Los socialistas temen verse arrastrados por el PP a polémicas que recuerden su fracaso en la salida de la crisis

Rubalcaba busca superar en las europeas el listón de las últimas legislativas para salvar su carrera política

Alfredo Pérez Rubalcaba se juega el final de su carrera política en las elecciones del próximo 25 de mayo, de ahí que haya colocado su objetivo en que el PSOE supere el 28% de los apoyos que obtuvo en las legislativas de 2011. De conseguirlo, su equipo cree que podrá continuar liderando el partido e, incluso, concurrir a las primarias de noviembre.

Hace casi dos años y medio, los socialistas consiguieron en las elecciones generales el 28,7% de los apoyos, frente al 44,6% del PP. Las europeas del 25 de mayo se parecen en poco a las legislativas, pero el equipo de Alfredo Pérez Rubalcaba opina que si la candidata, Elena Valenciano, supera el listón de 2011, éste podrá rentabilizar el resultado con independencia de si gana o no al PP siempre, claro está, que la diferencia sea mínima.

El PSOE se conformaría con superar en las europeas el listón del 28% que logró hace casi dos años y medio en las legislativas

En los cuarteles generales de los dos grandes partidos se maneja un escenario de empate técnico que se definirá en cualquiera de las dos direcciones en la recta final de la campaña electoral. El PP ha evidenciado que no quiere una campaña larga ni tampoco muy intensa, con el fin de no movilizar al electorado de izquierdas. De ahí que vaya a dejar orillados hasta el 25 de mayo aspectos tan polémicos como la lucha contra la corrupción, la financiación autonómica o la reforma de la ley del aborto. Pese a ello, en la dirección del PSOE se teme que Mariano Rajoy intente desviar los debates hacia la crisis económica y la forma en que se está saliendo de ella, con el objetivo de devolver a la retina de los votantes el recuerdo de como el último Gobierno socialista, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, fracasó en buena parte de sus recetas.

Con estos mimbres, el PSOE ha diseñado una campaña electoral centrada en Europa y en la necesidad de crear empleo. Su dirección ha analizado a fondo qué sería más rentable para los intereses del partido, si defender aunque sea con más de dos años de retraso las políticas de Zapatero, algo que ni siquiera hizo el expresidente cuando tuvo oportunidad para ello, o, por el contrario, obviar los temas nacionales para hacer pedagogía sobre la importancia que revestirá el poder de Bruselas en la próxima legislatura comunitaria y cómo podrá influir en la lucha contra el desempleo, el problema principal que arrastra España desde que con el 8% de paro registrado en 2007 empezó a hablarse del pleno empleo. En la sede nacional socialista de la madrileña calle Ferraz se ha optado por esta segunda opción.

Los socialistas temen que el PP vuelva a colocar en la retina de los votantes la incapacidad del Gobierno de Zapatero para salir de la crisis

El PSOE sacará a pasear a sus referentes europeos más consolidados, contando en primer lugar con Felipe González y Javier Solana, a lo largo de una campaña que quiere convertir de algún modo en una especie de termómetro sobre las posibilidades que tiene de remontada. Su lema, “Tú mueves Europa” se instalará en las farolas de las grandes ciudades, pero no en las vallas publicitarias, entre otras razones por falta de presupuesto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba