Nacional

Rajoy acusa a Mas de "encerrarse en sí mismo" y le vaticina un "fracaso" en su deriva independentista

El presidente del Gobierno ha acudido a Barcelona pero ha evitado encontrarse con Artur Mas, pese que han estado en el mismo sitio -el Foro de Marcas Renombradas de España celebrado en Barcelona- aunque en horas diferentes.

Mariano Rajoy en Barcelona, seguido por Jorge Moragas (d.) y buena parte de su séquito
Mariano Rajoy en Barcelona, seguido por Jorge Moragas (d.) y buena parte de su séquito efe

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ensalzado en Cataluña el futuro de una España unida, y aunque no ha visto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ni se ha referido explícitamente a él, ha exigido explicar los costes a quien pretende ir por una senda contraria y "encerrarse en sí mismo". Rajoy ha clausurado en Barcelona el acto organizado con motivo del XV aniversario del Foro de Marcas Renombradas de España (FMRE), en el que en la mañana del jueves había intervenido también Mas aunque ambos no han coincidido debido a que, tal y como había avanzado la organización, el presidente de la Generalitat abandonó el edificio casi una hora antes de que llegara el jefe del Ejecutivo.

En unas breves declaraciones a los periodistas, Mas ha explicado que no ha visto a Rajoy porque no estaba previsto. Por su parte, Rajoy ha destacado en su discurso la trascendencia de las empresas para la difusión de la Marca España y ha considerado que el FMRE es una buena muestra de que trabajando "codo con codo" administraciones públicas y empresas se llega mucho más lejos en proyectos de interés mutuo. "Probablemente -ha precisado- para ir rápido pueda ser mejor andar solo, pero para llegar lejos es mejor ir bien acompañado".

"Nadie debería obstruir lo que estamos haciendo juntos sin explicar por lo menos los costes de caminar en sentido contrario"

Rajoy ha señalado que su Gobierno es consciente de que en un mundo que tiende "imparablemente a la desaparición de las fronteras" un país como España ha de contar con marcas reconocidas que sirvan de punta de lanza de su tejido empresarial. "Encerrarse en sí mismo y permanecer inmóvil ante los cambios son los ingredientes seguros para el fracaso en este nuevo siglo, y, en cambio, abrir camino en el exterior, ganar tamaño e innovar son claves del éxito que indican una actitud vital que hay que asumir con ilusión", ha señalado.

En esa línea, sin citar a Mas, ha insistido: "Esto es lo que estamos haciendo juntos y nadie debería obstruir esta senda sin explicar por lo menos los costes de caminar en sentido contrario". El presidente del Gobierno ha hecho referencia a la crisis económica que ha vivido España para señalar que de ella se ha aprendido que la estabilidad política es un valor para la recuperación económica y para el bienestar de los ciudadanos, y que la primera condición para el progreso es un objetivo común y compartido por todos.

"Trabajar en pos de él, unir fuerzas, sumar energías y sumar talentos" es lo que ha pedido Rajoy, quien ha considerado que los españoles han demostrado una solidaridad sin límites en los peores momentos y ha defendido el aprecio "a la feina ben feta" (el trabajo bien hecho). El presidente del Gobierno ha concluido su intervención con una nueva llamada al mantenimiento de la unidad: "Yo soy de los que creen que nuestro futuro, juntos, no conoce fronteras".

Intervención de Artur Mas

En su intervención previa antes de que llegara Rajoy, toda ella en castellano, Mas ha exhibido "la historia de éxito de la economía catalana en su proyección hacia el exterior", y ha resaltado la buena marcha de Cataluña en turismo, captación de inversiones e innovación. Asimismo, ha resaltado el potencial de la marca Barcelona gracias a la labor de los últimos 20 años, y en este punto ha asegurado que es la "más potente" que tiene España porque "abre puertas" y las empresas se aferran a ella en sus procesos de internacionalización.

Pero no han faltado referencias veladas al proceso que abandera en favor de una consulta sobre el futuro de Cataluña cuando ha asegurado ser perfectamente consciente de que el hecho de proyectar internacionalmente una economía no es nada fácil y, a veces, supone "un vía crucis".

Mas ha denunciado que el Estado impone con el "ordeno y mando" su voluntad sobre el Parlament en el camino soberanista

"Sabemos perfectamente que el camino de proyectarse internacionalmente está lleno de obstáculos, de algún desaire y de algunos fracasos", ha asumido el presidente de la Generalitat. En ese mismo contexto, ha proseguido: "Como esto yo lo he padecido en mis propias carnes, sé de lo que hablo y me puedo poner un poco en su lugar". Mas se ha trasladado hasta el Palacio de Congresos de la Fira de Barcelona, lugar en el que se ha celebrado este acto, después de participar en la sesión de control a su Gobierno en el Parlament y en la que ha respondido a una pregunta de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho,

En su contestación, el presidente de la Generalitat ha denunciado que el Estado y el PP imponen con el "ordeno y mando" su voluntad sobre el Parlament y los catalanes en el "conflicto" de la consulta soberanista, un "camino incluso personalmente peligroso" que Mas ha dicho notar en sus "propias carnes".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba