EL SUMARIO DE LOS 'PAPELES' DEL EXTESORERO

Un gerente del PP alertó por escrito a Rajoy y Cospedal de los manejos contables de Bárcenas

Cristóbal Paéz, procesado por la caja B del partido, asegura en un recurso ante el juez Ruz que informó de ello al presidente del partido "a su requerimiento". Fue despedido en julio de 2010, dos años y medio antes de estallar el escándalo de la caja B.

Cristóbal Páez, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional en agosto de 2013. Meses después sería imputado.
Cristóbal Páez, tras declarar como testigo en la Audiencia Nacional en agosto de 2013. Meses después sería imputado. GTRES

Las referencias aMariano Rajoy y María Dolores de Cospedal vuelven a aparecer en el sumario de los 'papeles de Bárcenas' también en su fase final. Y lo hacen, esta vez, de la mano de un ex empleado del partido que tuvo responsabilidades en el equipo financiero de la formación: Cristóbal Páez. El que llegara a ser gerente de la formación cuando Luis Bárcenas pasó a ser tesorero, y que se encuentra imputado en la causa por su papel en el supuesto pago con dinero 'negro' de la remodelación de Génova 13, ha presentado un recurso de apelación en la Audiencia Nacional en el que, además de negar que él tuviera ninguna responsabilidad sobre las supuestas irregularidades contables, asegura que antes de salir del PP en 2010  informó por escrito a los entonces presidente de la formación y a la secretaria general del secretismo con el que su entonces jefe llevaba la contabilidad de la formación. Y lo hizo, recalca en dicho texto jurídico, a "requerimiento" del propio Rajoy.

Páez asegura en su recurso que fue el propio presidente del PP quien le pidió que le informara sobre la actuación de Bárcenas y que, de ello, también tuvo noticia la secretaria general  

En dicho escrito, presentado el pasado 31 de marzo y al que ha tenido acceos Vozpópuli, el que fuera uno de los empleados mejor pagados del partido recalca que desde que fue contratado en noviembre de 2004 como adjunto al gerente del PP y pese a que fue ascendido en 2008, nunca tuvo "funciones inherentes a la dirección de la empresa, no teniendo la consideración de ejecutivo de alta dirección". En este sentido destaca que cuando asumió el puesto de gerente en sustitución de Bárcenas, que fue nombrado tesorero, simplemente se le "otorgó un poder general de representación ante organismos públicos y para pleitos". Según él, todo fue porque su jefe "asumió simultáneamente el cargo de tesorero llevando consigo las funciones que venía desarrollando como gerente".

Por ello, insiste que su "actividad profesional" en el partido esuvo siempre sometida a "una organización jerárquica" en la que todas sus actuaciones estaban "siempre supervisadas por su inmediato superior". Además, asegura que "nunca tuvo, ni como adjunto al gerente ni como gerente, acceso al presupuesto del partido, limitándose a ejecutar las partes que de aquel le eran encomendadas por el señor Bárcenas, quien siempre tenía la última palabra", se recoge textualmente en el escrito. Es aquí donde el recurso destaca que ese desconocimiento de las cuentas del partidos "durante toda su vinculación laboral con el PP" fruto del estricto control que sobre las mismas llevaba el entonces tesorero es lo que le llevó a informar "por escrito al presidente del partido a su requerimiento, de lo que también fue informada la secretaria general". Aunque no los nombra, se refiere a Rajoy y Cospedal, que eran quienes entonces ocupaban dichos puestos.

"Meros trámites" contables

Una ignorancia sobre los detalles de las cuentas que, añade, se hizo aún mayor a partir de 2009, tras estallar el 'caso Gürtel'. En aquel momento, asegura que Bárcenas ordenó expresamente al cajero, a otros responsables de contabilidad y a los auditores internos que "no me facilitasen ninguna información sobre el área funcional de cada uno de ellos". A partir de ese momento, asegura, él quedó para "cuestiones de mero trámite, por ejemplo la remisión al Tribunal de Cuentas de toda la contabilidad del Partido Popular o de la solicitud a la AEAT de la exención del Impuesto de Sociedades". Por todo ello, insiste que siempre ha sido "totalmente ajeno a cualquier tipo de donaciones presuntamente recibidas" en Génova 13 e, incluso, a la declaración de impuestos que ahora ha llevado al PP a ser considerado por el juez Ruz responsable civil subsidiario y a él, imputado. "No era una materia de su competencia", añade el texto.

El antiguo empleado del PP afirma que en 2009, tras estallar el 'caso Gürtel', el extesorero limitó aún más su acceso a las cuentas del partido

Páez se presenta, de hecho, como un abnegado trabajador del PP que en las obras de remodelación bajo sospecha siempre se esforzó en "obtener mejores precios de los presupuestos" y en exigir el "cumplimiento de plazos y correcta ejecución de los trabajos". "Una actitud profesional de defensa de los intereses de su empresa", añade para calificar una labor en la que siempre intentó conseguir "el mejor precio posible en beneficio del Partido Popular". Por todo ello, el antiguo empleado de la formación, que está procesado por delitos contra la Hacienda Pública, asegura no entender su inculpación y destaca que otro trabajador del PP que hizo labores similares a la suya ha comparecido en la Audiencia Nacional simplemente como testigo. Se refiere a Antonio de Lafuente, responsable de seguridad de Génova 13 y cuñado del propio Bárcenas, quien "desempeñó las mismas funciones que el señor Páez en lo que a la ejecución de obras se refiere". Por todo ello, pide al juez que se sobresea la causa contra él y pasar a ser, como aquel, un simple testigo.

A lo largo del recurso, en el que también alega las prescripción de los delitos de los que se le acusa, Páez deja vislumbrar el deteriodo de su relación personal con Bárcenas, que fue quien le incluyó en el equipo económico del partido pero con el que terminó llegando, incluso, a las manos. También su desapego hacia el PP, que en lugar de nombrarle tesorero cuando salió Bárcenas, terminó despidiéndole en julio de 2010 por orden de María Dolores de Cospedal. Él, que había aterrizado en eal partido de la mano de Manuel Fraga cuando aún era Alianza Popular y que llegó a ser un hombre de confianza de Francisco Álvarez Cascos, con quien trabajo en el Ministerio de Fomento, salió del partido con una indemnización de más de medio millón de euros, pero dando un sonoro portazo. Ahora, imputado por el pago en negro de la remodelación de la sede y también en la rama valenciana de la Gürtel por delito electoral, se muestra dispuesto "a todo" para exculparse, aseguran fuentes cercanas a su defensa. 

DE TESTIGO A IMPUTADO

Cristóbal Páez ha declarado dos veces ante el juez Pablo Ruz dentro del sumario de los 'papeles de Bárcenas'. La primera, en agosto de 2013, lo fue como testigo. En diciembre de ese mismo año volvió a comparecer, pero ya como imputado. En la primera ocasión, el que fuera 'número 2' del tesorero entre 2008 y 2009, admitió que los dos apuntes contables en los que figuraba su nombre como receptor de 6.000 euros en 2007 y 2008 eran ciertos y que fue el extesorero Álvaro Lapuerta quien le entregó en mano ambas cantidades en sobre y en billetes de 500 euros. También reconoció que dicho dinero no lo declaró a Hacienda al ser pagos 'en negro'.

Entonces también confirmó que tras estallar el 'caso Gürtel', y ante el temor de que el juez Baltasar Garzón ordenara el registro de la sede, Bárcenas le entregó documentación comprometedora para que la guardara. Páez aseguró que se trataba de "fotocopias de facturas de empresas que no identificaba y hojas de cálculo" que le devolvió semanas después. "Esa documentación me estorbaba, me quemaba. Yo no quería tenerla. Eso no era mío ni iba conmigo", dijo. Ya entonces, el gerente puso de relieve ante el juez Ruz el poder que tenía Bárcenas: "Aquí quien cortaba el bacalao era Luis", señaló.

Meses más tarde volvió a ser citado por el magistrado, aunque en esta ocasión como imputado por su papel en el pago de las obras de Génova 13 con fondos procedentes de la supuesta 'caja B' del partido. Entonces, negó conocer nada sobre los supuestados abonos en 'negro' de aquellos trabajos y redujo su función en ello a la firma de los certificados de obras cuando éstas se iban concluyendo, en la misma línea de defensa que recoge el recurso que acaba de presentar. De hecho, también entonces descargó toda la responsabilidad de los pagos en el que entonces era su jefe, Luis Bárcenas. "Todo el dinero lo controlaba él", aseguró antes de afirmar tajantemente que "ni he visto ni me consta que las obras de pagaran en negro".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba