La decisión final sobre la fecha de las elecciones internas del PSOE la tendrá el congreso extraordinario

El calendario fijado por Pedro Sánchez para las 'primarias' rompe su luna de miel con Susana Díaz

Quienes más contacto tienen en la castigada familia socialista con la andaluza Susana Díaz, la ven enfadada con Pedro Sánchez por el compromiso que ha contraído para elegir el cartel electoral de las legislativas en noviembre. No es el calendario que a ella le interesa y desde su federación, la que más ha respaldado al diputado madrileño, se advierte que la última palabra la tendrá el congreso extraordinario de fin de mes o, posteriormente, el Comité Federal.

Después de haber recibido de la presidenta andaluza, Susana Díaz, el empujón más firme a su meteórica carrera hacia la secretaría general, Pedro Sánchez había dejado en el aire el calendario de las ‘primarias’ en las que se elegirá el candidato del PSOE a las legislativas de 2015. Así ocurrió hasta que el lunes, durante el debate con Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, el diputado madrileño se comprometió públicamente a convocar estas elecciones internas en noviembre. La sorpresa fue mayúscula en la federación andaluza, ya que esta fecha estrecha el margen de Susana Díaz para dar el salto a la política nacional.

La sorpresa en la federación andaluza por el compromiso de Sánchez con las 'primarias' ha sido mayúscula

La pregunta que se hacen ahora muchos en la dirección saliente del PSOE y en la mayoría de las 17 federaciones es muy simple. ¿Competirá la andaluza por el cartel de las generales de 2015 si la elección del candidato se fija para el próximo otoño?

Fuentes del PSOE andaluz próximas a Susana Díaz aclaran el panorama: “La decisión de convocar las primarias en noviembre o en otra fecha diferente no es del secretario general, en todo caso debe venir motivada por una resolución del congreso extraordinario o, en su caso, del comité federal”. Este último foro, formado por más de 200 dirigentes del partido, es su máximo órgano de decisión entre congresos y se renovará, al igual que la ejecutiva federal, a final de mes.  En su composición influirá, sobre todo, la federación andaluza, pues sus 46.000 militantes, sobre un censo teórico de 197.400, es la que más militantes aporta a la organización.

La juez Alaya podría influir en los planes de Susana Díaz

Quienes han seguido más de cerca los movimientos de Susana Díaz en los últimos meses ven dos cosas claras. La primera: no ha comparecido en la carrera por la secretaría general porqueno convenció a Eduardo Madina de que se retirara de ella y, por lo tanto, no tenía garantizada su elección por aclamación. La segunda: visto lo sucedido después, la presidenta andaluza empieza a ver como un error no haber dado el paso, de ahí que no vaya a dejar pasar otra oportunidad, quizás la última, para dar el salto a la política nacional. A no ser…“A no ser, claro está, que las investigaciones de la juez Mercedes Alaya sobre la corrupción generada durante más de tres décadas de poder absoluto  del partido en Andalucía se lo impidan”, aseguran fuentes socialistas.

Madina amenazaría con su dimisión si se cuestiona su calendario

En medio de los fuegos artificiales que reflejan las tres candidaturas en liza a la secretaría general, hay  varias señales luminosas que en la cúpula saliente del PSOE aconsejan no perder de vista. Por ejemplo, que el compromiso de Pedro Sánchez de celebrar ‘primarias’ en cuatro meses lo ha supeditado a lo que dispongan, en su día, los órganos de gobierno de su partido. Su compromiso con este calendario ha sido, pues, mucho menos explícito que el de Madina, quien para cortar de nuevo el paso a la presidenta andaluza estaría dispuesto, incluso, a amenazar con su dimisión, en caso de resultar triunfador el domingo, si el congreso o el comité federal le obligaran a modificar su hoja de ruta. Algunos de los que trabajan para Pedro Sánchez no le creen tan valiente como para enfrentarse con el mismo arrojo a Susana Díaz, teniendo en cuenta, además, las maniobras en la sombra que ejercitan los hombres de confianza del ex ministro José Bono, con antenas bien colocadas en los puntos clave: su exconsejero Máximo Díaz Cano es el brazo derecho de Susana Díaz en Andalucía y su exdirector de Gabinete, José Luis Fernández Peña, es uno de los jefes de campaña de Pedro Sánchez.

"Estamos metidos en un buen lio", resumen en la ejecutiva saliente

La luna de miel del madrileño con la andaluza se ha resentido, pero en el PSOE se opina que la sangre no llegará al rio. Ambos van a seguir necesitándose si el triunfador del domingo es Eduardo Madina o, añaden las mismas fuentes, si el propio Sánchez quiere recorrer sin grandes sobresaltos sus primeros pasos como secretario general. No hay que perder de vista que la elección del próximo domingo tendrá una segunda vuelta en el congreso extraordinario del día 26 y que en ella no influirán los militantes, sino los ‘aparatos’ de las 17 federaciones. “Estamos metidos en un buen lio” resumen dirigentes de la ejecutiva saliente.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba