YAK-42 El estallido del ‘caso Trillo’ dispara las sospechas entre Soraya y Cospedal

Tormenta de rumores, sospechas y dudas tras el estallido del ‘caso Trillo’. Cospedal recela de maniobras que pretenden desestabilizarla de cara al Congreso del PP. En Génova se mira a Moncloa y se apunta hacia Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría GTRES

El estallido del caso del Yak-42 ha desatado una guerra de sospechas y veladas acusaciones en el seno del PP a pocas semanas de la celebración de su Congreso Nacional. La inesperada aparición del informe del Consejo de Estado, en plenas vacaciones de Navidad, tres meses después de que hubiera llegado al ministerio de Defensa, ha desatado todo tipo de interrogaciones aún por responder. ¿Quién encargó el informe? ¿Quién conocía su contenido? ¿A quién se lo pasó el entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés? ¿Por qué no se dio a conocer en su momento y aparece ahora?

Las dudas circulan a velocidad de vértigo en algunos pasillos de Génova donde se sospecha que alguien está interesado en alterar las pretensiones de la actual secretaria general, María Dolores de Cospedal, de mantenerse en el cargo y compaginarlo con sus responsabilidades al frente de la cartera de Defensa. En círculos muy próximos a la ministra se mira directamente hacia Moncloa y se habla de Soraya Sáenz de Santamaría, rival directa de Cospedal en la futura sucesión de Rajoy, de acuerdo con las versiones y teorías internas. Rumorología de teléfono y pasillo, sin pruebas ni conclusiones.

La reacción de Cospedal, dado lo peligroso de los acontecimientos, ha sido firme y vertiginosa. Primera providencia: informar que el Gobierno prepara el cese de Federico Trillo como embajador en Londres en una próxima ronda de relevos diplomáticos. Sin Trillo en su cargo, la ministra de Defensa puede defenderse con más soltura en sus próximas apariciones públicas. También ha fijado una cita con los familiares de las víctimas, de siempre ignoradas por los gobiernos del PP, y ha anunciado de comparecencia en las Cortes, pese a que enero no es mes de actividad parlamentaria puesto que los diputados están en vacaciones.

Puñaladas y traiciones

En el entorno de Cospedal se sospecha que la extraña forma en la que ha estallado de nuevo el ‘caso Trillo’, trece años después de la tragedia y tras haberse sustanciado y archivado judicialmente los hechos, como recordaba Mariano Rajoy, da lugar a todo tipo de suspicacias. “Si maneja bien la situación, lo que se pretendía puñalada puede convertirse en un punto a favor”, comentaba un alto cargo de Defensa.

Cospedal es consciente de que empiezan a moverse sinuosamente algunas piezas de cara al próximo Congreso del PP. Importantes dirigentes de la formación pretenden que deje libre la dirección el partido y pase a ocuparse tan sólo de su puesto en el Consejo de Ministros.

“La pugna previa la celebración del Congreso va a ser muy dura y tiene pinta de que ya ha empezado”

La teoría de la intriga navideña, con Trillo como excusa, ha cundido con celeridad y sin prevenciones en numerosos despachos relevantes de la sede nacional de los 'populares'. “Esto no va por Trillo, esto apunta a que quieren la futura dirección del PP”, comentaba un dirigente de la formación, experto en conspiraciones.

Rajoy sigue sus vacaciones en Galicia, de donde regresará el día de Reyes para asistir a la Pascua Militar. En su equipo subrayan su malestar con que este asunto de Trillo haya estallado justo el día en que se conocían unos datos espectaculares sobre la creación de empleo en España, asunto muy desplazado de las primeras noticias de la jornada. “La pugna previa la celebración del Congreso va a ser muy dura y tiene pinta de que ya ha empezado”, señalaba esta fuente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba