Nacional

El BBVA amplía capital en un 12,6% con el canje de sus preferentes

El 98,7% de los tenedores de participaciones preferentes del BBVA han decidido acogerse al trueque que le ofrecía la entidad presidida por Francisco González. En total, el BBVA emitirá 3.430 millones de euros en bonos convertibles en acciones que equivale a una ampliación de capital del 12,6%, merced a su capitalización en Bolsa de 27.497 millones.

El 98,7% de los tenedores de participaciones preferentes del BBVA han decidido acogerse al trueque que le ofrecía la entidad presidida por Francisco González. En total, el BBVA emitirá 3.430 millones de euros en bonos convertibles en acciones que equivale a una ampliación de capital del 12,6%, merced a su capitalización en Bolsa de 27.497 millones.

En el caso de que todos los titulares hubieran aceptado el canje, BBVA tendría que haber emitido 3.475 millones. Con la cifra del canje, BBVA aumenta en 100 puntos básicos su capital de máxima calidad exigido por la Autoridad Bancaria Europea (EBA). De esta manera, el banco alcanza un ratio del 8,1%, muy cerca del ratio de Tier 1 del 9% exigido por la EBA para las entidades sistémicas, para octubre de 2012.

La conversión en acciones de los bonos se hará en dos tramos. La primera mitad será en junio de 2012 y la siguiente, un año después. Sin embargo, BBVA se reserva la posibilidad de decidir el canje en títulos coincidiendo con el pago del cupón. De ahí, que el banco presidido por Francisco González cuenta con la totalidad del canje de sus preferentes como capital de primera calidad.

Esta emisión está dirigida a los poseedores de participaciones preferentes emitidas fundamentalmente entre 2002 y 2004, aunque hay una colocación de 2008. Estos inversores podrán decidir libremente si canjean o no sus títulos. En caso de canje, los bonos tendrán una rentabilidad anual del 6,5%, cuando las preferentes están pagando un dividendo del 3,5%.

En sus primeros años de vida, las preferentes otorgaban un rendimiento elevado (6,5% en el caso de algunas emisiones en 2008), que luego se reajustaba hasta representar el euríbor más un diferencial. El deplome de ese índice llevo al banco a fijar el soporte de rentabilidad del 3,5%. Las participaciones preferentes son perpetuas, BBVA no tiene obligación de re comprarlas en un momento determinado. Eso sí, si el banco decide rescatarlas, como así ha sido, tiene que pagar el importe íntegro a los tenedores y en efectivo. Los bonos convertibles, en cambio, tienen fecha de caducidad, pero también el riesgo de ser convertidos en acciones en un mal momento para el inversor, lo que podría implicar pérdidas para los dueños.

El banco que preside Francisco González tendrá que captar 6.329 millones frente a los 7.087 que calculaba la EPA a cierre de octubre. Tras el canje de las preferentes, BBVA necesita 2.899 millones para cumplir con la EBA. Junto a esta iniciativa, BBVA asegura que será capaz de generar capital de forma orgánica y con determinadas medidas de gestión de su balance, por lo que vuelve a descartar la necesidad de recurrir a ayudas públicas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba