Nacional

Moody's cambia a negativa la perspectiva del rating de Repsol tras comprar parte de la participación de Sacyr

La agencia de calificación crediticia Moody's ha cambiado de 'estable' a 'negativa' la perspectiva del rating 'Baa1' de Repsol como consecuencia de la decisión de la petrolera de comprar la mitad de la participación que Sacyr Vallehermoso tenía en la petrolera por un importe de 2.572 millones de euros, según informó la agencia en un comunicado.

Moody's considera que, aunque el grupo tiene actualmente una liquidez disponible de 9.400 millones de euros, esta operación reducirá no obstante su flexibilidad financiera en términos generales.

La agencia de calificación crediticia Moody's ha cambiado de 'estable' a 'negativa' la perspectiva del rating 'Baa1' de Repsol como consecuencia de la decisión de la petrolera de comprar la mitad de la participación que Sacyr Vallehermoso tenía en la petrolera por un importe de 2.572 millones de euros, según informó la agencia en un comunicado.

Moody's considera que, aunque el grupo tiene actualmente una liquidez disponible de 9.400 millones de euros, esta operación reducirá no obstante su flexibilidad financiera en términos generales.

Asimismo, la agencia entiende la intención de los directivos de la empresa de colocar el 10% que tenía Sacyr a inversores estratégicos o institucionales de forma ordenada en plazo de tiempo relativamente corto, pero cree que el éxito de esta operación es "incierto" en la coyuntura actual, dadas especialmente las complicadas perspectivas macroeconómicas y la volatilidad en los mercados de capital.

"Por lo tanto, Moody's advierte de que el fracaso a la hora de completar la colocación de estas acciones de forma oportuna dejaría el perfil financiero de Respol desalineado con sus expectativas y supondría presiones a la baja para su rating 'Baa1'", advierte Moody's, que también incide en los riesgos que tendrían una mayor debilidad de su comportamiento financiero y un retraso o fracaso de sus proyectos clave.

En este sentido, añade que una estabilización de la perspectiva obedecería a una colocación exitosa de ese 10%, junto con la confirmación de la capacidad de Repsol para consolidar en mayor grado la posición de sus indicadores crediticios en línea con su actual rating.

Por último, señala que, aunque son improbables en la situación actual, podría producirse una presión al alza en su calificación si una colocación exitosa de las previsiones de crecimiento del grupo conduce a una mejora destacable de sus indicadores financieros y operativos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba