Nacional

España e Italia se alían contra el paro juvenil: "Las reformas no son una opción, son una obligación"

El presidente del Gobierno y el nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, se han reunido en Moncloa y han sentado las bases de lo que será su propuesta de cara al próximo consejo europeo. Ambos mandatarios apuestan firmemente por la unión bancaria y la puesta en marcha de medidas que favorezcan el empleo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Enrico Letta, han anunciado que ambos Ejecutivos se coordinarán "estrechamente", de forma bilateral y con otros países, con el fin de impulsar la rápida puesta en marcha de la Unión Bancaria y medidas para favorecer el empleo juvenil, "que debe ser el corazón" del próximo consejo europeo de junio.

Así lo han anunciado al término del encuentro que han mantenio este lunes en el Palacio de la Moncloa ambos dirigentes. Para ello, los dos gobiernos han creado un grupo de trabajo encabezado por los respectivos ministros de Empleo para elaborar propuestas al objeto de presentarlas en la próxima cumbre europea de junio.

Rajoy ha urgido a las instituciones europeas a poner en marcha "cuanto antes" las decisiones del Pacto por el Crecimiento y el Empleo, y ha reclamado la adopción en el próximo Consejo Europeo de junio de "más y nuevas medidas" para el empleo juvenil, "que debe ser uno de los grandes temas" de esa reunión. "Las reformas no son una opción, son una obligación" subrayó. Por su parte, Letta subrayó que la creación de empleo debe ser "la obsesión" de los dirigentes europeos.

El presidente español subrayó la necesidad de que el Viejo Continente sea capaz de "hacer más". "Hace ya casi un año que se tomaron decisiones imprescindibles para el futuro de la zona euro, pero queremos insistir que se tomen cuanto antes y sin dilaciones las decisiones a la que nos comprometimos. La unión bancaria, fiscal y política deben avanzar más deprisa, que el próximo consejo sea un paso decisivo hacia esa unión bancaria", dijo.

Austeridad y crecimiento "deben ir de la mano", ya que sin austeridad lo único que crece son los desequilibrios, dice Rajoy

Asimismo, Rajoy insistió en el error del debate entre austeridad y crecimiento, ya que sin austeridad lo único que crece son los desequilibrios, por lo que ambos "deben ir de la mano". Así, subrayó que "si la estación final es empleo, sólo llegaremos a ella en el tren del crecimiento a través de la vías de la reducción del déficit".

Sobre los impuestos, el presidente del Gobierno dijo que le "gustaría" bajar el IRPF en 2014, y "si pudiera, lo haría ya este mismo año", pero dejó claro que eso depende del crecimiento económico. Rajoy reiteró que el compromiso alcanzado con Bruselas en el marco del Plan Nacional de Reformas y del Programa de Estabilidad 2013-2016 es volver a situar el IRPF en el nivel en el que estaba cuando accedieron al poder "a más tardar" en 2015, una vez que el país tenga ya unas "bases sólidas" de recuperación. Rajoy señaló que hay quienes le piden que suba los impuestos y otros que los baje. "La moderación, la prudencia y el futuro aconsejan mantenerlos este año y ver que pasa en 2014, pero en 2015 se bajarán seguro", aseguró.

Rajoy dejó claro que no está a favor de mantener impuestos elevados, "no lo he estado nunca", si bien reconoció que tiene que haber impuestos para mantener servicios púbicos, la sanidad, la educación y, en definitiva, el modelo de bienestar europeo "que hay que preservar". Reconoció además que la subida de impuestos no estaba en el programa electoral del PP. "Pero un gobernante no debe olvidar la realidad", dijo, y recordó que España ha superado una crisis financiera y de deuda en 2012 en el que la prioridad era reducir déficit para genera confianza y credibilidad.

"Este año la senda de déficit es más razonable y ya no tendremos que hacer ni subidas de impuestos importantes ni bajadas grandes de gastos", señaló. Así, Rajoy recalcó que España está trabajando para eliminar los desequilibrios "para luego generar empleo", y subrayó que "este año estamos mejor y el que viene estaremos todavía mejor".

Contra el plan de Rubalcaba

Rajoy rechaza el plan de Rubalcaba de utilizar el rescate bancario para créditos porque obligaría a España a someterse a las condiciones de los países rescatados

Sobre el plan de Alfredo Pérez Rubalcaba de utilizar 30.000 millones del rescate bancario para créditos obligaría a España a someterse a las condiciones de los países rescatados. "Eso supone un cambio en la condicionalidad macroeconómica. El hecho de pedir recursos impone obligaciones a nuestro sector financiero y sería parecido a las obligaciones que se imponen a otros países que han pedido dinero y que se conoce como rescate".

Frente a esa propuesta del PSOE, el jefe del Ejecutivo ha apostado por otras "fórmulas", como continuar la reestructuración del sector financiero, poner a disposición de las empresas 45.000 millones a través del ICO o que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ayude a las pymes.

Por otro lado, el presidente del Gobierno apoyó la idea del presidente del BCE, Mario Draghi, de buscar fórmulas para mejorar la financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) de de la eurozona. Rajoy señaló que Draghi hizo también un "apunte" sobre la necesidad de mejorar la financiación a las pymes, algo que también comparte el Gobierno español, pero no concretó ninguna medida al respecto. "Sería muy importante aprobar mecanismos de financiación de las pymes", subrayó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba