Internacional

Rajoy "ve mejorada" la posición inicial de España al fin de la cumbre para negociar los presupuestos 2014-2020

Tras dos jornadas de intensas negociaciones y reuniones bilaterales, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, determina que no hay visos de un acuerdo, por lo que tendrá que haber otra cumbre, previsiblemente en enero o febrero.

Rajoy "ve mejorada" la posición inicial de España al fin de la cumbre para negociar los presupuestos 2014-2020
Rajoy "ve mejorada" la posición inicial de España al fin de la cumbre para negociar los presupuestos 2014-2020

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido al final de la reunión del Consejo Europeo (jefes de Estado y Gobierno de la UE) para asegurar que se va "razonablemente satisfecho" al ver mejorada la posición inicial de España, que no obstante va a pasar a ser contribuyente neto al haber aumentado su riqueza en términos relativos por la entrada de los países del este en la Unión.

No se ha llegado a ningún acuerdo, lo que para el presidente del Gobierno "entraba dentro de lo previsible, porque somos 27 países y de hecho el presidente del Consejo, Herman van Rompuy, ha tenido que hacer 27 reuniones bilaterales". Como era de esperar, no se han superado las fuertes divergencias sobre el reparto del gasto, han explicado fuentes diplomáticas, informa Efe.

Reino Unido exige recortes

Tras dos jornadas de intensas negociaciones y reuniones bilaterales sobre las cuentas de 2014-2020, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, ha determinado en torno a las 16.30 que no hay visos de un acuerdo, por lo que tendrá que haber otra cumbre, previsiblemente en enero o febrero. En total, los líderes europeos han negociado alrededor de 15 horas el jueves y otras 6 horas el viernes, principalmente en bilaterales y reuniones a varias bandas y poco tiempo en plenario, informa Europa Press. Las grandes diferencias entre los países contribuyentes netos, liderados por Reino Unido, que exigen fuertes recortes, y los beneficiaros de las ayudas, como España, que quieren mantener la inversión, han bloqueado las negociaciones.

La última propuesta de compromiso del presidente del Consejo Europeo incluía mejoras para España, Italia y Francia en ayudas regionales y agrícolas a costa de recortar los fondos para I+D e infraestructuras. En concreto, Van Rompuy ofrecía un cheque de 2.750 millones de euros para las comunidades autónomas españolas. Sin embargo, los tres países consideraron los cambios insuficientes. De hecho, el presidente francés, François Hollande, reclamó 6.000 millones de euros extra para la política agrícola común, y fue respaldado en su demanda por España e Irlanda.

Al mismo tiempo, el plan del presidente del Consejo Europeo enfadó a Reino Unido, Alemania y al resto de contribuyentes netos, ya que mantenía en 80.000 millones de euros el recorte respecto a la propuesta original de la Comisión. Estos países querían una disminución extra de entre 10.000 y 20.000 millones de euros. Además, Londres y Berlín se aliaron para exigir fuertes descensos en el gasto administrativo para eurofuncionarios e instituciones comunitarias, que se mantenía intacto en el plan Van Rompuy. Esta era la única baza que le quedaba al presidente del Consejo Europeo para presentar un compromiso definitivo, pero al final no hubo tercera propuesta y los líderes decidieron suspender la reunión.

Merkel y Hollande, optimistas

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha afirmado que pese a la falta de acuerdo hay "suficiente potencial" para que los países alcancen un pacto a principios de año. El presidente de Francia, François Hollande, también se ha mostrado confiado en que el acuerdo llegue en los primeros compases de 2013. Hollande, además ha dicho que el volumen de gasto global planteado para el presupuesto europeo por el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, es "razonable". Sin embargo, es contrario a aceptar una reducción importante sobre esa cifra, que ya esta por debajo del billón de euros para el periodo 2014-2020, tal y como pide un grupo de países encabezado por el Reino Unido.

La razón que ha esgrimido David Cameron es que es inaceptable cualquier subida en el presupuesto en un momento de austeridad a escala nacional. "No podemos aumentar el presupuesto en la UE cuando lo estamos rebajando en casa", ha manifestado al termino de la reunión. Cameron ha defendido especialmente la necesidad de reducir gastos de administración y personal en las instituciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba