Los socialistas quieren que la salida de la recesión centre la conferencia política de noviembre

El ala izquierda del PSOE pone deberes a Rubalcaba para que clarifique el programa económico

Un sector del PSOE, el identificado con el ala más izquierdista, quiere que el partido no maree la perdiz en la conferencia política prevista para noviembre y defina con claridad un programa económico en el que se rechacen de forma radical los planteamientos que está haciendo el Gobierno para la salida de la crisis.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha reconocido públicamente que su partido carece de un programa alternativo al del Gobierno para hacer frente a la crisis y que elaborarlo es, precisamente, la prioridad que debe asumir el PSOE en la conferencia política prevista para noviembre. Desde el ala izquierda ya le han puesto deberes y le recuerdan que los textos que hasta ahora ha distribuido el partido “incurren en lagunas” que deben ser “subsanadas” con el objetivo de presentar a los ciudadanos recetas claras.

Fernández Marugán pide planteamientos claros ante las lagunas detectadas en el programa económico socialista

Este primer aviso proviene ni más ni menos que del exportavoz de Presupuestos del PSOE Francisco Fernández Marugán, actual adjunto al Defensor del Pueblo. En un trabajo publicado en la revista Temas, advierte de que debe defenderse el final de las políticas de austeridad ya que, entre otras consecuencias, han acentuado una división ciudadana sin precedentes y han alterado los equilibrios de la sociedad española.

Desde el ala izquierda del PSOE se reconoce que España está abandonando la segunda recesión consecutiva, aunque va a tardar “bastantes años” en recuperar los niveles de producción, ocupación y protección social conocidos antes de la crisis. A juicio de Fernández Marugán, estos son algunos de los capítulos sobre los que debe centrar sus focos el programa económico socialista. Lo primero es clarificar la reforma financiera ya que la reestructuración de la deuda, aun siendo un problema importante, “parece excesivamente ignorada”. El balance, después de seis decretos leyes y un enorme cerro de dinero en ayudas públicas, “sigue siendo escuálido, hasta el punto de que aun cabe la posibilidad de tener que llevar a cabo nuevas ayudas financieras”. Fernández Marugán llama también la atención sobre el Sareb y prevé que necesitará más dinero ya que agotará el que tiene a medida que aumenten sus ventas de viviendas con pérdidas. Si esto ocurre, añade, es más que probable que el saneamiento “corriera de nuevo a cargo del Estado y los contribuyentes”. “Habría que disponer de una línea argumental de actuación lo más ajustada al terreno que se sea capaz de definir”, le sugiere a su partido el adjunto al Defensor del Pueblo.

Reforma financiera, futuro del 'banco malo' y deuda acumulada, entre los focos en los que el sector izquierdista del PSOE propone concentrar la atención

Fernández Marugán se pregunta también si el ahorro futuro de la economía española permitirá encarar el endeudamiento acumulado y previene sobre el riesgo de que los inversores extranjeros “den muestra de cansancio y desconfianza” y dejen de “financiarnos”.

Desde el ala izquierda del PSOE se echan en falta propuestas para hacer frente al empobrecimiento general de numerosas familias, teniendo en cuenta que se prevé una salida de la crisis con crecimiento bajo motivado por la necesidad de reducir la deuda y acentuado por una deflación salarial y la penalización del consumo. En realidad, lo que se está pidiendo desde este sector del socialismo es que se rechacen de forma radical los planteamientos que está haciendo el Gobierno para la salida de la crisis, aunque todavía no está descartado que en la conferencia política del mes que viene el debate sobre las elecciones primarias y la designación del próximo cartel electoral eclipse todos los demás.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba