Rubalcaba tendría mayores posibilidades si el diputado vasco y la exministra de Defensa fueran por separado

El tándem Chacón-Madina, en peligro: los dos aspiran a ser cabeza de lista a las generales

Ambos tienen un perfil muy similar con el que podría identificarse buena parte de los simpatizantes socialistas, pero juntarles en un ticket electoral no va a resultar una tarea tan sencilla como parecía a quienes buscan unirles en la misma candidatura para jubilar a Alfredo Pérez Rubalcaba. El divorcio entre Carmen Chacón y Eduardo Madina es creciente.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha fijado ya, con el visto bueno del comité federal, el calendario de las primarias y los movimientos en el PSOE comienzan a detectarse tímidamente porque los aspirantes al cartel electoral quieren jugar con ventaja siempre con la mirada puesta en el próximo noviembre, la fecha prevista para abrir las urnas a militantes y simpatizantes. Si hace un año el ‘clan Zapatero’ daba como seguro que el joven diputado vasco Eduardo Madina y la exministra Carme Chacón irían juntos en el mismo ticket para contrarrestar el poderío de la sala de máquinas instalada en Ferraz, ahora ninguno de los fieles al expresidente lo tiene tan claro. La razón, explican fuentes socialistas, es sencilla: los dos aspiran a ser cabeza de candidatura en las elecciones generales previstas para finales del año que viene.

Hace dos primaveras, Madina le salió rana a Chacón, al negarse a encabezar en las primarias una candidatura contra Rubalcaba

Las cosas han cambiado mucho desde que Chacón le ofreció a Madina encabezar la lista con la que la exministra pensaba jubilar a Rubalcaba. Eso sucedió hace dos primaveras y el vasco le salió la rana pues no se atrevió a dar el paso. Al final, Chacón, aconsejada por José Luis Rodríguez Zapatero y su propio equipo de campaña, renunció a competir con Rubalcaba por la candidatura electoral con el pretexto de no poner en riesgo la unidad del PSOE, la autoridad del entonces presidente del Gobierno y la propia estabilidad del Ejecutivo. El camino quedó despejado para Rubalcaba, que seis meses más tarde dejaba a su partido a los pies de los caballos, 15 puntos por debajo de los resultados logrados por Zapatero en 2008 y con casi cuatro millones y medio menos de votos.

Para el ‘clan Zapatero’ el panorama que se dibuja es preocupante porque Rubalcaba no solo ha hecho del calendario de las primarias un traje a su medida, sino que, además, estaría en condiciones de repetir en el cartel electoral si el voto de los militantes y simpatizantes que quieren dejar atrás la rémora del actual ‘aparato’ se viera repartido entre las candidaturas de Chacón y la de Madina.

La división del voto de los simpatizantes entre el diputado vasco y la exministra de Defensa solo beneficiaría a Rubalcaba

Fuentes de la actual ejecutiva están convencidas de que Rubalcaba no solo estará pendiente de estos movimientos, llegado el momento de decidir si concurre o no a las primarias, sino también de los resultados que obtenga el PSOE en las europeas de mayo. Si estas elecciones las ganara el PP, es muy posible que el secretario general del PSOE iniciara una retirada ordenada. En cambio, si los socialistas sacaran un voto o un escaño de diferencia al PP, es altamente probable que diera la batalla, aseguran en su entorno, sobre todo si el divorcio entre Madina y Chacón se acrecienta. No es una posibilidad remota, más bien al contrario, si se presta oído al zafarrancho que enfrenta a cada uno de sus equipos comprometidos con sus campañas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba