Nacional

Rosa Díez dilata su decisión de ser candidata en 2015 y da alas a Irene Lozano

La líder magenta es la única máxima dirigente de los cinco principales partidos nacionales que todavía no ha despejado la incógnita. Por su parte, la portavoz de Exteriores, que cargó contra el dimitido Sosa Wagner y el pacto con Ciudadanos, se reivindica como "la izquierda" dentro su formación. 

¿Por qué no ha desvelado todavía Rosa Díez si será la próxima candidata de UPyD a la Presidencia del Gobierno en las elecciones de 2015? La líder de la formación magenta es la única máxima dirigente de los cinco principales partidos nacionales que aún no ha despejado la incógnita. El retraso en anunciar si da el paso ha avivado el debate en las bases de UPyD, donde el nombre de la diputada Irene Lozano viene sonando desde hace meses, especialmente poco antes del verano, cuando saltó la noticia de que Rosa Díez también tuvo en su etapa como eurodiputada un fondo de pensiones canalizado a través de una sicav en Luxemburgo. Ella dijo desconocer que existía tal vinculación. El episodio le costó el puesto al cabeza de lista de IU el 25-M, Willy Meyer.

La última referencia de Rosa Díez a su futuro se produjo el pasado 2 de noviembre, cuando en una entrevista en el programa El Objetivo de La Sexta se limitó a decir: "Puedo repetir, pero no lo sé, no lo he decidido aún". De su entorno más próximo, ha sido el diputado nacional y candidato a la Generalitat valenciana, Toni Cantó, se ha inclinado abiertamente porque Díez sea cabeza de cartel en 2015. En el mismo espacio televisión, cerró así filas con su jefa, pero se mostró partidario de "visibilizar otros liderazgos en UPyD además del de Rosa Díez". Dentro ese grupo de dirigentes en alza, una parte de la militancia de UPyD ha centrado sus miradas en la diputada Irene Lozano, aludiendo a un perfil más "abierto" y "cercano" que el de la portavoz nacional.

El nombre de Lozano viene sonando en las bases de UPyD desde hace meses, sobre todo desde que se supo que Díez también tuvo un fondo de pensiones con sicav en Luxemburgo

La responsable magenta de Exteriores en el Congreso presenta este miércoles el libro Conversación con Irene Lozano (ed. Turpial), mismo formato y misma editorial que la reciente publicación que firmaron el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el periodista Jacobo Rivero. Aquí el entrevistador es Máximo Pradera, quien lleva a la diputada a UPyD a reivindicarse como "el ala izquierda" de UPyD. La parlamentaria, eso sí, lo hace siempre dentro de lo políticamente correcto a la hora de referirse a quien podría pasarle el testigo. Ni Rosa Díez ni la propia Lozano han avanzado de momento su intención de presentarse a las primarias de UPyD para las generales. En este proceso abierto tendrán oportunidad de expresarse las voces internas que apuestan por un "relevo generacional" en dicha candidatura, al modo de lo que ocurre con el resto de partidos, salvo el PP.

De esta manera, Lozano niega en su conversación con Pradera que existe un "personalismo" de Rosa Díez en el rumbo de UPyD, algo que considera un "prejuicio injusto". En su opinión, si la líder magenta fuera un hombre no la tacharían de "mandona" y se vería como un punto fuerte de su carácter, no como una debilidad. Por su parte, Rosa Díez ha elogiado en todo momento el trabajo de su compañera de filas. De hecho, el pasado agosto propuso su incorporación -que se hizo efectiva poco después- al Consejo de Dirección de UPyD. La asistencia de la portavoz nacional a la presentación del libro fue confirmada este martes.

En el debate interno sobre la viabilidad de una alianza con Ciudadanos, Irene Lozano se ha mantenido en todo momento en línea con Rosa Díez. Es más, incluso no dudó en salir a la palestra a defender con vehemencia la postura oficialista en un duro artículo contra la propuesta del exeurodiputado Francisco Sosa Wagner. Aunque luego pidió disculpas al dimitido parlamentario tras admitir que "sobró algún adjetivo acalorado" en su carta en El Mundo, la diputada llegó a espetar a Sosa Wagner que "va a resultar difícil que alguien te iguale en mezquindad".

Con anterioridad, el que fuera cabeza de lista de UPyD en las elecciones europeas había criticado "prácticas autoritarias" y "sectarismo" en el seno del partido. Según Lozano, el 'no' a Ciudadanos no puede atribuirse sólo a Rosa Díez, porque se ha debatido en los principales órgano del partido. Además, mantiene que quienes dentro su formación reclamaban y reclaman una alianza con el partido de Albert Rivera son "minoría".

Un discurso más cauteloso con el proyecto de Podemos

Por otro lado, Lozano valora positivamente determinadas propuestas que está haciendo el partido de Pablo Iglesias, no sin afearle cierta banalidad y oportunismo. Todo ello con un lenguaje menos punzante que el que suele usar Rosa Díaz para aludir a la nueva formación. A la vez que cree acertada la estructuración de la deuda planteada por Podemos -algo que ya planteó su partido, remarca-, la diputada Lozano dedica otros mensajes menos ambales a la organización del círculo. Por ejemplo, señala que "un partido político ha de ser realista: no se trata de tener el mejor producto que vender, sino el mejor diagnóstico de los problemas del país, la voluntad política de cambiarlos, las propuestas para hacerlo de la forma más razonable, y la gente más preparada y más honesta para llevarlo a cabo". "Si no tienes todo eso, tal vez estés creando una ilusión que va de camino al precipicio de la decepción de nuevo", apostilla.

En este sentido, la diputada de UPyD se pregunta: "¿Queremos ser como Venezuela o queremos ser como Suecia?". Y añade: "La gente quizá no sea muy consciente, pero los países cuando entran en crisis pueden caer en el pozo de la historia durante cincuenta, sesenta o setenta años, como le ocurrió a Argentina, que aún sigue ahí a consecuencia del peronismo". A su juicio, "no se trata de hacer política líquida o banal, como algunos creen, sino leve en el sentido de eliminar todo lo sobrante, todo lo que la hace pesada e inoperante".

"Un partido político ha de ser realista: no se trata de tener el mejor producto que vender", afirma la portavoz magenta de Exteriores 

En su diálogo con Máximo Pradera, al que define como "periodista de preguntas incómodas", Lozano también responde a la pregunta de cuáles serían las tres primeras medidas que ella adoptaría si llegara mañana a La Moncloa. La diputada apuesta en primer lugar por "reformar la Constitución en quince días para eliminar los aforamientos que están contemplados en ella y, a partir de ahí, mediante proyectos de ley, todos los demás". Como segunda medida, la portavoz magenta de Exteriores en la Cámara baja afirma que habilitaría un "crédito extraordinario para dar medios a jueces y policías". Y en tercer lugar, señala que "habría que paralizar otra sangría, que es la de toda la gente joven que se está yendo del país". "Un país que expulsa a sus jóvenes es un país sin futuro", sentencia en su crítica al paro juvenil que roza en España el 53%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba