Nacional

La creación de banco malo en España incrementará la deuda en 104.000 millones de euros.

“El banco malo, que se instrumentaría a través del FROB, necesitaría 74.000 millones para comprar activos tóxicos y otros 30.000 millones adicionales que deberá proveer para recapitalizar a parte del sistema bancario”, según publicó Morgan Stanley en un informe reciente. Esta entidad analiza las implicaciones de crear un banco malo para acelerar la reestructuración del sistema bancario español según las ideas avanzadas por fuentes próximas al PP. Resumiendo, el coste de este saneamiento alcanzaría los 104.000 millones de euros que se financiarían con deuda emitida por el Tesoro español.

De acuerdo con Banco de España los activos problemáticos del sistema financiero español ascienden a 176.000 millones de Euros. Morgan Stanley, aceptando los supuestos del rescate bancario irlandés, es decir, un descuento en la compra de los activos en el rango 42%-64%, “asume que el banco malo pagaría entre 63.000 y 102.000 millones de euros por los activos problemáticos“.

El FROB necesitaría 104.000 millones de euros que se financiaría con deuda pública

En el supuesto central que el descuento final se situé en promedio en el 58%, como Irlanda, “pagaría 74.000 millones de euros. Como ya han provisionado 45.000 millones de euros, sin contar las genéricas, el capital que debería proveer el FROB a las entidades que no pudieran acceder a los mercados de capitales sería de 28.450 millones de euros”.

En total el FROB necesitaría alrededor de 104.000 millones de euros que se obtendría “mediante la emisión de deuda pública que comprarían los propios bancos y el fondo de estabilidad europeo”. Incrementaría el volumen de la deuda pública española alrededor de un 10% sobre el PIB.

El banco malo también compraría activos tóxicos de los bancos sistémicos

En los cálculos realizados por Morgan Stanley se considera que el banco malo también compraría activos tóxicos de los bancos sistémicos (Santander, BBVA, CaixaBank, Popular), los cuales, sin embargo, no tendrían problemas de recapitalizarse en el mercado de capitales.

Bajo los supuestos de descuento en la compra de activos considerados, “estos bancos registrarían pérdidas netas entre 10.000 y 20.000 millones de Euros, y se produciría una importante dilución de capital en los mismos.”

A diferencia de otras propuestas, como las de Aristóbulo de Juan, aquí todo el coste del rescate recae sobre los contribuyentes o ciudadanos. Además se asume que gran parte de la emisión de deuda para financiar al FROB la compraría el sistema financiero, y, por lo tanto, se cerraría aún más el grifo del crédito para empresas y familias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba