperaban la finalización de la declaración de uno de los imputados por el caso han tenido ocasión de escuchar esa queja en boca del magistrado. Ante los letrados Abdon Núñez y Gerardo Viada, el juez ha dicho en los pasillos de los Juzgados: "¿Usted cree que se puede trabajar así? He tenido que aplazar doce citaciones y en un caso con cinco muertos, no tengo secretario".

Rafael Martín, que ha quedado en libertad con la obligación de comparecer dos días al mes ante el juzgado, ha explicado que la noche de la tragedia él no era el responsable ya que solo ejerce este cometido cuando el recinto está vacío, según han informado los abogados de la acusación particular y de la acusación popular. Ha asegurado que el encargado de la seguridad esa noche era el responsable de operaciones de Madridec, José Ruiz Ayuso, quién, según Pastor, "reportaba al señor Del Amo", en referencia al excoordinador de proyectos de la misma empresa municipal, Francisco del Amo.

Declaración "absurda"

"Yo no me puedo creer que un director de seguridad no sepa nada de seguridad", le ha recriminado el magistrado a Pastor, según han precisado los abogados de la acusación particular Abdón Nuñez, Felipe Moreno y María José Siñeriz, que han coincidido en calificar la declaración como poco creíble y "absurda", al "tratar de eludir todas las responsabilidades". Pastor ha relatado que él estuvo en los alrededores del recinto desde las once de la noche hasta las tres de la madrugada y poco antes de irse entró y vio la pista "llena" pero "nada llamó su atención".

Ha destacado también que esa noche el dispositivo desplegado para la fiesta fue "diferente" y "menor" que en otras ocasiones, con un único coche de la Policía Municipal en un aparcamiento en el que había 210 vehículos, aunque no ha sabido precisar por qué. "Para él, es la primera vez que la Policía Municipal no estaba donde tenía que estar y echó mucho de menos la fuerza pública", ha explicado el letrado Abdón Nuñez, que representa a la familia de Belén Langdon, una de las cinco jóvenes fallecidas. Pastor ha reconocido que él sí era "el responsable del aparcamiento" del Madrid Arena y de recaudar los diez euros que pagaba cada usuario, que iban "a la caja financiera de Madridec".

Responsabilidad de Seguriber

Los encargados de cobrar esa entrada en el párking eran dos auxiliares de Seguriber, según la versión de Pastor, que ha sostenido que la responsable de que se celebrase un gran botellón en ese punto era la cita empresa de seguridad. Al ser preguntado sobre quién abrió la puerta de emergencia por la que entraron cientos de jóvenes a la pista del Madrid Arena, el exresponsable de seguridad de Madridec ha sostenido que no lo sabe, pero ha precisado que el mando de ese portón lo tenía Seguriber. Durante su declaración, el exresponsable de seguridad de Madridec ha asegurado que en 2010 envió un informe al director general de la empresa municipal, Jorge Rodrigo, "diciendo que Madrid Arena no reunía la condiciones de seguridad para celebrar eventos".

Los letrados han explicado que la declaración del imputado se ha alargado durante cinco horas porque los medios en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid son "un desastre" y su funcionamiento es "un auténtico caos". Han relatado que hoy no había secretario judicial, por lo que finalmente se han turnado tres, y además aún no se sabe cuándo llegará el juez de refuerzo para descargar de trabajo a Eduardo López Palop.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba