Nacional

Albert Rivera quiere regular la prostitución, pero ¿qué opinan las profesionales del sexo?

El presidente de Ciudadanos anunció que su programa electoral para las elecciones generales incluiría la legalización de la prostitución para ayudar a recaudar 6.000 millones de euros. ¿Qué dicen las profesionales del sexo? ¿Qué piden?

Albert Rivera se sentará en noviembre con las asociaciones de prostitutas
Albert Rivera se sentará en noviembre con las asociaciones de prostitutas GTRES

Albert Rivera lanzó este martes una bomba para luego desactivarla: incluir la regularización de la prostitución en su programa para las próximas elecciones generales. Y lo hacía insistiendo en que esta medida aportaría a las arcas públicas unos 6.000 millones de euros. Incluso Esperanza Aguirreaplaudía la medida.

Pero éste de la legalización o regulación de la prostitución no es un debate nuevo. En Cataluña la llevan defendiendo desde hace años, tal y como reconocía el presidente de Ciudadanos. Pero, ¿qué opinan los y las profesionales del sexo ante una posible legalización de su profesión? 

"Las mujeres y hombres que nos dedicamos a la prostitución queremos la normalización de nuestro trabajo" 

Concha Borrell, es la presidenta de la Asociación Aprosex, está vetada por el sindicato CCOO en TVE por una polémica sobre un curso de aprendizaje para ser prostituta y, ante todo, es profesional del sexo. Ella ejerce su trabajo de forma autónoma, libre, sin depender de terceros ni de mafias. Pero, como presidenta de la asociación, mantiene una firme postura ante este nuevo panorama. "Las mujeres y hombres que nos dedicamos a la prostitución queremos la normalización de nuestro trabajo, que se hable de trabajadores pero también de empresarios. Se trata de que las personas que quieran trabajar para terceros puedan estar aseguradas. Y, algo muy importante, que los empresarios dejen de estar considerados como proxenetas". 

La RAE dice que proxeneta es la persona que obtiene beneficios de la prostitución de otra persona. Y Borrell añade: "Sin darle a cambio una contraprestación". "En los clubs les cobran por la luz, los preservativos, las sábanas... No hay contratos, ni altas en la Seguridad Social. Nos faltan derechos mientras otros pagan impuestos. Nosotros también queremos pagar impuestos", recrimina al otro lado del teléfono. De hecho, el Tribunal Supremo afirma que el carácter laboral del trabajo por cuenta ajena se debe acreditar pues "genera unos rendimientos económicos que deben estar sometidos a las condiciones tributarias y laborales que protegen a los trabajadores".

¿Qué les falta?

En este sentido también se manifiesta Hetaria, una de las asociaciones más longevas defendiendo los derechos de estos profesionales. "Animamos a todos los partidos políticos a que hagan suyas estas propuestas para poder debatirlas con ellos cuándo y dónde deseen". Sus preocupaciones se centran en la normalización del trabajo sexual, piden la misma protección legal y acceso a la justicia. "Una mujer o un hombre que quiera dedicarse al sexo no puede ser contratado por terceros. Eso hay que cambiarlo".

Según datos del pasado mes de septiembre, un 6% de la población recurre a la prostitución, según datos de la comisión del Congreso asumidos por el INE. En total, quienes recurren a la prostitución gastan 1.530 euros al año entre las 300.000 prostitutas que trabajan en España. La llamada "economía ilegal", la que contabiliza el tráfico de drogas y la prostitución, supone un 0,87% del PIB español

"Si esto pasara, los sindicatos se echarían a la calle, pero a nosotras nos desprecian"

"Las prostitutas sabemos lo que nos falta. Este martes hablé con Albert Rivera y me confirmó que en septiembre se sentará con nosotras para trabajar en una propuesta firme de cara a estipular unas medidas mínimas para mejorar nuestras condiciones de trabajo", confirma Borrell a este periódico.

Ahora mismo la situación se divide entre quienes quieren trabajar para terceros, las que quieren hacerlo en la calle y las que quieren hacerlo de forma autónoma. "Pero hoy en día, esto no existe. Esto en otro trabajo no ocurre. Si esto pasara, los sindicatos se echarían a la calle, pero a nosotras nos desprecian. Se sirven más de sus convicciones morales que de cumplir la ley".

"Nuestra petición -dicen desde Aprosex- es que las personas, trabajen en lo que trabajen, puedan tener reconocidos sus derechos laborales. Algunos profesionales del sexo trabajan en condiciones infrahumanas".

No todo es consenso

Sin embargo, hay colectivos que no están de acuerdo en esta posible legalización que defiende Albert Rivera. APRAMP (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida) explica que la "legitimación de la prostitución como un trabajo no supone un mayor poder de las mujeres que están en la prostitución, sino que supone un fortalecimiento de la industria del sexo". Desde esta asociación defienden que la legalización supondría un regalo para los proxenetas. Y para justificarse citan la situación que vive Holanda desde que la despenalizaron: "En Holanda, las mujeres avisan que la despenalización las hace más vulnerables frente al abuso ya que pierden el anonimato. Así que -su postura- es proceder de manera ilegal y clandestina". 

En definitiva, los colectivos que sí están a favor de esa legalización piden un consenso entre partidos políticos, asociaciones y diferentes colectivos para trabajar en equipo y poder pactar espacios y horarios para que la prostitución funcione sin molestar. El debate, de una manera o de otra, ya está abierto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba