Nacional

Quien tiene boca se equivoca: Del 'imbécil' de Sarkozy a las "bromas" de Berlusconi o el acento tejano de Aznar

Nicolás Sarkozy, Silvio Berlusconi, Hugo Chávez, y políticos españoles como el expresidente José María Aznar han perdido los papeles y el sentido del ridículo en más de una ocasión. Vozpópuli presenta una recopilación de sus "mejores momentos".

El "¿Por qué no te callas?" del Rey Juan Carlos a Hugo Chávez se hizo popular y se convirtió en una de las melodías para móvil más descargadas
El "¿Por qué no te callas?" del Rey Juan Carlos a Hugo Chávez se hizo popular y se convirtió en una de las melodías para móvil más descargadas Gtres

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, ha sido el último político en protagonizar un exceso verbal tras llamar "imbécil" a un periodista galo durante un acto público en Chalons-sur-Marne, en el este de París, por preguntarle sobre los enfrentamientos entre los trabajadores de Arcelor Mittal y la policia. Finalmente el mandatario francés intentó suavizar la situación poniendo su mano sobre el hombro de su interlocutor y diciéndolé al aludido que "es realmente simpático. Es joven". Pero no es la primera salida de tono del mandatario europeo, quien en 2007 llamó "escoria" a los jóvenes que viven en los suburbios capitalinos. O fue grabado un año después por las cámaras diciéndole a un agricultor: "piérdase, idiota". Tampoco es inédito que los periodistas hayan tenido que padecer sus formas: Hace cinco años durante una entrevista para el programa '60 minutos' del canal estadounidense CBS, cuando la entrevistadora Leslie Stahl le preguntó acerca de los rumores de separación con su exmujer Cecilia, el presidente francés afirmó que no haría comentarios y minutos después se levantaba dejando plantado a los periodistas.

Sin embargo, el político europeo que más ha sobresalido en esta faceta ha sido el exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, quien dimitió el pasado 16 de noviembre de 2011. 'Il Cavaliere', aficionado a intervenir en directo en algún programa de televisión, calificó a la dirección del programa L´Infidele ("El Infiel") del canal privado La 7 como de "despreciable, infame, repugnante" mientras criticaba las tesis "falsas y distorsionadas" que se estaba dando sobre el caso Ruby (nombre por el que era conocida la menor marroquí que asistía a las fiestas eróticas del premier). El presentador, Gad Lerner, le invitó a "moderar" sus palabras e ir a los jueces. Berlusconi tampocó ahorro comentarios de dudoso gusto hacia alguno de sus colegas europeos como el expresidente español Zapatero, la expresidenta finesa Tarja Halonen o el exprimer ministro danés y secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen: Del primero dijo, en 2008, que había "formado un gobierno demasiado rosa" y auguraba que tendría "dificultad en gobernar a tantas ministras". De Tarja Halonen, en junio de 2005, tras agradecerle su apoyo a que Italia acoja la sede de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria se jactó de haberlo conseguido tras utilizar "todas mis tácticas de playboy". E igualmente, durante su primer encuentro con el actual secretario general de la OTAN, Rasmussen, le calificó como "el primer ministro más guapo en Europa". A Merkel la ha premiado con un sonoro desplante y, en conversaciones privadas interceptadas por la Fiscalía de Nápoles, la ha calificado de "culona mantecosa infollable".

"A la mierda"

En España los políticos también pierden los papeles: El exdiputado José Antonio Labordeta, que representaba a la Chunta Aragonesista, mandó "a la mierda" en 2003 a los diputados del Partido Popular que le interrumpían durante una sesión de control al entonces vicepresidente primero y ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos. Los expresidentes del Congreso de los Diputados, Federico Trillo y José Bono, dejaron alguna 'perla' verbal durante su mandato. Desde el famoso "manda huevos" del ahora embajador de España en Reino Unido o cuando al dirigente socialista un micrófono abierto le traicionaba confesando que estaba "hasta los huevos" y "transtornado". El expresidente Aznar ha sido también prolífico: Por ejemplo, cuando criticó unas nuevas normas de la Dirección General de Tráfico (DGT) durante la primera legislatura de Zapatero (2004-2008) afirmando aquello de "quién te ha dicho a ti las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber, déjame que las beba tranquilamente mientras no ponga en riesgo a nadie". O cuando tras una reunión con el exmandatario estadounidense George W.Bush. entonó en "tejano" el mítico "estamos trabajando en ello". 

En lado socialista tampoco faltan los exabruptos:  la exministra de Cultura, Ángeles Sinde, cuando le preguntaron una vez si pensaba dimitir con motivo de la polémica desatada por la conocida como "Ley Sinde". La exministra le contestó al infomador: "No, no he pensado en dimitir. ¿Y usted?" y el aludido añadió que tendría que ser despedido a lo que la ministra de Zapatero replicó que "trabajo para un presidente del Gobierno que tiene esa posibilidad de cesar y nombrar ministros cuando lo considere adecuado". 

El "azufre" de Chávez

El presidente venezolano, Hugo Chavez, también ha dado muestras de su locuacidad cuando en la cumbre iberoamericana de 2007, en Santiago de Chile, tachó a  José María Aznar de "fascista" en medio de una fuerte discusión con Rodríguez Zapatero y le Rey Juan Carlos le espetó la celebre frase de "¿Por qué no te callas?". El año anterior, el mandatario venezolano, aprovechó su intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para llamar "diablo" a George. W.Bush y hablar de que todavía olía a "azufre" en la tribuna. Si Bush era satán, al actual inquilino de la Casa Blanca le mandó una vez a freir espárragos ("¡Váyase a lavar ese Paltó!") por las críticas estadounidenses al respeto de los derechos humanos en Venezuela.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba