LA CARGA VIRAL BAJA, PERO LA AUXILIAR CONTINÚA MUY GRAVE

La afectada de ébola sigue "estable", pero los médicos temen una complicación pulmonar

El comité para el seguimiento del virus hace ahora un llamamiento a la calma: "Este brote es perfectamente posible de controlar porque tenemos los medios adecuados". El resto de personas ingresadas por haber entrado en contacto con la auxiliar siguen sin presentar ningún síntoma.

La auxiliar de enfermería Teresa Romero, contagiada por el virus del ébola, se mantiene muy grave "como en los últimos días" y sin "ninguna noticia especial que resaltar". Las otras 15 personas ingresadas en observación permanecen asintomáticas. Romero, según han informado el miembro del comité especial creado por el Gobierno Luis Enjuanes, está generando anticuerpos y su carga viral disminuye, algo que ha achacado “muchísimo” a que se trata de una paciente joven, porque la fuerza del sistema inmune está muy relacionada con la edad, según informa Efe.

Enjuanes ha informado además de que se le ha recuperado “mucho” la función del hígado y "no ha perdido las facultades mentales en ningún momento". El experto ha comentado además que hay que mantener las reservas porque estos pacientes tienen una falta de función de los pulmones que es muy importante en su recuperación y puede traer una complicación grave en cualquier momento. 

Aunque los médicos que atienden a Teresa Romero mantienen sus esperanzas en una evolución positiva de la enferma, “sus caras no son las mismas que en los días anteriores”, según fuentes sanitarias consultadas por Vozpópuli. Los doctores estaban preocupados en la jornada del lunes por el pulmón, lo que hace pensar que “ya no está tan bien” como durante el fin de semana. Los especialistas temen una complicación vía pulmonar.

La preocupación del equipo se debe a que se trata de una paciente baja en defensas

La preocupación del equipo se debe a que se trata de una paciente baja en defensas, por lo que una infección respiratoria puede provocar importantes daños, aunque se trate de un virus conocido, según señalan a este medio personas que tienen práctica clínica en infecciones. Otra posibilidad es que los pulmones estén manifestando el bajón que sufrió la paciente el jueves de la pasada semana, según las mismas fuentes. La falta de experiencia en el tratamiento de la enfermedad en Europa les impide tener claro cuál es la evolución clínica. En todo caso, parece que la evolución positiva ha tenido algo de freno debido a la falta de control del pulmón.

Una amiga de la auxiliar del Carlos III confirmó tras visitar a Teresa Romero que la enfermedad preocupa a los médicos, pero realmente a lo que tienen miedo en la actualidad es a un edema pulmonar.  Tiene "ganas de salir adelante" y "ganas de luchar" para recuperar la salud, dijo sobre la mujer contagiada.

Un brote "perfectamente posible de controlar"

El estado de la paciente lo ha dado a conocer en rueda de prensa el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Rodríguez Artalejo, también miembro del comité científico sobre el seguimiento de la enfermedad por el virus del ébola, que ha comparecido en la Moncloa para informar sobre la evolución de la auxiliar de enfermería. Rodríguez Artalejo ha señalado igualmente que "no hay nadie en España capaz de transmitir la enfermedad salvo dicha paciente" y que pese a que se trata de una enfermedad muy grave, "este brote es perfectamente posible de controlar porque tenemos los medios adecuados para controlarlo gracias a un protocolo consensuado con la Organización Mundial de la Salud". 

Preguntado por la fecha en que se podría considerar a Romero como completamente curada, el portavoz ha manifestado que "habrá que esperar hasta el 27 de octubre, cuando ninguno de los contactos de Teresa desarrolle la enfermedad". 

Asimismo, ha matizado que "estaremos seguros de que el brote concluya cuando ninguno de los trabajadores sanitarios lo desarrolle, es decir, 20 días después del ingreso hospitalario".

Nuevo plan de formación contra el ébola

El catedrático ha comunicado además que, a través de la Escuela Nacional de Sanidad –integrada en el Instituto de Salud Carlos III–, va a desarrollar un amplio programa de formación para aquellos profesionales, principalmente del ámbito de sanitario, que puedan estar en contacto con el virus del ébola o estén "implicados en la lucha contra este problema de salud".

Rodríguez Artalejo ha especificado que dicho programa irá destinado todas aquellas personas que "voluntarios o no" que estén o puedan verse implicados en el abordaje del virus del ébola, tanto médicos, enfermeros, auxiliares o personal de vigilancia, así como para otros no sanitarios que "tengan algo que aportar", como policías o bomberos.

Dicho programa, según ha matizado el experto, no supondría asumir que la formación ofrecida hasta ahora haya sido insuficiente, sino que obedece a “la preparación de la respuesta a un problema que ya no solo es potencial, sino que ya ha llegado a otros países".

Sin embargo, no se ha precisado si en dicho programa participarán también las 50 personas que actualmente están dedicadas al cuidado de la paciente con ébola en el Hospital Carlos III, a quienes ha agradecido su "trabajo intenso" y "enorme esfuerzo de solidaridad", ya que todos están atendiendo a Romero "de forma voluntaria".

Rodríguez Artalejo ha garantizado además que en España hay actualmente un centro de referencia en cada comunidad autónoma para atender "de forma solvente" pacientes sospechosos pero, en caso de que se confirmara la presencia del virus, no está decidido si se seguiría atendiendo en dicho centro o se trasladarían al Hospital Carlos III.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba