El Congreso entierra la posibilidad de una comisión de investigación

El sector crítico liderado por Chacón pide cuentas a Rubalcaba por su estrategia con Bankia

La negativa del líder del PSOE a exigir que el Congreso investigue lo sucedido en Bankia ha levantado ampollas en sus filas y ha servido a Carmen Chacón, perdedora en el 38º Congreso, para volver a enarbolar la bandera del descontento.

Los socialistas tenían dos posibilidades: exigir al Gobierno una comisión de investigación sobre Bankia en el Congreso, como ha hecho Izquierda Plural, o mirar para otro lado. Han optado por esta última opción, convencidos de que una investigación parlamentaria sobre lo ocurrido en las tripas de la entidad les terminaría perjudicando. A fin de cuentas, su vicepresidente era el ex ministro Virgilio Zapatero y el volante de la comisión hubiera estado en manos del PP, gracias a su mayoría absoluta. El guión resultante es imaginable: comparecencia de un gobernador del Banco de España en retirada, de la ex vicepresidenta Elena Salgado, de los representantes de UGT en la entidad…Un dolor de cabeza para el PSOE y una comisión de investigación con efecto boomerang, se afirma en Ferraz.

Estos argumentos son, en última instancia, los que han llevado a Rubalcaba a mirar para otro lado. Pero en su partido no todos están de acuerdo con esta actitud. La que fue su principal competidora en el 38º Congreso, Carmen Chacón, levantó ayer la voz a puerta cerrada, durante la reunión de su grupo parlamentario, para reprocharle a Rubalcaba la falta de contundencia que está teniendo en este asunto. Y fue avalada en sus argumentos por un coro de voces: Rosa Aguilar, Tomás Gómez, Cristina Narbona, Isabel López i Chamosa, Odón Elorza…La mayoría de ellos acompañaron a Chacón en su fallido asalto a la secretaría general del PSOE y desde entonces se lamen las heridas. Hace tiempo que necesitaban una bandera para resucitar y Bankia está siendo una de ellas.

Una comisión de investigación sobre Bankia puede ocasionar dolores de cabeza al PSOE, se afirma en Ferraz

Mientras en el PSOE ha emergido de nuevo la división interna, el PP ha elegido el camino más directo para enterrar toda posibilidad de una comisión de investigación. Ha encauzado hacia la subcomisión encargada de seguir la evolución del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el desfile de posibles comparecencias relacionadas con el escándalo. Hoy se decidirá que el primero en rendir cuentas sea el todavía subgobernador del Banco de España, Francisco Javier de Aríztegui, aunque todavía está por ver si hablará o no a puerta cerrada. A la vista del alto voltaje que presiona sobre el sistema financiero, cualquier interpretación errónea de las palabras del número dos del supervisor podrían disparar las alarmas. Por esta razón, en la dirección del PP hay quien defiende la conveniencia de que todas las comparecencias discurran a puerta abierta.

En la lista de posibles comparecientes los grupos incluirán también a Rodrigo Rato, Miguel Blesa y José Luis Olivas, entre otros. En el Gobierno se confía en ganar tiempo, para que la situación en los mercados se calme y que estas comparecencias, si llegan a celebrarse, no levanten tanto morbo como provocan ahora


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba