Nacional

La oposición retoma el Niemeyer como arma electoral contra Álvarez-Cascos

La próxima reunión del patronato de la Fundación Centro Niemeyer está prevista para el lunes 6 de febrero.  La intención de los grupos políticos opuestos al gobierno de Francisco Álvarez Cascos es retrasarla hasta después de las elecciones del 25 de marzo, justamente con la intención de postergar al máximo todas aquellas decisiones que sobre el futuro de la institución puedan tomarse.

La próxima reunión del patronato de la Fundación Centro Niemeyer está prevista para el lunes 6 de febrero.  La intención de los grupos políticos opuestos al gobierno de Francisco Álvarez Cascos es retrasarla hasta después de las elecciones del 25 de marzo, justamente con la intención de postergar al máximo todas aquellas decisiones que sobre el futuro de la institución puedan tomarse.

Estos movimientos ocurren después de un silencio de dos meses tras la no renovación de los derechos de uso  a la Fundación de los espacios del centro, que ha pasado  a llamarse ahora Centro Cultural Internacional Avilés y a ser gestionado directamente por el Gobierno autonómico del Principado, que desde septiembre hasta diciembre del año pasado emprendió una campaña de acusaciones por supuestas irregularidades contables en la Fundación.

“Ni Cascos ganó las elecciones del 22 de mayo de 2011 ni ganará las del próximo 25 de marzo. No sacó mayoría absoluta entonces, ni la tiene ahora”. Esa es la premisa del portavoz adjunto del PP en la Junta General del Principado, Joaquín Aréstegui, uno de los principales propulsores de la tesis de retrasar la reunión del patronato.

"Para tener mayoría absoluta tendría que tener siete diputados más de los que tiene ahora y no lo conseguirá, no con la actitud que ha tenido. Entre otros desmanes, el Niemeyer ha sido uno de sus principales errores políticos y hoy justamente le está pasando factura", insiste.

Las próximas elecciones autonómicas del 25-M coincidirán con el aniversario de la inauguración del Niemeyer y, además, con un concierto del cantante Pablo Milanés, el primer gran acto musical programado bajo la gestión de la Consejería de Cultura después de que el Gobierno de Francisco Álvarez Cascos no renovar a la Fundación Oscar Niemeyer los derechos de Gestión del centro.

Al ser interrogados sobre porqué no fueron tan diligentes en sus movimientos políticos en los días previos al cierre del Niemeyer, tanto el popular Arestégui como el diputado socialista Vicente Herranz, vicepresidente de la Junta de Asturias, asumen que el momento de actuar es ahora cuando se pueden revertir las consecuencias de la representación sobre el patronato.

De hecho, los populares han hecho llegar a la Secretaría de Estado de Cultura la semana pasada un informe con las irregularidades cometidas en el Niemeyer por el Gobierno del principado de Asturias.

Hasta el momento, ni la Fundación Oscar Nimeyer ni la Alcaldía de Avilés quieren pronunciarse sobre el particular  -¿podrían perder más de lo que ya han perdido?-. Sin embargo, fuentes vinculadas a la Fundación confirman la estrategia de postergar la reunión del patronato.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba