Nacional

Fomento ultima el mapa ferroviario: no cierra ni una línea, solo frecuencias deficitarias

Ana Pastor presentará esta semana las nuevas Obligaciones de Servicio Público. Renfe sigue operando en los raíles existentes y la supresión de frecuencias se compensa con paradas de trenes de Larga Distancia. Se busca ahorrar 50 millones al año.

La ministra de Fomento, Ana Pastor y el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, atienden a los medios de comunicación.
La ministra de Fomento, Ana Pastor y el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, atienden a los medios de comunicación. EFE

Fomento se dispone a descubrir esta semana las nuevas Obligaciones de Servicio Público (OSP), es decir, las relaciones ferroviarias origen-destino deficitarias que necesitan subvención del Estado para funcionar. Una presentación cargada de expectación, tras la polémica y reciente revelación en prensa de que Renfe pensaba cerrar medio centenar de líneas. Pero nada de eso sucederá, según ha podido conocer Vozpópuli.

Fomento no cerrará ninguna línea, como auguraban los malos presagios. Como explica una fuente del sector, “parece que iban a brotar las vías muertas con el nuevo Gobierno”. El ministerio que tutela Ana Pastorsuprimirá frecuencias horarias en prácticamente medio centenar de relaciones origen-destino, lo que comportará la desaparición de algún tren convencional que paraba en una estación concreta a una hora determinada.

La liquidación de esos servicios se verá compensada por otro lado: con un aumento de paradas intermedias en trenes normalmente de Larga Distancia. Si bien es cierto que alguna estación perdida puede quedar desabastecida de naves, el incremento de paradas provocará varias cosas: en primer lugar, el número de frecuencias prácticamente se mantendrá; en segundo lugar, los usuarios de paradas intermedias ganarán tiempo, al ser generalmente los de Larga Distancia trenes más rápidos que los Regional Exprés u otros más antiguos; tercero, aumentará el tiempo total de viaje en trenes de largo recorrido al crecer también el número de paradas intermedias; y en cuarto lugar, esto provocará que en algunas franjas horarias no haya trenes y que en otras los servicios se agolpen en pocos minutos.

Mientras está por ver la eficacia del nuevo plan de Fomento (en la mañana del jueves todavía se seguían cosiendo flecos), éste se traducirá, por lo pronto, en un ahorro de 50 millones anuales. Aunque otras fuentes de Renfe rebajan la cuantía: “El ministerio se ha metido en un lío con el jaleo de las OSP para ahorrar una cantidad bastante pequeña. Esperemos que al final los costes no sean más elevados de lo que nos dirán”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba