Nacional

La Bolsa española baja el 0,4 % tras una jornada de especulación en la deuda

La especulación en el mercado de deuda condicionó ayer la evolución de la Bolsa española, que bajó el 0,4 por ciento por el retroceso de las plazas internacionales, a pesar de los buenos datos de empleo estadounidenses. Por la mañana se conoció que el Tesoro tuvo que colocar bonos a 10 años por encima del 7%, una cota estratosférica, considerada de rescate, que no se veía desde 1997. 

La especulación en el mercado de deuda condicionó ayer la evolución de la Bolsa española, que bajó el 0,4 por ciento por el retroceso de las plazas internacionales, a pesar de los buenos datos de empleo estadounidenses. Por la mañana se conoció que el Tesoro tuvo que colocar bonos a 10 años por encima del 7%, una cota estratosférica, considerada de rescate, que no se veía desde 1997. 

La prima de riesgo española se situaba en el nivel de cierre de la víspera, 460 puntos básicos, en tanto que el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, cedió 33,50 puntos, equivalentes al 0,40 por ciento, hasta 8.270,60 puntos. Las pérdidas anuales suben hasta el 16,11 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,35 dólares, París bajó el 1,78 por ciento; Londres, el 1,56 por ciento; Milán, el 1,43 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 1,11 por ciento, y Fráncfort, el 1,07 por ciento.

La Bolsa española empezaba la sesión con pequeñas pérdidas después de que Wall Street bajara el 1,6 por ciento por un informe de la agencia de medición de riesgos estadounidense Fitch sobre el impacto de la crisis de la deuda europea en la banca de este país.

Rápidamente la bolsa escapaba de las pérdidas y superaba el nivel de 8.300 puntos, aunque enseguida se situaba en terreno negativo por la situación del mercado de deuda.

Con pérdidas moderadas y altibajos contenidos a pesar del ataque a la deuda española -el rendimiento de la deuda a diez años empezaba el día en el 6,3 por ciento y se situaba en el 6,7 por ciento después del mediodía, con la prima de riesgo cerca de 500 puntos básicos-.

Después de que se conociera que la producción del sector de la construcción en la zona euro cayó el mes pasado el 1,3 por ciento y se celebraran subastas de deuda en España (vendió obligaciones a diez años al 7 por ciento) y Francia, la bolsa bajaba hasta 8.200 puntos con una caída superior al 1 por ciento.

La canciller alemana, Angela Merkel, seguía oponiéndose a la actuación del Banco Central Europeo (BCE) en la resolución de la crisis de la deuda, aunque intervenía en el mercado comprando títulos, y el euro bajaba hasta 1,344 dólares, con lo que se situaba en niveles del comienzo de octubre. El petróleo Brent bajaba a 108,5 dólares.

Con las palabras y planes del primer ministro italiano, Mario Monti, y con el descenso de las peticiones semanales de subsidios de desempleo en los Estados Unidos de 393.000 a 388.000, la bolsa empezaba a recuperarse.

También colaboraban los datos de construcción estadounidenses, ya que, aunque descendió el 3 por ciento en octubre el inicio de nuevas casas, los permisos de obra aumentaron el 10,9 por ciento.

Antes de la apertura de Wall Street, que comenzó con pequeñas pérdidas, la Bolsa española escapaba de las pérdidas y se relajaba la prima de riesgo nacional hasta el nivel de cierre de la víspera.

La propuesta de que el BCE traspase fondos al FMI para que este actué como prestamista ante los estados europeos que lo necesiten fue bien recibida por el mercado.

Sin embargo, el descenso de la actividad industrial en parte del este de los Estados Unidos, según la Fed de Filadelfia, aumentó las pérdidas de Wall Street, que fueron menguando al final de la sesión nacional.

De los grandes valores bajaron Banco Santander, el 1,43 por ciento; Repsol, el 0,96 por ciento, y BBVA, el 0,22 por ciento. Telefónica repitió cotización e Iberdrola subió el 0,63 por ciento.

La principal caída de las empresas del IBEX correspondió a FCC, el 2,54 por ciento, seguida de Gamesa, con un descenso del 2,12 por ciento, mientras que ArcelorMittal perdió el 2,1 por ciento; Técnicas Reunidas, el 2,09 por ciento, y Mediaset, el 2,04 por ciento.

De las ocho compañías del IBEX con ganancias el primer puesto correspondió a Mapfre, que subió el 3,02 por ciento, en tanto que Caixabank avanzó el 1,78 por ciento, Acciona, el 1,35 por ciento, e Inditex, el 0,74 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída del 8,38 por ciento de Reno de Medici, en tanto que San José ganó el 7,31 por ciento.

Al cierre de la sesión bursátil, el interés de la deuda a diez años española subía siete centésimas y se situaba en el 6,455 por ciento, mientras que la rentabilidad de la deuda alemana aumentaba ocho centésimas, hasta el 1,895 por ciento.

El efectivo negociado se situó en 2.134 millones de euros, de los que algo más de 450 fueron intermediados por inversores institucionales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba