Media España sigue en shock después de escuchar por primera vez la versión de Rocío Carrasco contado qué es lo que pasó entre ella y su exmarido, Antonio David Flores, y qué motivo de peso le ha llevado a no hablar ni ver a su hija Rocío Flores durante ocho años ni a su hijo David, desde hace cuatro.

Su testimonio era muy esperado y ha tardado 25 años en romper su silencio. Es por ello, que el estreno del documental de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' ha sido todo un éxito y ha arrasado en audiencia. El docureality ha obtenido un 33.2% y lo han visto 3.787.000 de espectadores.

En los dos primeros capítulos de la serie, Rociíto ha relatado que fue una mujer maltratada por su exmarido Antonio David Flores, según su versión, y ha confesado que recibe ayuda psiquiátrica y toma una fuerte medicación por sufrir desde hace 10 años una enfermedad, síndrome ansioso depresivo moderado y grave cronificado en el tiempo.

También desveló que en agosto de 2019 trató de suicidarse tras enterarse de que su hija Ro iba a defender a su padre cuando entró en 'Gran hermano VIP'. Cuando la joven visitó a su padre en la casa le dijo: "Todo lo que tienes fuera está mejor que como lo dejaste”, algo que según Rociíto se refiere a su intento de quitarse la vida ya que asegura que su hija sabía lo que pasó.

Todo esto sumado a que su exmarido, según su versión, sembró el odio de sus hijos hacia ella, distanciándoles cada vez más, es lo que ha provocado que no haya vuelto a contactar con sus hijos.

Un día después de la emisión de la serie documental, han salido a la luz unos mensajes muy impactantes de Rocío Flores contra su madre y la pareja de esta, Fidel Albiac.

Rocío Flores, a su madre: "Muérete en serio! Pero muérete ya”.

El colaborador de 'Sálvame' Miguel Frigenti los ha 'recatado' y publicado en su cuenta de Twitter. Los mensajes de la nieta de Rocío Jurado están llenos de rencor y odio ya en el año 2012, antes de que se produjera ese episodio de malos tratos de la hija a la madre, -el 27 de julio de 2012- que acabó con una supuesta orden de alejamiento, y por el que fue condenada por malos tratos a su madre de manera continuada en 2013. También hay publicaciones posteriores.

El 22 de mayo de 2012, Rocío Flores escribe en su perfil de Twitter: “Muérete en serio! Pero muérete ya”.

El 30 de junio de 2012, a las 9:25 de la mañana, se quejaba de su madre por despertarla tan pronto par hacer algo relacionado con su hermano. “Que te levante tu madre a estas horas pare recoger no sé qué de tu hermano nooo. Y menos un sábado”.

El 2 de julio de 2012: “Querida mamá, he de decirte que no te aguanto ni un minuto más, gracias”.

El 17 de julio de 2012, a las 22:25 horas. “Querido novio de mi madre. Siento decirte que tocas de puto culo la guitarra. Te ruego que te dediques a otra cosa y que te calles ya, joder! Uf!”.

El 15 de noviembre de 2012: “Si pudieras elegir te cambiarías de padres o de familia… Me cambiaría de uno de los dos, de familia completa, no”.

El 21 de septiembre de 2012: “Me tocas la polla de una manera, muérete de una puta vez y deja de joder a la gente, ostia”.

11 de enero de 2013: “Qué es lo que sabes según tú? Mis padres para mí son Olga Moreno y David Flores”.

Tras la emisión del documental, todo el mundo espera ansioso la respuesta de su hija Rocío Flores. ¿Levantará el teléfono para llamarla o le contestará previo pago con un Deluxe o exclusiva? ¿Interpondrá Antonio David demandas contra su exmujer, se sentará en algún plató a cambio de una elevada cantidad de dinero, como lo ha hecho también Rociíto? ¿Se replanteará la mujer de Antonioda, Olga Moreno, su participación en 'Supervivientes?

Rocío Carrasco denuncia los malos tratos que padeció de Antonio David

Rocío Carrasco desveló los episodios de agresividad física y verbal que empezó a sufrir desde muy pronto de manos de Antonio David Flores, marido de Olga Moreno desde 2009. “Me decía inútil, eres tonta, estás gorda, porque yo en esa época estaba más gordita (…) Cuándo terminaba el día y te ibas a la cama, te decía que ‘yo te quiero, que lo hago por tu bien’. Yo decía: ‘pues es verdad, cómo he dicho eso’. Y tú en ese momento no te das cuenta y llega un momento en el que lo normalizada. Hubo dos o tres veces donde la cosa pasó a mayores”.

Continuó explicando: “Recuerdo un tirón de pelo, me tira hacia abajo. En ese momento, yo siento que me tengo que ir, pero sabiendo que no lo iba a hacer. Esa imagen la tengo clara. No tengo claro cómo termina, pero pasó a mayores. Me acuerdo que ocurrió de una cosa determinada. Yo estaba sentada en un sofá, en una mesa camilla. Me agarra del pelo y me dio con la cabeza en la mesa”.

Carrasco “Subió echándome a mi la culpa de todo lo que le ocurría, que no le merecía la pena estar conmigo. Que era todo por mi culpa. Hay muchos episodios de mi vida que, no sé si por defensa, los tengo como olvidado (…) Yo en ese momento lo daba todo por bueno, lo justificaba y lo dejaba pasar. Me dijo que me fuera con mi madre y que era una hija de puta (…) Luego llegó un perdóname, estoy nervioso y el lloro. Y una vez más, yo le justifico, le creo y olvido. En aquel momento no sabía que iba a ser mi verdugo”, sentenció.