Nacional

El Gobierno exigirá a los bancos la concesión de más créditos antes de aprobar sus fusiones

El ministro de Economía ha detallado ante los mercados internacionales en Londres el calendario y los mecanismos para articular las próximas fusiones en España. Luis de Guindos reveló a la comunidad de la city que el coste de la reestructuración superará ligeramente los 50.000 millones anunciados (un dato que confirmará este jueves en el Congreso) y, como gran novedad, que el Gobierno sólo dará luz verde a las fusiones que garanticen que los bancos resultantes amplían el crédito que conceden a familias y empresas. Sin un compromiso de más crédito a familias y empresas, el Banco de España denegará su fusión.

Según su presentación, sólo si garantizan más crédito para reactivar "el crecimiento económico y la creación de empleo" recibirán la luz verde a las uniones. Ese requisito será un punto clave que las entidades deberán incluir en el plan de viabilidad y gobierno corporativo que tendrán que remitir al ministerio y al Banco de España. El regulador revisará ese compromiso de mayor crédito antes de que se apruebe la fusión, aseguró el ministro de Economía que no precisó cómo se controlará el cumplimiento de ese requisito después de aprobada la unión. De Guindos recogió ese compromiso en una presentación de Powerpoint en la que se decía lo siguiente:

Requisito imprescindible tras el recorte de 12.000 millones de crédito a empresas y familias

El Gobierno ha optado por endurecer el requisito tras comprobar los últimos datos a cierre de diciembre que muestran que la banca ha recortado en más de 6.000 millones el crédito a las familias y en otros 6.000 los préstamos a empresas, según los balances del Banco de España. 

Economía ha optado por hacer del aumento del crédito a las familias un requisito imprescindible para autorizar las fusiones. El objetivo final --dijo el ministro en su presentación a analistas-- es doble: "suavizar las restricciones financieras al crecimiento económico" y promover "la creación de empleo". De Guindos describió el momento actual en el sistema bancario como una situación de "exceso de capacidad bancaria" y prometió a los analistas de la city el "refuerzo de los mecanismos de buen gobierno de las instituciones creadas a través de las fusiones" con el objetivo de que puedan captar capital en los mercados de manera más sencilla y puedan hacerlo fluir.

El coste de la reordenación será ligeramente superior a lo previsto

El coste del ajuste bancario será "ligeramente" superior a lo inicialmente anunciado, según confirmará este jueves el ministro de Economía en su comparecencia parlamentaria. De Guindos cifró en 50.000 millones de euros, el precio de ese ajuste en una entrevista con el diario Financial Times en la que citaba datos del Banco de España. Con las cuentas de los bancos a cierre de 2011, el Ejecutivo calcula que el coste podría ser ligeramente mayor pero siempre por debajo de los 55.000 millones.

"No es una desviación significativa" aseguran fuentes de Economía. En el roadshow, el ministro se limitó a asegurar que el ajuste estaría "en el entorno" de los 50.000 millones, aunque no quiso concretar la cifra a la espera de hacerla pública en el Parlamento.

Calendario de fusiones más rápido de lo previsto

Pese a que el gobierno ha dado hasta finales de 2012 para cerrar el nuevo mapa, los analistas presentes aseguran que De Guindos adelantó movimientos corporativos inminentes y un calendario quizá "más ajustado", dijo literalmente, "de lo inicialmente previsto". El calendario oficial, como aprobó el Consejo de Ministros, permite remitir ofertas de fusión hasta el 30 de mayo y que el Banco de España resuelva en el plazo de un mes. Sin embargo, dijo De Guindos, se producirán movimientos en el más "corto plazo" y comprometió "incentivos significativos" para las entidades que desarrollen esas uniones.

El resto de la situación, según el roadshow

La presentación ante la comunidad financiera de Londres corrió a cargo de la Presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, que ofició como maestra de ceremonias. Además de la reforma financiera, el ministro defendió la reforma laboral y --sobre todo-- el ajuste inmobiliario que se estaba produciendo en el país.

De Guindos aseguró que la situación del mercado inmobiliario en España es mejor de lo que algunas casas han recogido. Según los cálculos del ministro, hay activos inmobiliarios dudosos por valor de 175.000 millones de euros pero la otra mitad del parque inmobiliario (cuyo valor cifró en 148.000 millones de euros) se encuentra ya saneada, concluyó De Guindos. 

En cuanto a la reforma laboral, el gobierno admite lo que ha negado en sus declaraciones públicas en España: que ha abaratado el despido (ver pág. 22 de la presentación de Powerpoint) y anuncia una regulación común en materia de mercado interior para unificar en una sola norma las diferentes disposiciones autonóimcas (ver pág. 28 de la presentación de Powerpoint).

Descargue la presentación completa aquí

Vea a continuación la presentación referida al sector financiero


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba