Nacional

Podemos empieza a desvelar su programa: la "Renta Básica Universal" costaría 145.000 millones extra al año

La formación de Pablo Iglesias ha comenzado a dar pinceladas de la que es una de las medidas estrella de su programa: una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos que, sobre el papel, llevaría a duplicar los impuestos y a un gasto público de más del 60% del PIB. 

Pablo Iglesias en un acto de su formación
Pablo Iglesias en un acto de su formación Gtres

"Derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo y, como mínimo, del valor correspondiente al umbral de la pobreza con el fin de posibilitar un nivel de vida digno. [...] Sustitución de las prestaciones sociales condicionadas menores a la cuantía de este ingreso básico. Financiación a través de una reforma progresiva del IRPF y de la lucha contra el fraude fiscal". Este es el enunciado de una de las medidas estrella del programa electoral de Podemos, que sin embargo no daba ningún detalle más sobre cómo lo conseguiría o de las formas de financiarlo. 

¿Pero cómo se aplica esa renta universal básica? "¿Quiénes serían los beneficiarios de la renta básica? ¿Cuál sería el importe exacto por persona y año? ¿Qué prestaciones piensan eliminar y cuál sería el ahorro? ¿Cuál estiman que sería el coste neto exacto de la renta básica?", son las preguntas que formula un forero a Podemos. Según la respuesta que daba este martes Alberto Oliver, miembro de la formación, en uno de los círculos de debate de economía, aunque se está trabajando sobre ello "la medida costaría 145.000 millones al año". "De momento se trabaja sobre varias alternativas siendo los costes derivados (ahorros excluidos) del entorno de 250.000 millones de euros. Si bien claro está, el costo en pensiones disminuiría en más de 90.000 millones (actualmente se sitúa en 120.000) y descontando unos 15.000 millones adicionales de desempleo (el coste actual es de 27.000)", escribe. 

"Con estas cifras en la mano -continúa Oliver- habría que financiar aproximadamente unos 145.000 millones de euros adicionales para una renta básica de 1.000 euros a menores de 18, 6.000 euros a personas en edad laboral y 8.000 euros a jubilados (quedarían para completar las pensiones actuales unos 30.000 millones adicionales que no hemos descontado a propósito)", añade, señalando a renglón seguido que la manera de financiar la renta básica universal está aún pendiente de cuantificar. 

El partido pretende así ir dando pinceladas sobre sus propuestas, aunque sí dejan claro que aún falta mucho estudio teórico, mucha valoración conjunta y que para ello incluso lanzarán una encuesta en las próximas semanas. 

En el mismo círculo de economía son varios los usuarios que critican los cálculos de Podemos, aludiendo a que forzarán a duplicar la presión fiscal o que elevarán el gasto público del 45% del PIB actual a cerca del 60%. La formación no tiene claro aún cómo financiará esos 145.000 millones adicionales, teniendo en cuenta que la política de subida de impuestos del Gobierno actual sitúa la recaudación en un 38% del PIB y que aún así no se cubre el gasto del Estado -el déficit público está en el 7%-. 

Desconfianza entre los expertos

Precisamente debido a la ambigüedad de las medidas propuestas, que en muchos casos no llegan a concretarse, son muchos quienes plantean preguntas que en el círculo se contestan con un "estamos trabajando en ello". Los miembros de Podemos explican que en cuanto les sea posible sacarán un informe con las principales conclusiones sobre la renta básica, aunque desconocen los efectos sobra la inflación de la misma, si incentivará al desempleo o si afectará a un posible aumento del salario.

Sobre estas cuestiones ya alertaba el economista Juan Ramón Rallo en Vozpópuli el pasado mes de mayo, donde explicaba que la medida que proponía Podemos era "infinanciable y egoísta". Según sus cálculos, el coste neto de la renta básica universal oscilaría entre el 20% (si sólo se reconociera a nacionales) y el 25% (si se reconociera a todos los residentes legales) del PIB. 

"Una suma absolutamente infinanciable en los términos en que plantea Podemos: a saber, no como una alternativa al Estado de Bienestar sino como un complemento. Si actualmente el gasto público asciende al 44% del PIB, habría que elevarlo al 65%-70%, lo que equivaldría prácticamente a duplicar la presión fiscal que ahora mismo padecemos. Distinto sería el caso de que, a cambio de recibir la RBU, se privatizaran totalmente la sanidad y la educación públicas: en tal caso, el tamaño del Estado sólo aumentaría hasta el 52-56% del PIB, un porcentaje muy alto pero no imposible. Claro que no parece que Podemos y muchos defensores de la RBU estén por la labor de privatizar totalmente la sanidad, la educación y las pensiones a cambio de proporcionar a cada persona una renta anual de 8.114 euros", explicaba. 

De momento, toca esperar a la presentación de esas mencionadas conclusiones tras los estudios teóricos que está realizando la formación para saber si su propuesta es viable o por el contrario resulta inaplicable. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba