Nacional

PP y PSOE pactan el 'modelo CAM' para las próximas ventas de entidades

La prolongada adjudicación de la CAM al Sabadell, como adelantó Vozpópuli el pasado domingo, ha servido para que los gobiernos saliente y electo, es decir, PSOE y PP, pacten la fórmula que deben seguir los futuros procesos de venta de entidades en el sector financiero. Tanto Ferraz como Génova dan por bueno el 'modelo CAM' para seguir articulando la reestructuración del sector financiero, en el que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) se convertirá en un actor principal en todos los procesos.

La prolongada adjudicación de la CAM al Sabadell, como adelantó Vozpópuli el pasado domingo, ha servido para que los gobiernos saliente y electo, es decir, PSOE y PP, pacten la fórmula que deben seguir los futuros procesos de venta de entidades en el sector financiero. Tanto Ferraz como Génova dan por bueno el 'modelo CAM' para seguir articulando la reestructuración del sector financiero, en el que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) se convertirá en un actor principal en todos los procesos.

El modelo convertirá el Esquema de Protección de Activos (EPA), suscrito por el Banco de España, en este caso, para cubrir las minusvalías de la CAM, en el 'banco malo' de cada entidad que se ponga en venta. Es decir, todos los activos tóxicos se trasladarán al EPA que serán gestionados por el nuevo dueño, en este caso, el Sabadell. Un situación similar se produjo con la subasta de CCM a Cajastur. Sin embargo, a diferencia de entonces, el FGD será quien sufrague la mayor parte de las pérdidas de las entidades que se pongan a la venta. De esta manera, se minimiza el impacto de la reestructuración del sector financiero en las cuentas públicas, ya que, desde el pasado viernes, bancos y cajas tienen que doblar la cantidad que aportan por cada depósito a esta bolsa colectiva que sirve para garantizar los depósitos de los clientes en caso de dificultades en una entidad financiera.

Precisamente, el cambio en la legislación sobre las aportaciones al FDG, aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros, fue uno de los motivos del retraso en la adjudicación de la CAM al Sabadell. Un anuncio que debe concretarse hoy o dilatarse hasta este viernes.

"Tanto PP como PSOE están en la sintonía de que cada entidad tenga su propio 'banco malo' sufragado con la mayor aportacion del Fondo de Garantía de Depósitos ", explican fuentes conocedoras de la venta de la CAM. De confirmarse, la reestructuración del sector financiero español seguiría el modelo de 'banco malo' a la alemana, como publicó este diario el pasado jueves. Distintas voces del sistema financiero plantearon a Rajoy, siendo aún candidato, la necesidad de crear un banco malo según el modelo alemán con el fin de sanear la banca española. “Al candidato Rajoy le sonó bien este modelo cuando se le propuso”, aseguran fuentes conocedoras de este encuentro.

La propuesta también se le propuso al gobierno de Zapatero, pero la proximidad con las elecciones del 20-N evitó que se pudiera estudiar la idea. “Con este modelo, se pretende, además de ayudar a sanear el sistema financiero, encontrar el rápido consenso de la canciller Merkel. Si en Alemania fue eficiente, ahora la canciller no podía poner ningún pero a la propuesta”, explican las fuentes consultadas. Un dato a tener en cuenta puesto que Bruselas es quien tiene la última palabra a la hora de aprobar o denegar cualquier operación financiera de este tipo.

Las entidades pagan parte de las ayudas

En el esquema de banco malo alemán el riesgo de los activos transferidos en última instancia se mantiene en la banco, de manera que los accionistas existentes en ese momento seguirán siendo los responsables últimos de las pérdidas. En la traslación al caso español, sería el FDG, en definitva el resto de entidades, mayoritariamente quien asuma las pérdidas de cada entidad. De esta manera, la cuantía de las ayudas públicas y, por tanto de todos los contribuyentes, desciende notablemente. Sin embargo, el enorme deterioro de la CAM puede presentar una factura muy abultada para el Estado.

En el modelo alemán, los activos fueron comprados por el banco malo al mayor precio entre el 90 por ciento del valor en libros según se recogía en las últimas cuentas auditadas y el valor económico a largo plazo. La deducción del 10 por ciento del valor en libros podía ser inferior, en caso de que el core capital del banco cayera por debajo del 7 por ciento. A cambio, el banco recibía valores garantizados por el Estado alemán. Además, se determinaba el valor fundamental de los activos transferidos. El banco tenía que proporcionar información sobre el valor actual confirmado por expertos independientes y las autoridades de supervisión bancaria.

El banco tenía que pagar una compensación anual al banco malo por la diferencia entre el valor de transferencia y el valor fundamental, dividido por el número de años hasta el vencimiento, veinte concretamente, para asegurarse de que el banco malo no termina con una perdida. La restricción de esta indemnización al banco malo es el dividendo a los accionistas del banco. Si los dividendos en un año se encuentran por debajo de la cantidad de compensación requerida por el banco malo, las compensaciones serían mayores en los años posteriores.

Unnim, la próxima entidad en ser subastada, cumplirá con el 'modelo CAM', pactado por los dos principales partidos políticos. A pesar de no estar intervenida, y por tanto, el Banco de España no poder ofertar un EPA, como establece la ley, para el comprador, desde el sector ya se da por sentado de que la entidad que gane la subasta contará con la protección de este nuevo diseño de 'banco malo' ante las pérdidas que surjan de la entidad catalana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba