Nacional

Los cinco misterios que Monedero sigue sin aclarar

El número tres de Podemos habla largo y tendido en su multitudinaria comparecencia. Pero sus palabras no han servido para tumbar todas las dudas. Al contrario, quedan unas cuantas cuestiones por aclarar, entre ellas el futuro del profesor... 

Monedero se explicó largo y tendido, pero dejó muchas incógnitas por aclarar.
Monedero se explicó largo y tendido, pero dejó muchas incógnitas por aclarar. EFE

Después de un mes de silencio, Juan Carlos Monedero reapareció públicamente este viernes para intentar aclarar las presuntas irregularidades que ha cometido. Y volvió con su propio estilo, desafiante, seguro de sí mismo, con el tono del profesor acostumbrado a impartir lecciones a sus alumnos. El número tres de Podemos no solo lanzó sus explicaciones, más o menos creíbles, entregó documentación -aunque no toda- para abonar sus tesis y pidió disculpas por su tardanza en comparecer. También pasó al ataque con muy diversas arremetidas contra sus enemigos políticos, contra el Gobierno del PP y contra los medios de comunicación que han aireado sus supuestas vergüenzas fiscales en las últimas semanas. Atacó sin descanso y habló durante una hora, pero dejó por resolver algunas incógnitas que se antojan claves, entre ellas su propio futuro político. 

Fue una comparecencia sobre la ética, pero donde también importó la estética. Vestido con su habitual chaleco, sentado sin compañeros en la mesa de comparecientes y delante de una simbólica pared blanca que parecía situarlo solo ante el peligro, empequeñecido, con sus correligionarios cerca de él pero lejos de los focos, Monedero se presentó como un hombre "golpeado" y "dañado" como consecuencia de una presunta operación -cuya existencia no demostró- de los poderes fácticos del Estado y sus cloacas para hundir su reputación y, con ello, erosionar la imagen de Podemos, "para que parezca que somos como el resto de partidos".  

Muchas explicaciones, pero no todas

Ante un centenar de periodistas, en una comparecencia que parecía la de un jefe de Estado, el número tres del partido emergente habló durante unos 40 minutos, además de someterse después a unas cuantas cuestiones (no a todas las que flotaban en el ambiente) de los informadores. En total, más de una hora de comparecencia, jalonada de argumentos repetidos, algunos más prolijos que otros, y de ataques al Gobierno del PP y "al régimen del 78". Muchas y muy largas explicaciones, tanto sobre los papeles que aportó como sobre la "caza de brujas" que dice haber padecido durante "un mes muy intenso".

Por ejemplo, Monedero quiso dejar claro que El País había mentido al acusarle de "falsear su currículum"; y, a la vista de la documentación, parece evidente que así fue, dado que el diario de Prisa -"ese con el que algunos nos hemos formado", dijo el afectado- reconoció alguno de sus errores hace unos días en la sección La defensora del lector. Otro asunto turbio del que ha sido acusado y quiso desmentir con vehemencia es la hipótesis de que tiene dinero en fondos de inversión, como publicó El Mundo. Además, negó que en su partido hayan pedido su dimisión. Pero los presentes se fueron de la sede del diario Madrid reparando en algunos misterios que todavía nadie ha aclarado. 

El afectado se esforzó en asegurar que va a seguir en Podemos como responsable de la elaboración del programa, sí, pero al mismo tiempo sugirió su paso a la segunda fila de la trinchera

1. El futuro del número tres del partido. La principal incógnita que dejó entrever Monedero tiene que ver con su propio futuro en el partido. El afectado se esforzó en asegurar que va a seguir en Podemos como responsable de la elaboración del programa, sí, pero al mismo tiempo sugirió su paso a la segunda fila de la trinchera. Primero remarcó que él no era candidato a nada y, por tanto, a ninguna candidatura renuncia. Y después afirmó que a partir de ahora quiere "seguir siendo profesor y recorrer España para reunirme con los círculos". Cuando, a raíz de esas palabras, le preguntaron sobre si va a apartarse, prefirió la ambigüedad calculada. "No abandono mis responsabilidades, pero sí quiero que mi ejecutiva me libere de tiempo". Todo ello para hacer lo que, según él mismo, mejor se le da: "Producir ideas en discusión con la gente"

2. La confidencialidad del célebre contratoPara justificar el famoso ingreso de 425.000 euros en la cuenta de su empresa, Caja de Resistencia Motiva 2, el dirigente y fundador de Podemos presentó una factura, es cierto. Pero lo que no repartió a la prensa, aunque era lo más deseado, fue el contrato con sus pagadores por esos servicios de asesoría política. ¿Por qué no lo ha hecho público? Según su versión, porque el Banco Alba, pagador, firmó con él una cláusula de confidencialidad y, por ello, no puede presentar este documento. "Se lo tendrán que pedir ustedes el banco". O sea, puede que nunca se haga público este enigmático contrato. Asimismo, ¿dónde están los informes de asesoría política por los que Monedero percibió esos 425.000 euros? 

Monedero aportó una factura, pero no el contrato por el que recibió 425.000 euros....¿y dónde están los informes de asesoría política que hizo para recibir tamaña cantidad? ¿Tan difícil o confidencial es hacerlos públicos?

3. El silencio de Pablo Iglesias, Errejón, Bescansa, Alegre... No es, en puridad, una incógnita que dejase sin resolver el profesor. Pero sí es una duda razonable y llamativa porque hubiera sido fácil resolverla. Se trata de la opinión que sobre este caso tienen los componentes del Consejo Ciudadano de Podemos. Es decir, la dirección del partido. Sí, Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Luis Alegre y otros miembros destacados de la formación se sentaron en primera fila como muestra de apoyo a su compañero de filas. Sin embargo, curiosamente ninguno de ellos dijo ni esta boca es mía. Nada más acabar de hablar Monedero, salieron de la sala a toda velocidad, huyendo así de las preguntas de la prensa

4. En qué consiste su denuncia a Montoro. Casi al final de su intervención, con bastante pompa y cierta rabia, Monedero anunció ante los medios que este mismo viernes por la mañana Podemos había presentado sendas denuncias ante la Agencia de Protección de Datos y ante la Fiscalía por las actuaciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por si existiera un delito de revelación de secretos, ya que considera que se ha violado su intimidad. Al tiempo que blandía los papeles de dichas denuncias, Monedero djo que "el máximo responsable es Montoro, que también es mi ministro". Pero no quedó nada clara cuál es la naturaleza jurídica de estos documentos. Además, tampoco iban incluidos en el dossier entregado a los medios, con lo que unos y otros se preguntaban qué era exactamente lo que se había denunciado. 

No quiso hablar de la detención del alcalde de Caracas ni de la posible extradición del etarra De Juana Chaos ni tampoco quiso aclarar si se arrepiente de haber colaborado con el Ejecutivo de Nicolás Maduro

5. Sus verdaderas relaciones con Venezuela. Al número tres de Podemos, que ha cobrado del Gobierno venezolano y cuyos vínculos con el país del chavismo son conocidos, le preguntaron sobre varios asuntos candentes que están ocurriendo en aquel país. Pero Monedero no quiso hablar de la detención del alcalde de Caracas ni de la posible extradición del etarra De Juana Chaos ni tampoco quiso aclarar si se arrepiente de haber colaborado con el Ejecutivo de Nicolás Maduro. Se limitó a decir que él siempre defiende "el Estado de Derecho en todos los lugares". Según dijo, no quiso hablar de Venezuela porque era una comparecencia para hablar de sí mismo y los problemas. Era, en definitiva, el momento de su verdad. Pero no el momento de toda la verdad. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba