Internacional

La Policía detiene a un hombre y una mujer relacionados con el asesinato de un militar en Londres

Ya son cuatro los detenidos en esta operación, entre ellos los dos supuestos agresores, que ayer degollaron al militar Lee Rigby, de 25 años, al sur de la capital británica. La Policía aún no ha revelado la identidad de los detenidos.

Cuatro personas, entre ellas los dos supuestos agresores, han sido detenidas en relación con el asesinato de un soldado en Londres, según ha informado Scotland Yard. Los dos atacantes, que fueron detenidos este miércoles y se encuentran hospitalizados, este jueves han sido arrestados un hombre y una mujer, ambos de 29 años.

Los dos nuevos detenidos, cuya identidad aún no ha sido revelada, están siendo interrogados en una comisaría al sur de la capital británica como sospechosos de conspiración para cometer un asesinato. Los agresores, de 22 y 28 años, también han sido arrestados y se encuentran en distintos hospitales en condición estable y sin riesgo para su vida.

Los dos atacantes, heridos y detenidos poco después de la agresión por agentes de la Policía, serían dos supuestos islamistas radicales de nacionalidad británica, que ayer degollaron al militar Lee Rigby, de 25 años, en el barrio de Woolwich, al sur de la capital. Los dos agresores justificaron el ataque al militar en nombre del Islam y tras asesinarle hablaron con varios viandantes y relataron lo que acababan de hacer.

En un vídeo grabado por un transeúnte, emitido por el canal ITV, puede verse a uno de los sospechosos hablando sin ocultarse de la cámara, mostrando en sus manos ensangrentadas un machete y un cuchillo. El hombre, de raza negra y acento británico, grita que "la única razón por la que hemos hecho esto es porque hay musulmanes muriendo cada día" y que "este soldado británico es ojo por ojo y diente por diente".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba