Nacional

La indignación ciudadana toma las calles del globo

Miles de personas han tomado en la tarde de este sábado las calles del centro de Madrid, respondiendo así a la convocatoria mundial que el Movimiento 15-M realizó el pasado mayo, para denunciar la actuación de políticos y mercados y pedir un cambio global para mejorar la situación de la ciudadanía.

Las ocho marchas que han recorrido la capital desde el mediodía han confluido en la plaza de Cibeles pasadas las seis de la tarde, tras lo cual los indignados han emprendido su camino hacia la Puerta del Sol, donde nació el Movimiento 15-M hace ya cinco meses.

Miles de personas han tomado en la tarde de este sábado las calles del centro de Madrid, respondiendo así a la convocatoria mundial que el Movimiento 15-M realizó el pasado mayo, para denunciar la actuación de políticos y mercados y pedir un cambio global para mejorar la situación de la ciudadanía.

Las ocho marchas que han recorrido la capital desde el mediodía han confluido en la plaza de Cibeles pasadas las seis de la tarde, tras lo cual los indignados han emprendido su camino hacia la Puerta del Sol, donde nació el Movimiento 15-M hace ya cinco meses.

A lo largo de los recorridos se han podido escuchar cánticos de todo tipo, pero sobre todo para culpar de la crisis económica a los bancos. De hecho, al llegar a la sede del Banco de España, situado en Cibeles, estas proclamas se han intensificado.

"Lo llaman democracia y no lo es", "El pueblo, unido, jamás será vencido" o "Dónde están, no se ven, CCOO y UGT" son otras de las consignas más utilizadas por los manifestantes, que en general están lanzando sus ataques contra los bancos y el poder financiero y no tanto contra el Gobierno.

También se pueden ver en el centro de Madrid numerosas pancartas con los lemas "No robéis nuestros derechos, jubilados y pensiones", "Recortad a los banqueros y al clero" o "Dictaduras de los mercados, no".

Una vez que los manifestantes lleguen a la Puerta del Sol, las organizaciones convocantes tienen previsto realizar un flash-mob, es decir, una actuación multitudinaria, un grito mudo en el que utilizarán pegatinas con el símbolo del euro o del dólar para taparse la boca, así como conexiones vía streaming con otras plazas del mundo.

Además, quieren realizar una asamblea general para analizar el futuro del Movimiento 15-M más allá de este 15 de octubre y proponer formas de recuperar la fuerza y la unidad.

Batalla campal en RomaLos enfrentamientos entre la policía y varios centenares de encapuchados durante la manifestación de los "indignados" convirtieron a Roma en escenario, durante más de cuatro horas, de una batalla campal que acabó con decenas de heridos entre manifestantes y agentes, e importantes daños materiales.

La policía tuvo que cargar en numerosas ocasiones contra grupos de violentos y usar los chorros de agua a presión para dispersarlos, creando momentos de pánico entre el resto de los manifestantes. Se ha tratado de los más violentos incidentes que ha vivido la ciudad de Roma en su historia moderna.

La manifestación de los "indignados" italianos había comenzado pacíficamente y con la satisfacción de haber convocado, según los organizadores, a más de 200.000 personas llegadas de todo el país. Pero, la marcha, que comenzó pacíficamente, encabezada por una gran pancarta en la que se podía leer: "Pueblos de Europa, levantaros" y que contó con la participación de sindicatos, movimientos de ciudadanos, estudiantes y familias, terminó en una auténtica guerrilla urbana que obligó a suspender los mítines finales.

A las puertas de la Bolsa de LondresMiles de "indignados" se manifestaron hoy frente a la catedral de San Pablo en el centro financiero de Londres al no poder acceder, como tenían previsto, a la zona donde se ubica la Bolsa de Valores, debido a un fuerte cordón policial.

Agentes de la Policía Metropolitana de Londres (MET) bloqueaban el acceso a la plaza donde se sitúa la Bolsa -a pocos metros de la catedral-, donde un cartel informaba de que el acceso estaba restringido por tratarse de un inmueble de propiedad privada. Fuentes de la MET indicaron que se había emitido una orden judicial de prohibición del acceso al recinto de la Bolsa.

Este contratiempo no impidió a varios miles de londinenses, entre ellos un nutrido grupo de españoles abanderados del movimiento del 15M -en alusión al movimiento surgido el 15 de mayo pasado-, protestar, pancarta en mano, contra los excesos del sistema financiero y exigir más democracia.

Ubicados a las puertas de la catedral de San Pablo, los manifestantes -entre 3.500 y 5.000 personas, según estimaciones de la BBC-, convocados por Occupy LSX y el grupo del 15M en Londres, entre otros, celebraron asambleas para decidir cómo va a evolucionar la protesta, sin descartar una acampada durante la noche si las fuerzas del orden lo permiten. Durante los discursos hizo una breve aparición Julian Assange, responsable WikiLeaks, que publicó miles de cables diplomáticos confidenciales.

Assange, quien afronta en el Reino Unido un proceso de extradición a Suecia por cargos de supuesto abuso sexual, dio ánimos a los manifestantes. "Aunque la protesta de Londres es una muestra de solidaridad con la ocupación de Wall Street en Estados Unidos y quiere condenar el desmadre en los mercados financieros, nosotros no olvidamos que nuestro objetivo prioritario es el sistema político en España", declaró a Efe Jon Villada, portavoz del movimiento 15M. "Lo que exigimos es que nuestros políticos actúen en consonancia con las obligaciones de los cargos que ocupan y para los que han sido elegidos (...), teniendo a la ciudadanía como prioridad siempre", señaló Villada, de 24 años.

Por su parte, Virgina López, de 30 años, que colaboró en la organización del evento, señaló que los manifestantes representan "al 99 por ciento" de la ciudadanía, que protestan contra la minoría del 1 por ciento que explotan el sistema en su beneficio. "Este movimiento es una continuación de la Primavera Árabe, la resistencia en Grecia, en España y Estados Unidos", afirmó.

Los organizadores británicos de la protesta, entre ellos Uncut -organización contraria a los recortes del Gobierno británico- han reconocido la inspiración que para ellos ha sido el movimiento de los indignados en España. Así, la intención de la ocupación londinense, que coincide con actos similares en 951 ciudades del mundo bajo el eslogan común de "Unidos para el cambio global", es ser un ejemplo de democracia, con asambleas y talleres educativos, siguiendo el modelo español. "Hay muy buen ambiente, y pacífico, aunque estemos indignados", declaró a Efe Ali Alizadeh, profesor de universidad de 34 años y origen iraní. "Lo importante de la jornada de hoy es que supone la consolidación de un movimiento global importante, la gente se está dando cuenta de que los problemas globales necesitan una resistencia global", añadió.

60.000 personas en BarcelonaLa manifestación convocada por el movimiento del 15-M que se está desarrollando en Barcelona reúne a unas 60.000 personas, según han coincidido en señalar a Efe portavoces del Ayuntamiento y de los Mossos d'Esquadra, mientras la organización todavía no ha dado su estimación de participantes.

La manifestación, encabezada por una pancarta con el lema "De la indignación a la acción. Nuestras vidas o sus beneficios", ha iniciado su marcha a las 17:35 en la Plaza Catalunya, ha recorrido el Passeig de Gracia, la calle Aragón y el Passeig de Sant Joan hasta llegar al Arco del Triunfo, y se ha desarrollado de forma mayoritariamente lúdica y festiva y sin incidentes de importancia. La protesta ha reunido a un colectivo heterogéneo formado por familias con niños, estudiantes, trabajadores, inmigrantes, profesionales de la sanidad y la enseñanza, ecologistas y jóvenes de movimientos alternativos.

Durante la marcha se han escuchado cánticos ya habituales en este movimiento, como "Le llaman democracia y no lo es", "Europa social, no al capital", "Menos policía y más educación" o "No hay pan para tanto chorizo", a los que se han sumado otras consignas de carácter local, como "Mas dimisión y Puig a la prisión". Igualmente, buena parte de los cánticos coreados por los manifestantes, algunos de los cuales llevaban máscaras del colectivo "Anonymous", han ido dirigidos contra la clase política, los mercados financieros y la banca.

Justo después de que arrancara la manifestación, un grupo de jóvenes ha lanzado bolsas de basura llenas de papeles de periódicos frente al edificio de la Bolsa de Barcelona, mientras un vehículo de la organización animaba a los participantes a gritar: "¡Culpables!" Tanto el edificio de la Bolsa como algunas oficinas bancarias situadas a lo lago del recorrido han recibido pintadas, algunas de ellas en contra de los desahucios por el impago de hipotecas.

Detrás de la cabecera de la marcha se ha situado otra pancarta con el lema "Yo también estaba en el Parlament bloqueando los recortes", en solidaridad con los indignados que han sido encausados por la Audiencia Nacional por acosar a los diputados autonómicos catalanes cuando el pasado 15 de junio iban a debatir los presupuestos de la Generalitat.

La manifestación ha pasado por delante del Departamento de Interior de la Generalitat, en el Passeig de Sant Joan, que estaba acordonado por vallas y custodiado por varias furgonetas de los Mossos d'Esquadra. La manifestación se ha organizado dentro de la movilización de carácter mundial convocada hoy en casi un millar de ciudades de unos ochenta países bajo el lema "Unidos por un cambio global".

Al llegar al Arco de Triunfo, la marcha tiene previsto dividirse en tres bloques que, en otras tantas calles confluyentes al monumento, reivindicarán con distintas acciones una atención sanitaria de calidad, una educación gratuita que garantice la igualdad de oportunidades y el derecho a una vivienda digna.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba