Este miércoles se emitió el noveno capítulo del documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' en el que Rocío Carrasco relató cómo su hija Rocío Flores y su exmarido Antonio David Flores urdieron un plan para meterla en la cárcel.

En este último episodio que se titula 'Algo se derrumbó en mí', la hija de Rocío Jurado ha desvelado lo que ocurrió tras la brutal paliza que le propinó su hija el 27 de julio del 2012. No solo tuvo que vivir con el episodio de la agresión sino también con el infierno que padeció tras ello, algo que la lleva a no poder perdonar lo que su hija hizo.

"No puedo mantener, muy a mi pesar, una relación con una persona que tiene a la otra persona al lado y con una persona que ha intentado meterme en la cárcel", confesó.

Después entre lágrimas relató: "No es que tu hijo te dé una paliza, que ya es, es que ha ido y me ha puesto una denuncia en connivencia con su padre. Lo ha premeditado, lo ha gestionado, ha tenido la capacidad suficiente para trazar con su padre una línea a seguir muy a mi pesar".

Carrasco volvió a mostrar nueva documentación para corroborar su testimonio y ha contado por primera vez los detalles del informe de Menores que acabó condenando a su hija por maltrato habitual y una falta de injurias y amenazas.

Rocío Carrasco devela que hubo otra agresión con un cuchillo que no contó

Rociito llegó a desvelar que padeció otra agresión, además de la paliza. Rocío la hirió con un cuchillo y le dejó una cicatriz que mostró a cámara. “Hay una agresión que ella me hace con un cuchillo. Ella estaba pelando una manzana y mi enano se mete en medio… aquí tengo la cicatriz”, explicó para añadir: “Yo le decía: Rocío ¿Qué has hecho? Lo único que quería era hacerle ver que tenía que darse cuenta de que eso no era bueno, que no estaba actuando bien, que eso no podía ser”.

La madre quiso obviar este episodio en Menores para que no cayera una condena mayor sobre su hija. “Dije que había sido sin intención”, indicó. "No quería ser la culpable de que le cayeran más cosas”.

Rocío concluyó con este mensaje: “Eso es lo que ha conseguido, en lo que ha conseguido convertir a su hija, en eso”.

Rocío Carrasco habla de una agresión con un cuchillo por parte de su hija Rocío Flores
Rocío Carrasco habla de una agresión con un cuchillo por parte de su hija Rocío Flores Mediaset

"No es cierto que tenga una orden de alejamiento"

Rocío pudo probar que sufrió un delito de maltrato continuado durante tres años, una falta de injurias y otra de amenazas por las que Rocío Flores fue condenada. Se le pedían 60 horas de trabajos a la comunidad, pero lo rechazó y se convirtieron en seis meses de libertad vigilada.

Después negó que le pusiera una orden de alejamiento. "No es cierto que tenga una orden de alejamiento, pero se me prescribe médicamente que no tenga contacto, que me abstenga y desconecte de todo lo que tuviera que ver con ella en ese momento", explicó.

Sin embargo, Carrasco sí quiere seguir obteniendo información de su hija y de cómo está. "Aún así no hago caso y aunque no tengo contacto con ella sí sigo teniendo contacto y sigo llamando a los mediadores y personas responsables de Menores que llevan su seguimiento de libertad vigilada".

Después añadió: "Yo seguía llamando al colegio para saber cómo se encontraba y cómo iba en la terapia, pero siempre pedí que no se lo dijera porque si no también se podría haber usado contra mí públicamente y yo ya no podía más".

Rocío Carrasco se adhiere a las medidas cautelares de que su hija no pueda volver a casa

Tras la brutal paliza y la posterior condena de su hija Rocío Flores nunca más vuelven a verse ni a hablar la una con la otra. Aunque Carrasco aclaró que nunca le puso una orden de alejamiento sí contó que decretó que su hija no volviera a su casa después de todo lo que había pasado. "Voy a declarar cuando llego al juzgado, la jueza empieza a interrogarme, antes de que me interrogue el Ministerio Fiscal, que también era una mujer, la parte del padre hace constar que pide unas medidas cautelares para que la niña no pueda volver conmigo. Cosa a la que yo me adhiero, y le digo que si no las pide él las pido yo y la niña no puede volver a mi casa".

"Eso se ha utilizado mediáticamente y públicamente para volver a crear la duda y una sombra de que hay un hecho truculento en mi vida en la que a mí me dan unas medidas cautelares en las que me dicen que mi hija no puede vivir conmigo, y ese es el motivo de esas medidas cautelares", explicó asegurando que le daba verdadero "pánico" el pensar que su hija pudiera volver a casa y volver a revivir algo parecido.

Rocío, entre lágrimas, señaló que no reconoce a su hija: "Soy yo la que se adhiere a esas medidas le dije a la niña que a mi casa no puede volver, yo tenía pánico porque era alguien que no conocía, alguien a quien había parido pero no tiene ni un ápice de mí dentro de su cuerpo, yo hubiera sido incapaz de haber hecho eso con mi madre ni con nadie. A esa niña la he parido yo 'pero no tiene nada mío, nada, nada!".

Las condiciones de Rocío Carrasco para hablar con su hija

Rocío Carrasco explicó después qué condiciones se tienen que dar para que retomen la relación o el contacto. "Por mucho daño hay algo que se pondrá recomponer pero partiendo de la base de que esa persona no esté ni en la vida de mi hija ni en la mía", señaló aludiendo a Antonio David.

En el capítulo "Quien quiera entender que lo entienda", Rociito explica que no puede tener relación con una persona que ha intentado meterla en la cárcel, por mucho que sea su hija, y más aún teniendo un padre que no para de manipular a sus hijos y a todos los que tiene alrededor.

"No puedo relacionarme con nadie mientras esa persona [Antonio David] esté en medio, no puedo hablar con nadie que se relacione con él", justificó.

Rocío Carrasco explicó que es lo que más le ha dolido de todo lo que le ha hecho su hija. “No me duele tanto la paliza como el hecho de que ella me quisiera meter en la cárcel. Me duele saber que una hija mía sea capaz de querer ver a su madre en la cárcel por algo que no he hecho”, expresó.

Después le mandó un mensaje a Rocío Flores: “Se tendrá que perdonar ella cuando se de cuenta porque creo que a día de hoy todavía no se ha dado cuenta”.

La reacción de Rocío Flores

Rocío también explicó que además por parte de su hija no ve ningún atisbo de arrepentimiento por todo lo que le ha hecho. Es más, sigue defendiendo a su padre y la reacción de anoche mientras se emitía el documental era de la más absoluta indiferencia.

Rocío publicó un Story de Instagram en la que se la veía en un cuarto oscuro, junto a la hora 22:59 y la frase: "Ahora sí, a desmaquillarme y a dormir", escribió junto a un emoticono dormido. Un mensaje con el que trata de transmitir que no tenía ningún interés en escuchar a su madre ni en ver el programa.

Una actitud totalmente distinta a la que ha tenido en los capítulos anteriores, que los ha visto enteros, según ella misma ha contado en televisión.

El informe psicosocial de Rocío Flores: "No reconoce a la figura materna como autoridad"

Después de recibir la denuncia falsa por malos tratos por parte de su hija, esta, Antonio David y Rociito tuvieron que someterse a un informe psicosocial. para la modificación de medidas. "Ese informe se realiza y se usa para determinar si la denuncia que la niña me ha puesto es real o no", explicó.

Rocío Carrasco vuelve a aportar la documentación como nueva prueba del infierno que padeció y en el que queda plasmado la manipulación que el padre ejerce sobre sus hijos. "El resultado es una polarización radical en sus preferencias hacia su figura paterna y rechazo de la materna", leyó.

También destacó otros fragmentos como estos: "El entorno de su madre, incluida su pareja Fidel [Albiac](...) es percibido como negativo, igual que en el caso de la figura materna", "la menor percibe a su padre como perjudicado por su madre y se aprecia en su actitud y descripciones una clara tendencia a proteger a esa figura".

O estos otros: "La menor se queja también de ausencia de afecto e inconsistencia en el estilo educativo de su madre (...) y admite que, con frecuencia, se producían enfrentamientos entre ambas" y "no reconoce a su figura materna como figura de autoridad y muestra un conjunto de argumentos encorsetado que resultan muy similares a los mostrados por su padre".

La manipulación de Antonio David a su hijo: "Su padre le ha explicado lo que tiene que decir"

Después también leyó la parte relacionada con su hijo David, quien también mostraba "una evidente falta de aislamiento del conflicto" entre sus padres, al igual que "aparentemente sus preferencias se orientan de forma polarizada hacia su padre y entorno paterno, si bien sus descripciones denotan vinculación afectiva hacia ambos entornos".

El documento reflejó la versión y actitud de David tras verse con los profesionales: "Considera que ha venido a contar dos cosas, que relata de forma encorsetada: 1) que no quiere vivir en casa de su madre porque es como "una cárcel" y 2) que él vio pelearse a "dos brujitas" (...) y que su madre pegó a su hermana, que aunque él estaba dormido y no pudo verlo, lo sabe porque su hermana se lo ha contado".

"El menor expresa que su padre le ha explicado lo que tiene que decir y se muestra preocupado por 'la decisión final', por lo que quiere dejar claro que prefiere vivir con su padre", dice el documento.

Un informe que refleja la situación de manipulación que sufrían los dos jóvenes por parte de su padre, y pese a ello, no fueron amparados por la Justicia, tal y como denunció la propia Rocío Carrasco. "Yo creo, pienso, siento, que cuando un informe de este calibre llega a manos de un magistrado o un juez, se debería poner alguna medida para lo que ahí pone. Es mi parecer", sentención. 2

Nadie haya hecho nada para que esto no volviera a suceder ni siguiera sucediendo

Rocío comentó indignada: "En muchas ocasiones me he sentido desamparada, pero sigo creyendo en la Justicia y tengo confianza en que, más tarde o más temprano, se va a hacer justicia". "Lo que hoy por hoy no entiendo es que, viniendo de un juzgado, nadie haya hecho nada para que esto no volviera a suceder ni siguiera sucediendo", denunció.

Por último, Rocío desveló cómo se encuentra tras vivir toda esta situación: "Me encuentro en una situación emocional muy débil, cronificada en el tiempo, por lo que, para que no estén separados, que se vaya el niño se vaya con el padre".