Sonsoles Ónega, de 43 años, ha iniciado una nueva fase de su vida. A la presentadora de Telecinco no le puede ir mejor con su nuevo amor, el arquitecto gallego César Vidal. Una suerte que comparte con sus dos hijos, de cuyo padre, el abogado Carlos Pardo, se separó hace año y medio tras once años de relación.

Al parecer, la separación fue amistosa y de mutuo acuerdo y no hubo terceras personas de por medio. Sonsoles y Carlos se separaron en agosto de 2019 y en enero de 2020 Ónega lo hizo oficial. "Esto que nos ha pasado necesariamente nos ha trastocado nuestras prioridades. Y yo tengo muy claras cuáles son las mías: mis niños, mi trabajo y mi familia. Eso es fundamental", dijo ella recientemente.

Aunque no es dada a hablar de su vida privada, a veces lo hace en revistas o en Ya es mediodía, el programa que presenta todas las mañanas de diario en Telecinco, y que se emite tras El programa de Ana Rosa.

Este jueves ha sido uno de estos días y ha confesado la extraña mascota que vive con ella y sus dos hijos.

Sonsoles Ónega confiesa que tiene un pato como mascota

Estaban comentando la actualidad del corazón en la sección llamada Fresh de Ya es mediodía cuando Sonsoles Ónega ha revelado que tiene un pato como mascota y que el animal se llama Mariano.

La presentadora ha hablado del ave con total cariño, ante la sorpresa de sus compañeros, Rosa Benito, Alba Carrillo y Miguel Ángel Nicolás. "Pero ¿se puede tener un pato como mascota?", ha preguntado Alba. "Sí, claro que se puede. Además es muy bueno para los niños, pues si crecen con animales luego son más cariñosos", ha revelado Rosa.

Sonsoles ha contado que está muy feliz con el animal y que el otro día lo presentó al perro de una amiga y que el can le daba besitos al pato.

Todo lo que no sabías de Sonsoles Ónega, periodista por tradición ¡y por  pasión!

Una vida muy feliz

Al margen del pato, Sonsoles está pasando por una buena etapa tras su divorcio. "Hace un año y medio ya con la tontería... (...) Ha sido un año de reflexión. Muy en lo personal. De reposo, de procesamiento de lo que me ha pasado", dijo en una entrevista en 'Lecturas'.

A pesar de lo complicada que es una separación y más cuando se tienen hijos, la presentadora trata de llevarlo lo mejor posible y lo asume con la naturalidad que le caracteriza: "Es algo que le pasa a un montón de mujeres y que no pasa nada".

Ahora, además de con su pato y sus dos hijos, Sonsoles comparte sus alegrías con César Vidal, un arquitecto madurito muy sexy con el que está ilusionada la comunicadora: "No me canso de repetir algo que, en realidad, he pensado siempre, que al amor hay que tenderle la mano y ser feliz con lo que uno tiene".

Sonsoles Ónega con César

¿Qué opinas de lo del pato?