Nacional

La hoja de ruta de Albert Rivera para llegar a La Moncloa

En Ciudadanos esperan lograr un gran resultado en las elecciones catalanas que catapulte sus opciones en las generales. En el otoño presentarán más medidas económicas en las que trabaja Luis Garicano…

Rivera y su equipo preparan el camino a la Moncloa.
Rivera y su equipo preparan el camino a la Moncloa.

Albert Rivera quiere ser presidente del Gobierno. Para ello, él y sus más estrechos colaboradores están trazando una hoja de ruta con la que pretenden llegar a La Moncloa o, en su defecto, cosechar un buen resultado en las elecciones generales que a priori deben celebrarse en noviembre. La clave más decisiva de este camino hacia la presidencia está en los comicios de Cataluña previstos para el 27 de septiembre. En Ciudadanos han depositado sus esperanzas en que sus números en las elecciones autonómicas sirvan como catapulta para sus opciones en las nacionales.

El primer hito de esta hoja de ruta aún en construcción es, sin duda, la proclamación de Rivera como candidato en el fin de semana del 4 y 5 de julio. Ese día tendrán lugar las primarias y está claro que el actual presidente de C’s se llevará el gato al agua. De momento, varios militantes han expresado su intención de competir en las elecciones internas, pero es cuanto menos dudoso que vayan a conseguir el 2% de avales necesarios para concurrir en las urnas. Si todo sale como han cocinado en la dirección de Ciudadanos, Rivera será el candidato e Inés Arrimadas será su sustituta en Cataluña. Ambos constituyen una dupla que es la mejor posible en opinión del resto de dirigentes de la formación naranja.

La democracia en España es más mediática que nunca. Y en Ciudadanos saben que tienen que mantenerse de actualidad

La democracia en España es más mediática que nunca. Y en Ciudadanos saben que tienen que mantenerse de actualidad. Por ello, diseñan un calendario repleto de actos. Sin ir más lejos, también a finales de julio, el fin de semana del 19, se elegirán a los otros nombres importantes para los comicios autonómicos y generales. En concreto, la militancia elegirá a los puestos que van del número 2 al número 5. Serán, por supuesto, personas de la total confianza de Rivera y Arrimadas.

Las catalanas como impulso

Cuando Artur Mas anunció que convocaba elecciones catalanas para el 27 de septiembre, en Ciudadanos pensaron que era su gran oportunidad para convertirse en la primera opción constitucionalista en Cataluña. De ahí las dudas de Rivera para elegir dónde se presentaba, aunque finalmente el sueño de Moncloa ha sido más fuerte. No lo reconocerán públicamente, porque apuestan por la prudencia, pero en el partido naranja consideran que en esta cita electoral van a convertirse, como poco, en la segunda fuerza política en el Parlamento catalán. Un objetivo ambicioso, sí, pero posible a su juicio.

Abonan esta tesis los magníficos resultados de C’s en Cataluña en las elecciones municipales. Los catalanes dejaron claro con sus votos que el PP y el PSC continúan en caída libre, justo en paralelo al crecimiento de Rivera y los suyos. Los naranjas quieren aprovechar esa inercia y aumentar su representación en la Cámara regional. Si, como parece, es elegida candidata, Arrimadas va a pelear por fagocitar a PP y PSC merced a un discurso antinacionalista sin complejos. En esa tarea se va a volcar todo el partido, cuyas principales estructuras están en Barcelona, donde nació, aunque la militancia esté creciendo en otras comunidades.

El único temor es que el presidente de C’s acabe por eclipsar a Arrimadas con sus intervenciones. Para evitarlo están trabajando en el partido naranja

Desde Ciudadanos cuentan que Rivera también va a implicarse totalmente en la campaña de las catalanas. Una hipótesis que no por esperada deja de ser importante. De hecho, el único temor es que el presidente de C’s acabe por eclipsar a Arrimadas con sus intervenciones. Para evitarlo están trabajando en el partido naranja. Y el primer punto consiste en impulsar la imagen de la candidata durante este verano. Eso sí, todos coinciden en que se trata de una oportunidad histórica para la formación.

En otoño, la economía

La hoja de ruta de Ciudadanos depende en gran medida de las elecciones catalanas. Los mandamases del partido creen que si logran allí un buen resultado, se multiplicarán sus opciones para los comicios de noviembre. Pero esta posibilidad no es, ni mucho menos, el único punto importante de su trabajo para catapultarse hacia las generales. En el campo de las propuestas, la gran clave es la economía.

 En los primeros meses de 2015 Ciudadanos empezó a desgranar su programa económico “para devolver a España su futuro” y auspiciar su principal eslogan: “el cambio sensato”. Dicho conjunto de propuestas económicas consta de seis ejes principales. Siempre con actos multitudinarios celebrados en Madrid, Rivera y los suyos han presentado ya tres de esos pilares. La idea que ahora manejan en C’s es continuar dando a conocer sus iniciativas en el próximo otoño. Ya hay algún acto programado antes, pero se trata de guardar las iniciativas más impactantes para entonces. Y en ese sentido resulta clave el trabajo, en la sombra en las últimas semanas, del economista Luis Garicano, gurú del partido en estos asuntos.

La dirección de Ciudadanos arriesgó durante la precampaña y la campaña de los comicios del 24-M presentando algunas de sus propuestas. Algunas de esas iniciativas, como el cambio en los tramos del IVA, provocaron no pocas críticas al partido naranja. Y, por ello, ahora sus dirigentes quieren extremar las precauciones para no desbarrar con sus iniciativas. Eso sí, siguen apostando por utilizar sus propuestas para marcar la agenda del debate político. Y precisamente por ello preparan sorpresas para que Ciudadanos esté en boca de todos en las semanas previas a la gran cita y el gran sueño de Rivera: las elecciones generales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba