Nacional

"Ponednos a alguien del partido en la BBK o en un tema de cultura"

El diputado general Xabier Agirre denuncia cómo Ezker Batua busca colocar a sus afiliados en cargos públicos a cambio de apoyo para la Diputación de Álava.

La portavoz de Ezker Batua en las Juntas Generales de Álava, Nerea Gálvez
La portavoz de Ezker Batua en las Juntas Generales de Álava, Nerea Gálvez

Los políticos han utilizado y siguen usando los fondos públicos para asegurar empleos bien remunerados a los afiliados a su partido. Xabier Agirre, diputado general del Partido Nacionalista Vasco denuncia las condiciones que exigía Ezker Batua (la marca de Izquierda Unida en el País Vasco) para pactar el control de la Diputación de Álava. Aguirre denuncia que "se nos ha exigido colocar a 39 afiliados de Ezker Batua, de manera cualificada, diciéndonos dónde y disfrazándolo de procesos de selección". Serían 12 afiliados el primer año y otros 9 por año los tres siguientes, hasta llegar a un total de "39 afiliados". Es tan sólo una parte del airado discurso de Agirre en respuesta a Nerea Gálvez, candidata de EB.

El diputado general del PNV denuncia los modos del partido dirigido por Javier Madrazo

En la alocución de Agirre, que se produjo en julio de 2011 y puede verse en YouTube, se denunciaba que EB rechazó el pacto con el PNV disfrazándolo de "diferencias programáticas". "¿Le parecen diferencias programáticas que no hayamos accedido a colocar a sus afiliados? ¿Es discrepancia programática que nos pidan que coloquemos a Julia Madrazo, a Serafín Llamas y a Jon Sustatxa y además diciéndonos dónde?". Asegura Agirre que se les pidió colocar a alguien en la BBK o "en la Fundación Elkargintza y alguna institución cultural como el Teatro Arriaga o el Palacio Euskalduna". También se les preguntó para meter a un político en el consejo de administración de la Caja Vital, entidad financiera de Álava.

Según explicó Xabier Agirre, para el caso de que llegara a gobernar, Ezker Batua demandó además que se contratara a tres asesores de la coalición de izquierdas y que pudieran disponer de 300.000 euros del presupuesto foral de 2012 para subvenciones. El PNV desveló, por último, que les habían solicitado que se les facilitase un crédito de 600.000 euros, a cargo de la BBK o de Caja Vital, pese a que Ezker Batua no tenía garantías para su concesión.

El diputado general denuncia los modos del partido dirigido por Javier Madrazo: "y encima plantean y defienden la izquierda, que sólo les falta cantar la internacional con el puño en alto". Resulta curiosa esta crítica viniendo de un político del PNV, partido que durante varias décadas en el poder ha colocado a cientos de militantes en todo tipo de instituciones de Euskadi.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba