Nacional

Ángeles Marra dimite del Consejo de la caja gallega tras los millonarios pagos a tres altos directivos

Ángeles Marra se ha convertido en la segunda consejera dimitida en Novacaixagalicia tras el escándalo de las millonarias indemnizaciones pagadas a tres altos ejecutivos de la caja gallega que alcanzan los 23 millones de euros. La consejera, nombrada por el Ayuntamiento de Vigo, renunció a su cargo la pasada semana alegando que pretende centrarse en el proyecto político que le ha encargado el PSOE. Por su lado, ayer se supo que el ex director general de la entidad, Javier García de Paredes renunció a su indemnización

Marra ha sido designada por los socialistas gallegos como candidata a conseguir una de las plazas que se juegan en esa comunidad al Senado. Precisamente, la ex consejera esgrimió oficialmente este motivo para desaparecer del consejo de Novacaixagalicia en un momento “tan caliente” como el actual. Sin embargo, desde su entorno reconocen que Marra ha preferido “salir de la escena de la caja” para que su campaña no esté impregnada de preguntas sobre las indemnizaciones.

Ese mismo argumento utilizó Mar Barcón, la portavoz socialista en el Ayuntamiento de La Coruña, quien presentó su dimisión, el pasado 4 de octubre, en protesta por el pago de indemnizaciones millonarias a José Luis Pego, director general, a quien le correspondieron 10,8 millones; el ex responsable del grupo inmobiliario; Gregorio Gorriarán, 7,5 y 5,3 a Javier García de Paredes, que renunció a parte de la indemnización.

Los sindicatos, sin embargo, tienen otra valoración del motivo de la salida de Marra. “Se ha querido quitar de en medio para no tener que asumir sus responsabilidades. Al final, todos los que estaban en el antiguo Consejo son responsables de lo que ha pasado”, aseguran desde UGT. "Puede compatibilizar su cargo de consejera con el de candidata al Senado. Si no quisiera preservarse de algo, lo nomar es que hubiera tomado esa decisión cuando ya tuviera asegurado el acta de senadora", explican en Comisiones Obreras.

Castellano quiere recuperar parte de las indemnizacionesSin Marra ni Barcón, el Consejo de NCG Banco, la entidad surgida de la caja, se reúne hoy para iniciar el paquete de medidas necesario para recuperar las indemnizaciones ya pagadas a Pego, Gorriarán y García de Paredes. A pesar de que los pagos son fruto de un acuerdo privado entre la caja y los ex altos directivos, según explican a Vózopopuli fuentes conocedoras del proceso, existe un matiz en la redacción del contrato con el que el nuevo equipo de José María Castellano podría forzar una negociación con los afectados para recuperar una cantidad de estos pagos.

En todos los contratos de alta dirección de la caja se asume el pago de una cláusula de indemnización y/o prejubilación siempre que la entidad sea la que lleve a cabo la escisión del acuerdo laboral, situación que no se ha dado en este proceso, ya que tanto Pego, Gorriarán como García de Paredes decidieron abandonar sus cargos al ser consciente de que el nuevo equipo de Castellano no contaba con ellos.

Antes de que saltara a la luz las millonarias cifras de estas indemnizaciones, desde la propia entidad ya se trabajaba en solventar este asunto. Ricardo Prada, el abogado que asesora desde hace años a Caixanova en todos los aspectos laborales, fue el primero en informar al Consejo, en su última reunión del verano, de que era necesario provisionar los 23 millones que percibirían Pego, Gorriarán y García de Paredes, ya que no aparecían en la bolsa de las dotaciones de prejubilación que ya tenía provisionadas la caja para este ejercicio.

Castellano también llevará hoy al Consejo la posibilidad de encargar una auditoría sobre la legalidad de estos pagos. Una medida que tiene pocas posibilidades de prosperar, según varios abogados consultados por este diario. “Una cosa puede ser la moralidad y otra la legalidad. Novacaixagalicia recibió estos contratos, firmados en 2005, de las dos cajas, lo que demuestra que se ajustan a la ley. Si no hubiera sido así, se habrían tenido que revisar tras la integración”, explican desde un bufete que asesora a varias cajas en el actual proceso de reordenación financiera.

Desde UGT y Comisiones Obreras consideran que las medidas que pueda tomar Castellano “apenas tendrán efecto y son un simple lavado de cara ante la opinión pública”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba