Nacional

El PP se desploma en intención de voto al alejarse del 'centro ideológico'

En ese hipotético centro ideológico se sitúa un 38% de los electores, frente al 31% que se adscribe al centro-izquierda y el 16% del centro-derecha. Según Metroscopia, en el centro puro el PP solo tiene el 9,8% de los votos, frente al 11,2% del PSOE.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría y el titular de Economía, Luis de Guindos.
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría y el titular de Economía, Luis de Guindos. EFE

El desencanto general con el bipartidismo en España sigue aumentando, tal y como se refleja en los sondeos de intención de voto, donde la abstención gana terreno. En caso de celebrarse elecciones generales hoy, el Partido Popular obtendría un 30,8% frente al 31,7% del PSOE, según una encuesta de Metroscopia elaborada para el diario El País. La tendencia a la baja del PP es pronunciada – pierde 1,8 puntos en un mes y casi 14 puntos desde las generales de 2011- y sólo le salva la caída del PSOE que tampoco levanta cabeza –obtendría 1,8 puntos menos que en enero pero tres más que en las generales de 2011-.

La clave del desplome del PP estaría en el sesgo ideológico de muchas de sus decisiones y en el escaso reconocimiento por parte de sus propios votantes de la mejora en la economía del país. En mayor grado incluso cala dicha contrariedad entre los barones regionales del PP que deben presentarse en 2015 a elecciones autonómicas y competir por el centro ideológico perdido.

No obstante, una diferencia de 1,1 puntos no puede considerarse victoria de los socialistas sino un empate técnico susceptible a invertirse en base al margen de error. Esta tendencia que prueba el desgaste tanto de Gobierno como de Oposición, resulta especialmente reveladora de cara a las elecciones europeas de mayor. Y es que, la suma de votos de los partidos mayoritarios, aún sin candidatos, será menor que nunca y la victoria se decidirá por la mínima.

La participación estimada en estos comicios es del 65%, seis puntos por debajo de la de las generales de 2011. Los dos grandes partidos tienen por delante el difícil reto de movilizar a los electores dispuestos a abstenerse. Dicha movilización podría depender, en el caso del PSOE, del castigo de parte de la ciudadanía a Mariano Rajoy por reformas tan polémicas como la Ley del Aborto o la LOMCE. En el caso del PP, dependería de cómo se gestione la futura supuesta bajada de impuestos o los datos macroeconómicos favorables.

El PP pierde el ‘centro ideológioco’

IU sigue siendo el otro beneficiario del desplome del bipartidismo con un 13,5% de los votos, casi el doble de su último resultado, lo que muestra que el PSOE tampoco recupera a electores de izquierda.

UPyD, por su parte, aspira a restarle votos a ambas formaciones desde una posición equidistantemente crítica. El partido de Rosa Díez obtendría el 8,5% de los votos, casi el doble del 4,7% que cosechó en las generales de 2011. Cuenta además con el 8,6% de los votantes de centro, con capacidad para recoger de PP y PSOE.

En ese hipotético centro ideológico se sitúa un 38% de los electores, frente al 31% que se adscribe al centro-izquierda y el 16% del centro-derecha. Según la encuesta, en el centro puro el PP solo tiene en este momento el 9,8% de los votos, mientras que el PSOE logra el 11,2%.

En las europeas, ese 38% de electores de centro desnivelará el empate técnico con el que parten PP y PSOE. Y otro elemento a tener en cuenta es la nueva forza política VOX. No existen previsiones de resultados para el partido de Ortega Lara, pero cada voto que le quite al PP será un voto que antes nadie le disputaba al partido de Rajoy.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba