Nacional

Candidatos al PSOE: antinucleares, prorrenovables, contrarios al petróleo en las islas, al oligopolio...

Sánchez, Madina y Pérez Tapias se despachan a gusto en una entrevista de Economistas Frente a la Crisis: si llegaran al Gobierno volverían a cambiar la regulación eléctrica, cerrarían las centrales nucleares, recuperarían los pagos a las renovables, acabarían con el oligopolio eléctrico y prohibirían los sondeos en las islas y el fracking.

Savia nueva en la carrera a la Secretaría General del PSOE, pero discursos quizá no tan nuevos, al menos en lo que a materia energética se refiere. Proclamas más bien de esas de manual oficialista, muy de la 'fontanería' de Ferraz pese a que ninguno de los tres candidatos controla aún el aparato, pero eso sí, con un marchamo algo más izquierdoso para que no haya dudas ni conexiones con el pasado.

Central nuclear igual a urticaria; Gobierno del PP vendido al oligopolio eléctrico; renovables buenas y necesarias; fracking y prospecciones petrolíferas en las islas, ni por asomo.

Los tres candidatos a liderar el segundo partido mayoritario de la democracia española inician su batalla por la Secretaría General con aires renovados, progres y modernizadores para desmarcarse del conservadurismo que inunda su formación, pero heredando una dialéctica algo manida.

Pedro Sánchez, Eduardo Madina y Antonio Pérez Tapias se desnudan en una entrevista realizada por Economistas Frente a la Crisis, una suerte de think tank progresista muy activo en el sector energético.

El diputado madrileño, sonoro triunfador en la consecución de avales para las primarias, comienza disparando contra las grandes eléctricas, proponiendo el fin de la "sobre-remuneración de las centrales nucleares e hidroeléctricas", de las que se han beneficiado las tres grandes (Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa). En línea con lo que defiende Jorge Fabra, líder de Economistas, Sánchez critica los beneficios caídos del cielo que llevan años embolsándose las grandes eléctricas por centrales sobre-remuneradas cuyas inversiones se amortizaron hace mucho.

Por eso, Pedro Sánchez considera que hay que "rediseñar el modelo regulatorio", porque el sistema, tal y como está conformado, "no es sostenible". Sería, según Sánchez, realizar la reforma de la reforma, cambiar las normas recientemente aprobadas por el actual Gobierno, que han puesto patas arriba el sector energético y no ha dejado títere con cabeza: ha asestado tal hachazo a todas las compañías, ya sean tradicionales como renovables, que el sistema parece venirse abajo y las grandes empresas (Iberdrola, Acciona, Endesa, Gas Natural…) prefieren invertir fuera de España para crecer que hacerlo de puertas adentro.

El cierre y desmantelamiento ordenado de las nucleares es un objetivo claro de los tres candidatos, siempre cumpliendo los años de vida útil de las plantas

El ganador de los avales tiene clarísimo que hay que acabar con las centrales nucleares, "promoviendo su cierre a medida que vayan consumiéndose los periodos de tiempo de vida para las que se les concedió la autorización de puesta en marcha de las mismas".

"Soy radicalmente contrario a la realización de prospecciones petrolíferas en las costas españolas por el riesgo claro e incontrolable de deterioro medioambiental", afirma el candidato a relevar a Alfredo Pérez Rubalcaba, que propone la "modificación de la Ley de Hidrocarburos para que sea el Estado quien controle en todo momento la adquisición de los derechos de prospección evitando que sea un proceso cuasi automático como lo es ahora".

Eduardo Madina, por su parte, carga las tintas contra la manifiesta política antirrenovable del PP y apuesta por "revertir los cambios retroactivos en la remuneración de las plantas de energías renovables, que son contrarios a las buenas prácticas y están generando inseguridad jurídica y una enorme desconfianza entre los inversores extranjeros".

El diputado vasco lo tiene claro: "las energías renovables son la alternativa clara frente a los combustibles fósiles o la energía nuclear" y el autoconsumo, la producción principalmente de energía solar fotovoltaica que ha sido criminalizada por el actual Gobierno, es una opción "extremadamente interesante" para combatir el oligopolio de las grandes y contribuir a la bajada de los precios de la luz.

La sobre-remuneración de hidroeléctricas y nucleares tiene que acabar, según Pérez Tapias, que denuncia que el actual Gobierno ha "criminalizado" las renovables

Madina también defiende el cierre progresivo de las nucleares, cuyo final sitúa en 2028.

El tercero en discordia, Antonio Pérez Tapias, es el más critico. "El denominado déficit de tarifa [más de 30.000 millones de euros acumulados que tendrán que pagar todos los españoles] es el resultado, en gran medida, de la sobre-retribución a las centrales hidroeléctricas y nucleares, a las que la regulación vigente garantiza beneficios muy superiores a los esperados por las empresas cuando realizaron sus inversiones".

El candidato afirma que "el actual Gobierno ha criminalizado las energías renovables de forma injustificada, generando inseguridad jurídica, pérdida de 50.000 empleos y la destrucción de uno de los pocos sectores en los que las empresas españolas son líderes".

Pérez Tapias aboga por la "deseable desaparición del oligopolio dominante" y propone "el desmantelamiento" de las centrales nucleares.

Como sus dos contrincantes, critica el fracking (extracción de gas con técnicas no convencionales y contaminantes) y los sondeos petrolíferos en las aguas de las islas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba