Nacional

La Policía desmonta la teoría del PP: el disco duro de Bárcenas no se destinó a otro usuario y simplemente fue borrado

El informe policial constata que el disco duro del extesorero, que se borró de noche, se formateó para eliminar su contenido y no para vaciarlo y destinarlo a un nuevo usuario. "No consta en los registros del sistema otra actividad diferente a la propia instalación del sistema operativo". Los peritos no han logrado recuperar los datos de dicho disco. 

El informe de expertos informáticos de la Policía Nacional concluye lo que los peritos ya habían avanzado al juez: el disco duro de uno de los ordenadores que usó Luis Bárcenas en la sede del PP fue formateado. Concretamente, el borrado del disco duro de marca Seagate que contenía el ordenador portátil Apple MacBook Pro se produjo la noche del 3 de julio, seis días después de que ingresara en prisión. 

Según el informe al que ha tenido acceso Vozpópuli, "la instalación del sistema operativo se produjo el 3 de julio de 2013 a las 21 horas 14 minutos 09 segundos, finalizando a las 21 horas 35 minutos 21 segundos del mismo día, tras lo cual se reinició el equipo, apagándose definitivamente ses día a las 21 horas 44 minutos".

El informe policial desmonta la teoría del PP y constata que el disco duro se formateó para eliminar su contenido y no para vaciarlo y ponerlo a disposición de otro usuario, como aseguran en Génova. En el disco solo aparece un usuario, cuyas carpetas personales estaban vacías "y del que no consta en los registros del sistema otra actividad diferente a la propia instalación del sistema operativo", detalla el informe en sus conclusiones. Además, los peritos explican que los intentos de recuperar los datos del disco usando una aplicación específica para ello no han dado sus frutos.

Los peritos ya avanzaron al juez en su declaración el 10 de septiembre que el ordenador había sido formateado esa fecha, seis días después de que el extesorero del PP ingresara en la cárcel de Soto del Real (Madrid) por el caso Gürtel y doce días antes de que cambiara su estrategia de defensa y reconociera ante el juez la supuesta contabilidad B en el partido.

Durante el volcado de la información de los dos ordenadores llevado a cabo el pasado agosto en la Audiencia Nacional, se averiguó que uno de los ordenadores (el más antiguo, marca Toshiba) no tenía disco duro en su interior, mientras que el otro (el Apple) sí lo contenía pero no era el original.

El PP ya avisó en un escrito dirigido al juzgado en agosto, cuando entregó los ordenadores, de que sus memorias fueron borradas en cumplimiento de un protocolo que aplica el partido acorde con la Ley de Protección de Datos, que establece que cuando un trabajador que tiene acceso a información delicada abandona la formación, las memorias de sus ordenadores se destruyen.

El partido explicaba que lo hizo después de que en abril un juzgado de Madrid archivara una denuncia del extesorero en la que consideraba que la formación le había robado los dispositivos al no dejarle recogerlos de la sede, aunque el PP no concretó en su escrito la fecha exacta en que lo hizo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba