Nacional

Banca Cívica reformula sus cuentas de 2011 para sanear su ladrillo

Banca Cívica, la entidad liderada por Caja Navarra y Cajasol, anticipará una parte de su saneamiento inmobiliario que le exige el nuevo decreto de reforma financiera en la cuenta de resultados del pasado ejercicio, cifra que aún no ha sido publicada. Según el 'Plan De Guindos', el banco cotizado tendrá que destinar 572 millones netos a limpiar su ladrillo: 500 millones en cuanto a provisiones de suelo, promociones en curso y resto de activos inmobiliarios, junto a 72 millones en el concepto de necesidad de capital para cubrir los créditos sanos al sector inmobiliarios.

Banca Cívica, la entidad liderada por Caja Navarra y Cajasol, anticipará una parte de su saneamiento inmobiliario que le exige el nuevo decreto de reforma financiera en la cuenta de resultados del pasado ejercicio, cifra que aún no ha sido publicada. Según el 'Plan De Guindos', el banco cotizado tendrá que destinar 572 millones netos a limpiar su ladrillo: 500 millones en cuanto a provisiones de suelo, promociones en curso y resto de activos inmobiliarios, junto a 72 millones en el concepto de necesidad de capital para cubrir los créditos sanos al sector inmobiliarios.

La entidad aún no ha decidido la cuantía total que saneará con cargo a los resultados del pasado ejercicio. "Se intentará llegar al máximo sin que perjudique la retribución de nuestros accionistas", aseguran fuentes de Banca Cívica, que destacan que ya se ha efectuado el pago de dos dividendos desde la salida a Bolsa, el pasado julio.

Hasta septiembre, el banco cotizado presentaba un resultado consolidado de 149 millones, frente a los 137 del mismo periodo del año anterior, lo que supone un crecimiento del 8,13 por ciento. El saneamiento puede arrojar números rojos en los resultados del último trimestre, como ya sucedió en el caso de Banesto, pero no será así en las cuentas anuales puesto que el mensaje que ha trasladado el Banco de España a todas las entidades es que no afloren minusvalías para no dañar la imagen del sector.

En principio, la intención de Banca Cívica era cubrir todas las provisiones de sus activos inmobiliarios contra patrimonio, amparándose en una circular del Banco de España que así lo posibilita cuando se produce una fusión. Sin embargo, a principios de esta semana, el ministerio de Economía ha supeditado esa opción sólo para las entidades que hayan participado en procesos de integración después del 1 de septiembre de 2011, según una nueva circular que acompañara al real decreto. Este no es el caso de Banca Cívica.

Para poder provisionar contra recursos propios todo el saneamiento inmobiliario, según dicta el nuevo decreto, las entidades tendrán que participar en una fusión. Este será el destino de Banca Cívica que negocia, como ya adelantó Vozpópuli, su integración con Ibercaja.

Hasta que se consoliden estas negociaciones, la entidad precisa que este impacto "será cubierto en su totalidad con un próximo canje de participaciones preferentes, una vez obtenidas las autorizaciones societarias y regulatorias, anunciado el pasado 13 de enero a través de un hecho relevante enviado a la CNMV y que se está analizando".

Las preferentes emitidas susceptibles de ser canjeadas ascienden a unos 900 millones de euros. Además de la posibilidad de canjear las participaciones preferentes, Banca Cívica contaría con otras medidas de optimización de capital y otros ingresos extraordinarios, como plusvalías por venta de participadas, operaciones de seguros o de lease back, que alcanzarían 250 millones de euros adicionales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba