Nacional

Hungría está dispuesta a aceptar cambios en la ley del Banco Central

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán dijo hoy que su gobierno está dispuesto a aceptar algunos de los argumentos legales de la Unión Europea (UE) para modificar la ley sobre el Banco Central húngaro. Entre los puntos esgrimidos por la UE sobre el banco emisor, "hay argumentos legales con los que el gobierno coincide y no ve ningún obstáculo para aceptarlos", dijo Orbán a la radio pública húngara, aunque agregó que en otros aspectos las posturas difieren.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán dijo hoy que su gobierno está dispuesto a aceptar algunos de los argumentos legales de la Unión Europea (UE) para modificar la ley sobre el Banco Central húngaro. Entre los puntos esgrimidos por la UE sobre el banco emisor, "hay argumentos legales con los que el gobierno coincide y no ve ningún obstáculo para aceptarlos", dijo Orbán a la radio pública húngara, aunque agregó que en otros aspectos las posturas difieren.

Hungría ha sido criticada en las últimas semanas por la Comisión Europea (CE) por varias leyes, como la del Banco Central, en la que el ejecutivo comunitario ve un intento de control, hasta el punto de que ha condicionado la entrega de un préstamo a que el Gobierno modifique la legislación.

El análisis legal que lleva a cabo la CE aborda también otras leyes como las prejubilaciones obligatorias para jueces y fiscales a los 62 años y el nuevo régimen para los organismos de protección de datos.

Sobre estas leyes Orbán dijo hoy que en el caso de los jueces la unión no tiene competencias y es "un asunto húngaro", tras asegurar que la legislación establece que todos lo empleados públicos se jubilen a la misma edad.

En las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un préstamo de 15.000 a 20.000 millones de euros para evitar la quiebra del país, Orbán explicó que Hungría necesita el crédito para concentrarse en el crecimiento y "no tener que ocuparse de las inseguridades financieras internacionales".

La directora del FMI, Christine Lagarde, indicó en un comunicado que las autoridades húngaras necesitan dar pasos hacia la estabilidad macroeconómica antes de negociar un programa de financiación.

En cuanto al déficit presupuestario excesivo, que ha criticado la UE, dijo que esta crítica "está fundamentada en el pasado, pero no con el futuro", ya que el país lo mantuvo por debajo del 3 por ciento en 2011 y prevé hacerlo también en 2012.

Las tres grandes agencias de calificación de riesgos han bajado la calificación de la deuda soberana húngara al nivel de bono basura en las últimas semanas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba