Nacional

Castellano gana en Ono 800.000 euros al año, tres veces más que en Novagalicia

En algunos círculos empresariales han explotado y se han lazando a airear el fee de José María Castellano en Ono a raíz de su correcto discurso contra los escándalos de las indemnizaciones multimillonarias a los directivos de las cajas de ahorros. El que fuera la mano derecha de Amancio Ortega (Inditex) acordó con los fondos americanos , dueños de Ono, el cobro de 800.000 euros anuales en su cargo como presidente de la operadora de telecomunicaciones, que ostenta desde noviembre de 2008.

En algunos círculos empresariales han explotado y se han lazando a airear el fee de José María Castellano en Ono a raíz de su correcto discurso contra los escándalos de las indemnizaciones multimillonarias a los directivos de las cajas de ahorros. El que fuera la mano derecha de Amancio Ortega (Inditex) acordó con los fondos americanos , dueños de Ono, el cobro de 800.000 euros anuales en su cargo como presidente de la operadora de telecomunicaciones, que ostenta desde noviembre de 2008.

Esta cifra estratosférica, los 800.000 euros, es casi tres veces lo que cobra como presidente de Novagalicia, la nueva entidad que ha impulsado fruto de la reordenación de las cajas de ahorro gallegas. Y es aquí donde Castellano ha recomendado poner sueldos normales a los consejeros que se han ido incorporando a la compañía. Estamos hablando de un tope normal de 300.000 euros. ¿Normal? Estos 300.000 siguen siendo cuatro veces más de lo que Castellano ganaba cuando era consejero independiente de Ono (75.000 euros anuales), de 2006 a 2008.

Castellano ha sido uno de los primeros que ha criticado en público las indemnizaciones millonarias a directivos de las cajas de ahorros -controladas por los poderes políticos-, no sólo por los privilegios y los sueldos desorbitados, sino por la desastrosa gestión que ha forzado a la intervención del FROB.

Pero en Ono, el discurso formal no vale. Hay sueldos elevados -aun en la posibilidad de que Castellano se hubiera rebajado el sueldo (sólo va a Ono un día por semana) por compatibilizar su cargo con la nueva responsabilidad en Galicia -  y Ono atraviesa  una delicada situación financiera. Su deuda de 3.500 millones, con vencimiento  en 2013, le ahoga; por ello la empresa se encuentra  diseñando un plan para recortar plantilla  y reducir costes fijos.  Los fondos americanos, dueños de la operadora,  buscan una salida a su inversión, pero la grave situación de los mercados ha impedido su salida a bolsa en varias ocasiones.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba