Nacional

Beteta ocultó 1.800 facturas en Madrid para cumplir con el tope del déficit del 0,75% en 2010

Las cuentas de la Comunidad de Madrid del ejercicio 2010 arrastran una serie de deficiencias contables valoradas en 132,48 millones de euros, equivalentes al 7% del déficit (la diferencia entre ingresos y gastos ascendía a 1.784,98 millones), según ha podido saber Vozpópuli.

Las cuentas de la Comunidad de Madrid del ejercicio 2010 arrastran una serie de deficiencias contables valoradas en 132,48 millones de euros, equivalentes al 7% del déficit (la diferencia entre ingresos y gastos ascendía a 1.784,98 millones), según ha podido saber Vozpópuli.

Estas pequeñas cantidades contribuyeron a que el ex consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, pudiera cumplir con el objetivo político y la foto final: la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre fue la única que cumplió en España el objetivo del déficit en 2010 fijado en el 0,75% -según el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)-, al cerrar el ejercicio con un déficit del 0,69%.

Este era el mensaje político que la Comunidad de Madrid quiso lanzar el año pasado y que este año pretende repetir con el ejercicio 2011. Precisamente, el año 2011 arrastrará la losa de 132,48 millones, según refleja el informe de fiscalización de las cuentas, y podría peligrar sus previsiones. El vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunció ayer que "Madrid volverá a ajustarse al objetivo de déficit en 2011 fijado por el Gobierno de España en el 1,3%". 

Las cuentas de la administración regional de 2010 se cerraron oficialmente con desajuste presupuestario o déficit que ascendía en 1.784,898 millones de euros, casi el doble que el año anterior (un 85% más, 969,341 millones). Con estas cuentas, Aguirre anunció un déficit sobre el PIB del 0,69%; pero, si sumamos el desajuste de 132,48 millones, el déficit final sería de 1.917,38 euros y siguiendo el esquema de la fórmula anterior, la ratio se elevaría al 0,75%. Por lo tanto el impacto es del 0,06% aproximadamente a su favor.

La entidad fiscalizadora de las cuentas de la Comunidad de Madrid desató un gran malestar en el Ejecutivo regional a finales del año pasado, cuando el informe se presentó internamente ante el actual consejero de Economía, Pércival Manglano, según fuentes conocedoras.

Casi 1.800 facturas, al cajón Beteta guardó unas 1.800 facturas del ejercicio 2010 para contabilizarlas al siguiente ejercicio en virtud de los cálculos anteriores, por valor de 131,163 millones. En concrento, existen 973 facturas, por importe de 68,443 millones que corresponden a gastos en bienes corrientes y servicios del ejercicio 2010,  "que no se han registrado en la contabilidad presupuestaria ni financiera hasta el ejercicio siguiente".

Además, existen 824 facturas, por un total de 62,720 millones, correspondientes a gastos de inversión que no se imputan a presupuesto ni se registran en contabilidad patrimonial hasta el ejercicio 2011. "En este último importe no figuran incluidos los gastos correspondientes al mes de diciembre, en los que el retraso en su contabilización pudiera deberse a otras causas", dice el informe. "Dichos gastos habrían aumentado las obligaciones reconocidas y, por su parte, también los acreedores del ejercicio 2010", añade.

Aguirre declaró que los gastos los había recortado un 9%, hasta 17.355,497 millones de euros. La comunidad de Madrid dijo que fue capaz de gastar 1.644,258 menos en un año. 

Por el lado de los ingresos, Aguirre declaró que había ingresado 2.151,73 millones menos, un 11% menos, hasta 17.298,753 millones, debido a una reducción de los impuestos directos e indirectos. Pero aquí hay otra deficiencia contable, siempre según el informe. Los ingresos debían ser menores.

Beteta duplicó el reconocimiento de una tasa de 1.320 millones de euros relacionada con la eliminación de residuos urbanos o municipales en instalaciones de transferencia o eliminación de la Comunidad de Madrid, correspondientes a los municipios de Leganés (747.000 euros) yAlcobendas (573.000 euros). "Esta duplicidad se origina al reconocerse el derecho en elmomento de su liquidación y haber utilizado posteriormente el procedimiento de autoliquidación para su ingreso".

Advertencia en TesoreríaEl remanente de tesorería, que muestra un importe negativo de 969,385 millones, tendría que corregirse por las “incidencias” anteriores, "tanto en la contabilidad presupuestaria como en la patrimonial", advierte el informe.

Este importe es el resultado de la diferencia entre los derechos pendientes de cobro (5.316.354 miles de euros) y las obligaciones pendientes de pago (4.992.098 miles), a la que se le añaden los fondos líquidos (negativos por importe de 1.293,641 millones de euros).

El remanente total es considerado por la administración de la Comunidad como remanente no afectado, y presenta un empeoramiento de 244,306 millones con respecto al ejercicio anterior, que alcanzó un importe negativo total de 725,079 millones.

Fuentes oficiales de la Comunidad de Madrid eludieron ayer, antes de esta publicación, las preguntas de Vozpópuli sobre las conclusiones del informe de fiscalización de las cuentas del ejercicio 2010, y hoy se refierena a las deficiencias mencinadas como "ajustes púramente técnicos". En relación al impacto en el déficit, un portavoz oficial explica que "no cambia en absoluto el cumplimiento del objetivo del déficit de 2010, que cumplió holgadamente con un 0,71% (saldo final dado por la IGAE) -la Comunidad de Madrid anunció el 0,69%-, frente al objetivo para todas la comunidades del 2,4%".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba