OPINIÓN

DMax y las incoherencias del asesino Rabadán

El documental optó por un sensacionalismo atroz. Abre con la catana ensangrentada encima de la cama donde Rabadán la dejó. Se ven los charcos y regueros de sangre e incluso muestran los cadáveres ensangrentados de mamá y papá, inmóviles y sin vida en el piso donde ocurrió el crimen.

Ver más resultados

Volver arriba