Nacional

‘Eurovegas’, cuatro meses en un cajón

El 25 de julio, Las Vegas Sands entregó a la Comunidad el plan de viabilidad del brutal complejo de Alcorcón. Hoy, el plan sigue sin publicarse en el Boletín Oficial y Rajoy no permitirá fumar si no hay movimientos de Adelson, que busca alternativas en Asia.  

Sheldon Adelson y su mujer, Miriam Ochsorn, acuden a una cena en uno de sus hoteles en Macao (China).
Sheldon Adelson y su mujer, Miriam Ochsorn, acuden a una cena en uno de sus hoteles en Macao (China). GTRESONLINE

Apenas habían pasado solo unas horas del terrible accidente ferroviario en las inmediaciones de Santiago de Compostela, y la consternación era tan grande que los espectadores solo tenían ojos para las decenas de víctimas que iban apareciendo dentro del Alvia. Por eso llamó tan poco la atención Andrew Tottenham aquel jueves 25 de julio entrando a primera hora de la mañana en la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol. El director general de Las Vegas Sands Corporation llevaba consigo una carpeta con 326 folios en los que se detallaba un colosal proyecto de ocio y juegos de azar al norte de Alcorcón: 750 hectáreas, 100.000 empleos y 6.000 millones de euros hasta 2016, y 17.000 millones hasta 2020; además, tres campos de golf, siete casinos, seis teatros, 36.000 habitaciones…

Este chorro de promesas a raudales conocido como Eurovegas e impulsado por el magnate de Boston Sheldon G. Adelson fue entregado al vicepresidente de la Comunidad, Salvador Victoria. La entrega se produjo hace cuatro meses y desde entonces acumula polvo en un cajón, pese a la insistencia de varios grupos ecologistas contrarios al proyecto por hacer público el plan de viabilidad desde el minuto uno. A fin de cuentas, lo único que ha trascendido –los miles de empleos y otras cosas positivas- es lo que se ha filtrado interesadamente a la prensa.  

En teoría, la evolución de los acontecimientos iba a ser la siguiente: hechas las modificaciones legales exigidas por Adelson, el Ejecutivo regional de Ignacio González estudiaría y daría su aprobado al plan, para después sacarlo a concurso consu publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Pero las cosas se han torcido: tanto, que el presidente autonómico se ampara en el “secreto comercial” para esconder el plan de viabilidad a la ciudadanía.

González se escuda en el “secreto comercial” para no revelar nada mientras dispara contra la inacción de Moncloa

El lío del tabaco

Finalizado el verano, poco tardó el equipo de González en dirigir la mirada a Moncloa. El tema más recurrente ha sido la modificación de la ley antitabaco, aprobada la pasada legislatura con la aplastante mayoría que poseían PP y PSOE. El Gobierno central, que lleva tiempo negociando directamente con la multinacional norteamericana, no está precisamente por la labor de cambiar nada sin una mínima seguridad de que Las Vegas Sands se instalará en Madrid con su aluvión de empleos. Hace tiempo que el cruce de declaraciones entre ambas partes viene siendo habitual.

El pasado 17 de septiembre, Ignacio González elevó el tono: “Si Moncloa no resuelve ya el marco estatal, corremos el riesgo de que Eurovegas se vaya a otro sitio”. Tras alguna riña verbal de escasa trascendencia entre la CAM y ministros como José Manuel Soria, la titular de Salud, Ana Mato, es la que se ha encargado de acercar posturas. Ayer mismo la ministra insistía en “compatibilizar” la “creación de empleo y la defensa de la salud”, en alusión al complejo alcorconero.

Rajoy, sin embargo, realizó un sorprendente quiebro la semana pasada que cogió a propios y extraños. Sabedor de que su gabinete, a través de hombres como el secretado de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, negocia a tres bandas con LVS (en las conversaciones se sienta el bufete de abogados Garrigues, que estudia el impacto que pueden tener los cambios legislativos que pide Adelson), el presidente devolvió la pelota al tejado del magnate judío ultraortodoxo. Rajoy aseguró a RNE que tocar la ley antitabaco “será la última decisión que se tome” y pidió movimientos a Las Vegas Sands antes de actuar: “La inversión comprometida no es un tema menor”, señaló.

Adelson explora Vietnam y otros rincones del Sudeste Asiático, la región que le reporta todos sus beneficios.

Objetivo Vietnam

Lejos de desesperarse, Sheldon Adelson actúa igual que hace un año: impone condiciones fiscales, laborales y sanitarias a España mientras explora alternativas en otras partes del mundo para agrandar su negocio. Concretamente, indaga en el Sudeste Asiático, donde LVS ya opera en Macao (China) y Singapur. Es en esta región donde la multinacional no para de mejorar sus beneficios, a la vez que cierra casinos en Estados Unidos porque ya no dan los réditos de antaño. En los últimos días, Adelson ha visitadoVietnam, país que siempre le ha interesado. También Corea del Sur, Taiwán y Japón, este último más atractivo desde que se impuso a Madrid en los Juegos de 2020. Pero él quiere Vietnam, aseguran varias fuentes.

No son los únicos contratiempos que rodean al proyecto español: existen varios informes económicos muy desfavorables a Eurovegas elaborados por bancos de inversión como Deutsche Bank o JP Morgan; incluso el propio Adelson habría reconocido ante inversores de su compañía que todavía no cuenta con el dinero necesario para afrontar el complejo, según publicó El Confidencial en octubre.

Para rizar el rizo, toda la bancada opositora (PSOE, IU y UPyD) está en contra del proyecto: el portavoz socialista Tomás Gómez ha abanderado dicha oposición, llegando a vaticinar el de Parla la elección de Alcorcón con cinco meses de antelación al anuncio oficial. Son demasiados obstáculos para un plan que sigue aparcado en el cajón.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba