Nacional

La crisis del PNV puede llevar a Urkullu a encabezar la candidatura a la Lendakaritza

El PNV vive momentos de zozobra en un escenario político en el que debe disputar el espacio nacionalista con Amauir. Los resultados del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) les daba empate a tres escaños en el País Vasco. Pero es que los abertzales podrían conseguir además un cuarto parlamentario en la Comunidad Foral de Navarra y tener más escaños que los peneuvistas en el Congreso de los Diputados.

El PNV es consciente de que debe hacer movimientos si no quiere perder la primacía nacionalista en un escenario de ausencia de violencia y ahí se ubica la posibilidad de que el líder del PNV, Íñigo Urkullu, dé el salto a la candidatura a la Lendakaritza, según ha podido saber Vozpópuli. Otro rumor apuntaque sería el actual portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, el que abandonara Madrid para disputar la presidencia de la Comunidad , aunqueéste tiene un escaso protagonismo en la vida política en el País Vasco donde su propio partido lo tiene un poco apartado.

El salto de Urkullu a la candidatura de la presidencia del País Vasco le obligaría a realizar otro movimiento: elegir un nuevo presidente del PNV conforme al tradicional modelo de los nacionalistas vascos. Este sistema obliga a una bicefalia, a una cohabitación, entre el presidente autonómico y el líder del partido. Así ha sido al menos fue durante los casi treinta años que gobernó el PNV. El reparto de papeles ha venido funcionando Todos los indicios apuntan a que la elección recaería en la persona de Andoni Ortuzar, actual presidente del PNV vizcaíno y mano derecha de Urkullu. Ex director general de la ETB, se le ha considerado siempre una especie de ‘comisario’ del actual líder peneuvista.

La elección de Ortuzar contaría, sin duda, con resistencias, aunque éstas están más que mermadas habida cuenta de que ni la dirección de Guipúzcoa ni la de Álava pasan por el mejor de los mundos.En Guipúzcoa, Joseba Egibar intenta mantener pie después del batacazo de las municipales del pasado 22 de mayo. El PNV ha perdido la Diputación Foral en manos de Amaiur, que se ha hecho también con el ayuntamiento de San Sebastián al ser incapaces socialistas y peneuvistas de alcanzar un acuerdo. Mientras, en Álava, el PNV está a punto de perder su diputado por esta provincia también en manos de los abertzales. En definitiva, solo mantiene el tipo en su circunscripción más fuerte, Vizcaya.

Emilio Olabarría corre el riesgo de no renovar su escaño, circunstancia que recogía el último barómetro del CIS. PNV y Amauir están empatados en Álava en la tercera posición, por detrás del PP y del PSE, en ese orden. Sería pues el mejor momento para Urkullu si quiere imponerse sobre los críticos, sobre esa otra alma, la independentista frente a la autonomista, que divide al PNV. 

Empate PSE-PP a cinco escaños

En el conjunto del País Vasco también caen los socialistas, que pueden pasar de sus actuales nueve diputados a cinco, aunque el barómetro CIS les daba siete. No es descartable que socialistas y populares empaten a escaños, cinco, aunque con más votos los primeros. En Álava se salva el actual ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, aunque pierden su segundo escaño por esta provincia. En cambio, el PP aspira a cosneguir un segundo asiento en Álava. A pesar del claro descenso socialista, Patxi López frena en parte la caída que experimentó el PSE en las municipales del 22 de mayo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba