LA LUCHA CONTRA EL CRIMEN ORGANIZADO

La red Gürtel y la mafia china utilizaron al mismo 'gestor' suizo para blanquear su dinero

El empresario Antonio Banús, imputado en la Operación Emperador, aseguró el pasado lunes al juez que su contacto con la trama de lavado de Gao Ping era Arturo Fasana, considerado por la Policía el 'contable' de Francisco Correa en Ginebra. 

Imágenes recientes de Francisco Correa y Gao Ping, presuntos cabecillas de la trama Gürtel y la mafia china.
Imágenes recientes de Francisco Correa y Gao Ping, presuntos cabecillas de la trama Gürtel y la mafia china. EFE

"¿Quién es Arturo?". "Es Fasana". El empresario Antonio Banús Ferré, sobrino del famoso promotor inmobiliario que da nombre al puerto de Marbella, despejó el pasado lunes a preguntas del juez Fernando Andreu una de las principales incógnitas que aún existían sobre la red de blanqueo de la mafia china desmantelada en la Operación Emperador: el nombre de la persona a la que todos se referían en las conversaciones telefónica intervenidas con el nombre de pila y que supuestamente ponía en contacto a fortunas españolas con la trama de lavado de dinero supuestamente utilizada por Gao Ping. Fasana es en realidad Arturo Gianfranco Fasana, un ciudadano suizo de 59 años copropietario de Rhone Gestion, una sociedad asentada en Ginebra encargada de gestionar loa multimillonarios patrimonios de algunos clientes. Un trabajo que le ha convertido en un viejo conocido de la Policía y la Justicia española, ya que fue detenido en mayo de 2009 el aeropuerto de Madrid dentro del 'caso Gürtel' y permanece como imputado por ser el supuesto 'contable' en la Confederación helvética de la trama de corrupción política y de su principal cabecilla,Francisco Correa.

Hasta ahora, los informes policiales sobre la red de Gao Ping se limitaban a hacer referencia a un tal Arturo como "un individuo de una importancia capital" para la mafia china, pero no le habían identificado plenamente

Sin embargo, hasta el pasado lunes su identidad no había aparecido ligado al sumario de la 'Operación Emperador', donde los informes policiales se limitaban a hacer referencia a un tal Arturo al que los responsables de la investigación consideraban como "un individuo de una importancia capital para los intereses [de la trama de 'lavado'], a juzgar por el empeño que dedica la organización a satisfacer con precisión las necesidades de los clientes que aquel avala". Los mismos documentos apuntaban a que él fue, precisamente, quien puso en contacto a varios de los adinerados con apellidos ilustres ya identificados como presuntos 'compradores' de dinero negro, entre ellos Antonio Banús, el empresario que ha terminado dando su nombre a la justicia.

Los interlocutores del hasta ahora enigmático Arturo dentro de la red de lavado de dinero eran los máximos responsables de la misma, entre ellos François Leiser, un ciudadano belga de 73 años de edad y residente como Fasana en Suiza al que los investigadores adjudican el papel de "jefe" de la trama encargada de buscar "compradores" de efectivo. Según las conversaciones telefónicas intervenidas a los implicados, Leiser, que permanece en libertad en el país centroeuropeo pese a haber una orden europea de detención contra él de la Audiencia Nacional, se encargaba de hablar directamente con el misterioso personaje, para posteriormente dar las instrucciones pertinentes a los escalones inferiores de la red para que los clientes avalados por él recibieran el dinero acordado en los plazos fijados. Uno de estos personajes intermedios era presuntamente Malka Maman Levy, alias 'La Sobrina', una ciudadana española de origen israelí que realizaba gran parte de las entregas físicas de los billetes a los adinerados clientes españoles de la trama.

"Eres tonta. Arturo nos puede dejar"

La Policía destaca en los informes incorporados a la 'Operación Emperador' que cuando el cliente venía "de parte de Arturo", la organización extremaba el cuidado para que no hubiera problemas en la entrega. Si finalmente éstos se producían, Leiser no dudaba en abroncar a su subordinados, principalmente Malka. "Cómo me dices que es ok cuando no lo es. Eres tonta. ¿Sabes de quién es ese comprador?, Arturo. Nos puede dejar y no requerir más nuestro servicios", le espetó a voces por teléfono por el retraso al acudir a una cita con uno de los acaudalados clientes avalado por el hasta ahora personaje anónimo. El misterio sobre su identidad estuvo, sin embargo, a punto de ser resuelto el 26 de julio del año pasado, tres meses antes de que se produjeran las detenciones de los principales implicados en la trama. Aquel día, 'La Sobrina' debía reunirse con el propio Arturo en Madrid para entregarle 100.000 euros. Para que ella pudiera reconocerlo, él iba a llevar en la mano un ejemplar del diario Expansión. La Policía, sin embargo, no pudo controlar el encuentro.

El juez Andreu no tomará una decisión sobre la posible imputación de Fasana en la 'Operación Emperador' hasta escuchar a todos los empresarios acusados de blanquear a través de la mafia china

Finalmente, el misterio lo ha roto Antonio Banús en una declaración en la que este empresario reconoció también tener cuentas en Suiza, en concreto en el Credit Suisse, una de las entidades financieras con las que precisamente trabaja Fasana. En el sumario Gürtel donde está imputado, el nombre de este gestor de fortunas suizo aparece profusamente en las intervenciones telefónicas que afectan al cabecilla de la trama. Presuntamente él era el encargado de mover el dinero, tenía firma en las cuentas suizas de Correa y, sobre todo, era el único que sabía realmente cuál era la liquidez de la organización. Según el sumario, Fasana era también el encargado de controlar el depósito de 18 millones de euros bloqueado por la Justicia española en Ginebra atribuido a Correa.

Vozpópuli se puso este jueves en contacto con el despacho de abogados Cuatrecasas, que lleva la defensa de Fasana en España, para que diera su versión sobre su presunta implicación en la 'Operación Emperador'. Sin embargo, un portavoz del bufete declinó comentar la información al considerar que "el tema nos es ajeno y no tenemos nada que decir la respecto de la declaración del señor Banús". Fuentes jurídicas señalaron a este diario que, de momento, el gestor suizo no está imputado en la causa que instruye el juez Andreu y que habrá que esperar a escuchar a los otros empresarios imputados por lavar su dinero a través de la trama, de los que ya han declarado quince, para saber si alguno más le implica con su testimonio en las actividades de lavado. "Entonces se tomara una decisión sobre si pedir su imputación o no", señalan estas mismas fuentes.

SEGUNDO GESTOR 'COMPARTIDO'

De confirmarse la supuesta implicación de Arturo Gianfranco Fasana en la 'Operación Emperador', éste sería el segundo 'gestor' del que se tiene noticia que es compartido por la mafia china y un personaje de la trama Gürtel. El primero fue Frederic François Mentha, un empleado del banco suizo Lombard Odier que se encargó supuestamente de entregar en 2009 a otra entidad financiera del paraíso fiscal, el Dresdner Bank-LGT, la documentación necesaria para que Luis Bárcenas pudiera cerrar la cuenta en la que había llegado a acumular más de 22 millones de euro y así traspasar sus millonarios fondos a otro depósito abierto en la entidad en la que él trabajaba, como adelantó Vozpópuli.

La presunta participación de Mentha en las gestiones para ocultar el dinero de Bárcenas aparece reflejada en una nota manuscrita al margen de uno de los documentos internos del Dresdner Bank que las autoridades judiciales de Berna han enviado recientemente a la Audiencia Nacional. Entre los cerca de 6.000 folios de la misma, se encontraban diferentes cartas remitidas por la fundación Sinequanon, titular formal de la cuenta, en las que se comunicaba la orden de traspasar el dinero a otra cuenta de la misma entidad, pero con otro titular, la empresa Tesedul, y a un nuevo depósito en Lombard Odier, también a nombre de esta mercantil. En el margen de una de esas cartas, a mano, el empleado del Dresdner Bank anotó en francés: "Recibido el 15-10-09 de Frederic Mentha". 

Del papel jugado supuestamente por Mentha en esta supuesta maniobra de ocultación del exsenador poco más se sabe por ahora. Sin embargo, su presunta implicación en la 'Operación Emperador' está ampliamente documentada en el sumario de la mafia china. De hecho, este magistrado envió el pasado mes de octubre una comisión rogatoria a la justicia Suiza para solicitar a las autoridades de aquel país su detención. La supuesta participación del banquero suizo en la trama de blanqueo desmantelada en la 'Operación Emperador' fue descubierta en abril del año pasado por la Policía española. Entonces, los investigadores detectaron como uno de los principales peones de la trama, Javier Eduardo Rosón Boix, el hijo pequeño del que fuera ministro del Interior con la UCD fallecido en 1986, Juan José Rosón, contactaba frecuentemente con un número de teléfono suizo.

Los agentes pudieron constatar poco después que éste correspondía al empleado de Lombard Odier y que sus conversaciones y, sobre todo, el intenso intercambio de mensajes de texto "intencionadamente disimulados" que mantenía con Rosón Boix apuntaban a una intensa participación del gestor de la entidad helvética en la trama de blanqueo. La Policía llegó a calificar a Mentha como uno de los "artífices financieros" de la trama "capaz de ordenar y materializar transferencias con gran velocidad y fiabilidad" para lavar el dinero de los 'clientes' de la red. La Policía llegó a grabar en vídeo uno de sus viajes a Madrid para reunirse con Rosón en una cafetería de la madrileña calle Serrano supuestamente para recibir su comisión por un reciente 'trabajo': 7.000 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba