VDOS

Inversión conservadora para tiempos de incertidumbre

La reciente victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses no ha hecho más que refrendar que vivimos en tiempo de inestabilidad y que, lo que parecía improbable, no lo es tanto.

El mundo se encuentra en una espiral política y social enrarecida. Veíamos con cierta lejanía cómo países latinoamericanos o asiáticos eran llevados por gobiernos populistas, que buscaban la confrontación como principal arma de movilización social y generaban incertidumbre en su región.

En Europa veíamos a Berlusconi como una rara avis, un magnate de las telecomunicaciones reconvertido a político con un mensaje populista. Sin embargo el tiempo se ha encargado de demostrar que no se trataba de un espejismo, sino el primero de su especie. Los mensajes populistas, de izquierdas y derechas, se están haciendo fuerte a lo largo de Europa, aupando a posiciones mayoritarias a partidos de extrema derecha en Francia y Austria, por ejemplo, o la UKIP en Reino Unido, desembocando en el Brexit.

El último ejemplo es el de Trump, un candidato que ha criticado con igual dureza a sus contrarios como a su propio partido, con mensajes xenófobos, machistas y de toda índole. Y ahora toca ver hasta qué punto su mensaje casa con sus actos o si, por el contrario, las responsabilidades presidenciales tornan sus decisiones en más prudentes que sus palabras.

De todas formas, lo que parecía que iba a ser una hecatombe, finalmente no lo ha sido tanto. Los mercados ya estaban temiendo una victoria de Trump y habían encadenado numerosas jornadas a la baja y, llegado el día, sorprendentemente no pinchó. Sin embargo, es de esperar que al menos en estos compases iniciales la volatilidad de los mercados sea el terreno de juego.

Ante este escenario incierto muchos ahorradores están llevando sus finanzas a opciones de corte conservador. Tradicionalmente en España en momentos de inestabilidad hemos buscado el refugio de los depósitos, sin embargo la baja rentabilidad de estos ha llevado a buscar otras alternativas o a dejar el dinero inmovilizado, con la consiguiente pérdida de valor que ello supone.

Entre las mejores opciones para aquellos que deseen buscar algo más de rendimiento a sus inversiones sin incurrir en un elevado riesgo, encontramos fondos de inversión como el Carmignac Securite, un fondo de la categoría VDOS Renta Fija Euro Corto Plazo que en su clase A de acumulación en euros tiene un avance en el año de un 2,21% y de un 5,46% a 3 años, con una volatilidad a un año de un 0,81%.

Gestionado por Keith Ney desde enero del 2013, su objetivo es batir al índice Euro MTS 1-3 años en un horizonte de inversión de dos años y siempre con una volatilidad reducida. De su inversión en Renta Fija (71,21%) destacan sus posiciones en deuda corporativa del sector finanzas (25,07% del total), seguido de deuda soberana de países europeos (15,43%) y deuda corporativa de productos de consumo no básico (6,60%).

Igualmente destacado encontramos el BBVA Bonos 2021, que en lo que va de año tiene una rentabilidad de un 2,19% y de un 20,10% a 3 años, con una volatilidad a un año de un 2%. Se trata de un fondo de Renta Fija Euro Largo plazo, sin un benchmark de referencia y con un horizonte de inversión de nueve años, coincidiendo con el vencimiento de la cartera. Por tipos de activos, la cartera está compuesta por activos gubernamentales (42,6%) y cuasi-gubernamentales (51,6%), manteniendo un 5,7% en liquidez.

Por su parte el ING Direct Fondo Naranja Renta Fija, gestionado por Renta 4 Gestora, avanza en el 2016 un 2,14% y un 5,77% a 3 años, con una volatilidad en el último año de un 1,83%. Se trata de un fondo de Renta Fija Euro Corto Plazo, con una vocación eminentemente conservadora, tratando de obtener rentabilidad preservando el capital y puede no ser adecuado para inversores que prevean retirar su dinero en un plazo de un año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba