LA INVESTIGACIÓN DE LAS CUENTAS SUIZAS DEL EXTESORERO

Bárcenas usó el nombre de Coca-Cola para ocultar 2,17 millones de euros en una cuenta de EEUU

La documentación interna de los bancos suizos sobre los últimos depósitos descubiertos al político refleja dos salidas millonarias de fondos con la excusa de una inversión en una empresa suministradora de la multinacional de refrescos. 

Luis Bárcenas, en una de sus comparecencias en la Audiencia Nacional.
Luis Bárcenas, en una de sus comparecencias en la Audiencia Nacional. EFE

Todo vale para ocultar dinero. Luis Bárcenas, el extesorero del PP que llegó a atesorar 47 millones de euros en bancos suizos, utilizó en 2009 el nombre de la multinacional Coca-Cola para justificar ante un banco suizo tres transferencias por un total de 2,17 millones de euros desde una de sus cuentas a otra en EEUU. Así consta en la documentación que las autoridades de Berna han remitido recientemente al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, y en la que se recogen tres "fichas de contacto confidenciales" elaboradas por los empleados del Lombard Odier, la entidad en la que llegó a tener 25 de los 47 millones de euros que llegó a atesorar en el país helvético. En estas notas se detallan la cantidad transferida, el destino del dinero y el "contexto y perspectiva económica" de dichas operaciones. En todas ellas se menciona expresamente a la conocida empresa de refrescos dentro de la justificación esgrimida por Bárcenas para eliminar las suspicacias del banco y poder realizar los millonarios movimientos de fondos.

La empresa uruguaya titular de la cuenta en Nueva York donde fue transferido el dinero se vio salpicada en 2009 en dos escándalos de fraude, uno de ellos por el traspado de un jugador de fútbol a un club brasileño

La primera de estas fichas internas tiene fecha del 2 de abril de 2009, sólo unas semanas después de que estallase en España el 'caso Gürtel' y el nombre del entonces tesorero del PP se viera salpicado por la investigación. En ella, se señala que el importe de la transferencia es de 1,28 millones de dólares (967.700 euros) y el destino, una cuenta del HSBC Bank de Nueva York a nombre de un empresa uruguaya desconocida hasta ahora en la investigación: Grupo Sur de Valores SA. La nota se complementa con dos anotaciones más. En la primera, se recoge textualmente la explicación dada por el cliente: "Se trata de una toma de participación del cliente en la sociedad Moraleja SA en Argentina [propiedad del también extesorero e imputado en la causa, Ángel Sanchis]. Ésta última produce zumo de limón y suministra entre otros a Coca Cola", destaca el autor de la misma. La segunda anotación es una pregunta de supuesto autocontrol que se hace el banco sobre si, por el "conocimiento general del cliente, la transacción en cuestión es posible". Un simple 'sí' da luz verde a la misma.

La segunda "ficha de contacto" es muy similar a ésta. Fechada el 8 de abril de 2009, sólo seis días más tarde que la anterior, la cuantía de la transferencia es ligeramente superior: 1,3 millones de dólares (984.000 euros). La justificación, la respuesta a la pregunta de autocontrol y la cuenta de destino del dinero son idénticos al anterior movimiento de dinero, aunque en este caso los autores de la nota escribieron junto al nombre de la empresa uruguaya supuestamente titular de la cuenta una anotación: "sin relación con el cliente". Finalmente, la tercera transferencia es la de menor cuantía y la única expresada en euros: 220.000. Sobre el destino de la misma, únicamente señala el nombre de la entidad, de nuevo el HSBC, aunque no especifica país. Sin embargo, es en el apartado de "contexto y perspectiva económica" donde los empleados del Lombard Odier hacen nuevas anotaciones. En este caso, aunque repiten casi al milímetro la explicación de los dos movimientos anteriores, añaden que todo ello es "según el cliente". Además, detallan que para Bárcenas, la operación tiene como objeto "diversificar sus fondos en la economía real" para añadir a continuación que "el principal accionista de esta sociedad [Ángel Sánchís] es conocido y las cuentas las tiene fuera de Argentina, en territorio de Estados Unidos, en concreto en Nueva York". De nuevo, un simple "sí" dio via libre a la transferencia.

Trasnferencias bajo sospecha

Dichos movimientos no han pasado inadvertidos para el juez Pablo Ruz, que en el auto del pasado viernes en el que comunicaba a las partes personadas en la causa la recepción de los nuevos documentos sobre las cuentas secretas de Bárcenas en el Lombard Odier destacaba la existencia de varias salidas de dinero coincidiendo con el estallido del caso Gürtel. El magistrado mencionaba varias operaciones sospechosas de haber servido para vaciar la cuenta. En concreto, una transferencia realizada en febrero de 2009 a la cuenta que la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias Villar, también imputada, tiene también en Suiza y se ha descubierto ahora; otra que fue devuelta desde el UBS AG de Stamford, en EEUU, y dos más a la cuenta del HSBC en Nueva York en la que aparece como titular Grupo Sur de Valores SA.

No es la primera vez que esta empresa, que recientemente ha cambiado su nombre por el de Grupo Sur Agente de Valores SA, se ve salpicada en escándalos económicos. También en 2009, el año que supuestamente recibió el dinero de Bárcenas, su nombre fue relacionado con un supuesta estafa de 54 millones dólares en el que se vieron involucrados el Ministerio de Economía de Argentina y un pool internacional de aseguradoras. La justicia del país sudamericano investigó si la empresa uruguaya había servido como 'puente' para que parte del dinero pasara de una a otra empresa de la supuesta trama. Ese mismo año, un segundo escándalo económico alcanzaba a la mercantil. En este caso, el supuesto desvío de la mitad del dinero pagado por un club de futbol brasileño, el Botafogo, por un futbolista argentino, Leandro Zárate. Las pesquisas llevaron hasta la cuenta que la sociedad de Montevideo tiene abierta en el HSBC de Nueva York, la misma a la que envió los 2,17 millones de euros el extesorero del PP. Vozpópuli se puso en contacto por correo electrónico con la empresa para conocer su versión sobre los contactos con el político español y los otros escándalos financieros que les apuntan, pero no respondieron a las preguntas planteadas.

Crece la 'trama uruguaya'

Con la presunta participación del Grupo Sur de Valores SA, ya son seis las empresas uruguayas que, de un modo u otro, aparecen implicadas en las maniobras de Bárcenas para poner a salvo el dinero que ocultaba en sus cuentas suizas. Así, entre los papeles que el extesorero del PP facilitó al juez Pablo Ruz para justificar su enriquecimiento poco antes de que éste le prohibiese salir de España figura una certificado de una mercantil de este país sudamericano, Centenary SA, en la que ésta aseguraba que el exsenador por Cantabria había trabajado para ellos como lobista durante diez años. Los investigadores no le dan ninguna credibilidad. También uruguaya es Tesedul SA, la empresa con la que el político español se acogió a finales del año pasado a la amnistía fiscal para 'blanquear' más de 10 millones de euros que aún tenía en Suiza.Dicha compañía aparece a nombre de Daniel Ángel Pérez Blanco y Cristina González Silvestri, un matrimonio con domicilio en Montevideo que ya se ha visto implicado en varias investigaciones judiciales en Sudamérica por su presunta relación con la creación de mercantiles 'fantasmas' para ocultar dinero negro y cobrar comisiones irregulares.

Ya son seis la compañías uruguayas implicadas en la trama utilizada por el extesorero del PP para vaciar sus cuentas suizas cuando estalló el 'caso Gürtel'

Otra sociedad de este país salpicada por el escándalo de las cuentas suizas del extesorero del PP es Brixco SA, supuestamente utilizada para vaciar la cuenta en el Dresdner Bank de Ginebra donde el extesorero del PP llegó a acumular 22 millones de euros. A una cuenta suya en EEUU fueron transferidos 3,5 millones de euros desde la entidad financiera suiza en varias transferencia tras estallar el caso Gürtel. También tenía cuenta en el HSBC de Nueva York. Esta mercantil, que comercializa en exclusiva el zumo de los limones que se obtienen en la finca La Moraleja que Sanchis tiene en Argentina y a la que se refieren las notas internas del Lombard Odier sin mencionarla expresamente, siempre han negado cualquier relación con Bárcenas pese a las evidencias recogidas en la documentación remitida por las autoridades de Berna.

Las dos últimas empresas uruguayas implicadas en la trama son Lidmel Internacional y PT Bex Sociedad de Bolsa. Una cuenta en EEUU de la primera recibió 500.000 euros en dos transferencias realizadas con menos de una semana de diferencia desde uno de los depósitos suizos de Bárcenas. La segunda, también con cuentas en bancos norteamericanos, iba a ser la destinataria de un millón de euros, pero un error en la numeración facilitada a la entidad financiera suiza lo abortó. PT Bex Sociedad de Bolsa ya se había visto implicada en otros escándalos de blanqueo, en concreto el que ha salpicado al vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, en un supuesto caso de corrupción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba