LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE LA CAJA B DE GENOVA 13

El gerente de Cospedal confiesa que firmó el recibí por imposición del "violento" Bárcenas, pero niega haber recibido 200.000 euros

José Ángel Cañas, dirigente popular de Castilla-La Mancha, admite haber escrito el documento de la supuesta mordida sólo después de realizar ante el juez Ruz la prueba caligráfica. Asegura que firmó por imposición del extesorero.

José Ángel Cañas a su salida de la Audiencia Nacional
José Ángel Cañas a su salida de la Audiencia Nacional Efe

De negarlo todo a admitir que algunas cosas son ciertas. José Ángel Cañas, gerente del PP de Castilla-La Mancha, compareció este miércoles en la Audiencia Nacional como imputado por su presunta relación con el cobro de una comisión de 200.000 euros de la empresa Sufi SA a cambio de la adjudicación de un contrato público en Toledo En primer lugar, el juez Pablo Ruz iba a someterle a una prueba caligráfica para comprobar si él era el autor del recibí facilitado por Luis Bárcenas al magistrado y en el que supuestamente se recogía la entrega del dinero para la campaña electoral de María Dolores de Cospedal en 2007. Y en segundo, para declarar.

El gerente terminó admitiendo ante el magistrado que él era el autor del polémico escrito, aunque esgrimió una confusa explicación para asegurar que el mismo no reflejaba ninguna entrega real de efectivo. Según aseguró al magistrado, fue el propio Bárcenas quien le dictó el contenido de los recibís y el modo de redactarlos y, quien supuestamente le coaccionó para que los firmara con el argumento de que los mismos "carecían de importancia". Cañas detalló que en enero firmó un primer recibí y que en febrero el extesorero se lo pidió para romperlo en su presencia y obligarle en ese momento a firmar el segundo, que es el que obra en la causa. El gerente de De Cospedal aseguró que aunque dichos documentos no reflejaban entregas reales de dinero, se vio formado a hacerlo porque Bárcenas era "una persona violenta" y las reuniones con él eran siempre "muy tensas". Cuando el juez Ruz le pregunto por qué aceptó plasmar su firma en dicho documento si, como abogado que es debía saber que era algo irregular, Cañas aseguró que llevaba poco tiempo en el cargo y temía perder su puesto de trabajo si no se doblegaba a las "órdenes" del que, recalcó, era su "superior".

La declaración del gerente del PP castellanomanchego también ha servido para que éste negara cualquier implicación de María Dolores de Cospedal en dicho suceso. De hecho, aseguró que sobre este incidente él no la informó en 2007, cuando se produjo, "por considerar que se trataba de un asunto de carácter ordinario [...] sin más trascendencia". Cañas incluso aseguró que sólo le comunicó la existencia de dicho documento tras aparecer publicado en un medio de comunicación después de que el extesorero decidiera 'tirar de la manta' tras ingresar en prisión.

Del Rivero y sus citas

La mañana también ha servido para que declarase Luis del Rivero, ex presidente de Sacyr-Vallehermoso y acusado de estar detrás de la supuesta comisión de 200.000 euros al PP de Castilla-La Mancha. Del Rivero, que ya había comparecido en mayo porque su nombre figura de modo reiterado en los 'papeles de Bárcenas' como donante del partido conservador, mantuvo la misma línea de defensa que en aquella ocasión, aunque en esta ocasión ha sido capaz de recordar algunas de las reuniones con dirigentes de Génova 13, entre ellos el propio Bárcenas y Mariano Rajoy, en los últimos años. Cuando se le ha preguntado por las citas recogidas en la agenda del extesorero del PP, el empresario ha admitido que pueden ser esas once y algunas más, aunque aseguró que ninguna de ellas tenía como objetivo conseguir adjudicaciones para sus sociedades a cambio de donaciones. Sólo admitió entregas de dinero a FAES, la fundación del PP.

Del Rivero enmarcó estos encuentros con dirigentes 'populares' dentro de las "normales" relaciones entre la clase política y el mundo empresarial, y aseguró que también había tenido encuentros similares con integrantes del PSOE. "Nunca le he negado una reunión a nadie", presumió.

Sobre el contrato de limpieza de Toledo que ganó en 2007 Sufi SA, filial de Sacyr y que supuestamente está relacionado con el pago de los 200.000 euros de comisión, Del Rivero negó que se hubiera entregado ninguna cantidad al PP por ella. Incluso afirmó que si estuvo pendiente de dicha adjudicación, cuya cuantía calificó de menor, fue porque su empresa acababa de adquirir la mercantil con la que se presentaba al concurso y que éste era su primera incursión en la capital castellanomanchega, algo en lo que estaba muy interesado. Sobre Bárcenas, aseguró que sus reuniones se limitaban a hablar de cuestiones políticas y de inversiones, en las que, afirmó, el extesorero estaba muy interesado. Del Rivero también aseguró que, pese a que la relación con éste no era muy estrecha, terminó invitándole a la boda de su hijo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba